‘Unesco fue enfática’

ENTRETELONES DE LAS NEGOCIACIONES

MARIELA SAGEL

marielasagel@gmail.com

 

Facetas, La Estrella de Panamá, 31 de Julio de 2011

La doctora Camargo participó en la más reciente reunión del organismo, donde se habló de la Cinta Costera III

 


Testigo de excepción
fue la doctora Edilia Camargo en la reciente reunión que se llevó a cabo en la sede de la UNESCO en París. Funcionaria internacional por espacio de 20 años en el Secretariado de esa organización de las Naciones Unidas, que vela por la educación, las ciencias, la cultura y el avance tecnológico. Entró como dueña de casa junto con los aguerridos representantes de las diferentes organizaciones que tienen algo que decir en cómo se afectaría el Casco Antiguo si se ejecuta el proyecto como aparentemente nadie conoce.

Edilia es una mujer admirable, egresada de las aulas del Nido de Águilas, doctorada en filosofía en Burdeos y docente universitaria. Es miembro de la Red de Mujeres Filósofas, que auspicia la UNESCO, y actualmente es asesora del Presidente de la Asociación Internacional de Personal en esa misma organización. Exquisita en su trato, nadie se imagina que se recorre el mundo como maratonista, y que además recibe galardones por eso. Entrena a diario, es entusiasta de los quehaceres culturales, y forma parte del Secretariado Ejecutivo de la Red Continental de Personas Mayores de América Latina y el Caribe.

POLIFACÉTICA

Ha formado parte de innumerables publicaciones colectivas tanto en Panamá como en otros países y publicó su autobiografía en el año 2006 con el libro El Capitán Cabuya y su hija. Facetas conversó con ella para conocer de primera mano lo que pasó en esa reunión, que unos dicen que fue de una forma y otros alegan que resultó de otra. Pero antes, hagamos un recorrido por los diferentes debates que se dieron en esa ponderada cita.

E.D.: Esta 35ª reunión del Comité de la UNESCO del Patrimonio Mundial de la Humanidad (París, 19-29 de junio de 2011) se convirtió en un observatorio privilegiado para medir tanto la metamorfosis interna de la organización de la ONU en la cultura, uno de sus dominios exclusivos de competencia, y, por otro lado, aquella otra que toca a una de sus instancias técnicas independientes: el Comité creado por la Convención firmada en 1972, cuya función es monitorear la implementación de dicha Convención por los 187 Estados Partes.

La reunión estaba inicialmente prevista en Bareheim, pero se reprogramó en la Sede de la UNESCO en París, y alguien me explicaba: ‘No íbamos a premiar a un Estado que echa la policía a una manifestación de protesta de sus ciudadanos…’ –la Presidenta del Comité sigue siendo la Ministra de Cultura de Bareheim-. Sin embargo y a pesar de todas las medidas extraordinarias de seguridad que se tomaron, no se pudo evitar el enfrentamiento al final de la sesión de dos Estados Partes y miembros del Comité, Tailandia y Cambodia. Ambos están enfrascados en una disputa de 4,6 kilómetros de fronteras que tiene en ese breve espacio el templo khmer de Preah Vihear (ver Florence Evin, Le Monde del 29 de junio de 2011), parte de un conjunto arquitectónico del siglo XI, patrimonio de la humanidad, en territorio cambodiano. Irina Bukova, Directora general de la UNESCO, buscando una solución previa a la reunión, envió en misión especial al sitio a su predecesor, el embajador japonés -ex director general de la organización- en misión oficial.

Tailandia rechazó el plan de gestión propuesto por Cambodia, el cual obtuvo el aval del comité y con ello abandonó la reunión amenazando con denunciar la convención (mecanismo previsto dentro de ella). Esta eventualidad es la primera vez que ocurre. Ya fue elevado el caso ante el Tribunal Internacional de Justicia de la Haya, en lo que corresponde a la situación legal.

M.S.: ¿CÓMO SE RELACIONA ESTO CON EL CASO QUE PANAMÁ FUE A EXPONER Y PARA EL QUE TUVO QUE HACER UNA EXTRAORDINARIA LABOR DE CABILDEO, YA QUE EL PAÍS NO HABÍA CUMPLIDO POR ESPACIO DE 10 AÑOS EN LO QUE LE RESPECTA A MATERIA PATRIMONIAL Y ALGUNOS DE LOS SITIOS DECLARADOS PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD ESTUVIERON A PUNTO DE SER PASADOS A PATRIMONIO EN PELIGRO?

E.D.: ¿Que a dónde quiero llegar? Al escuchar los diversos planteamientos que fueron desarrollados en medio de los debates (a puerta cerrada, inclusive para la prensa) me preguntaba qué podría significar aquel pedido de ‘coherencia’ que hizo Australia, que tiene que ir más allá de los conceptos y, hasta de la jurisprudencia, agregaría yo, tratándose de la toma de decisiones del patrimonio en peligro o en vías de serlo y, ¿para qué? … ¿Para que un proyecto de aeropuerto a 17 kilómetros. del sitio maya de Copán deje de serlo y se convierta en ‘una pista de aterrizaje’ dentro de un sitio doblemente reservado? ¿O bastará con ‘dialogar’?, como sugurió allí madame Bukova, con el caso de Tailandia y Cambodia, los dos países asiáticos en conflicto-.

M.S.: ¿NO SE SUSTENTA ENTONCES EL PEDIDO DE PANAMÁ, DE QUERER HACER VER LAS COSAS COMO CORRECTAS?

E.D.: Perdona que te responda con preguntas, pero ¿quién gana o pierde en todo este rejuego de la cultura colocada como un apéndice de poca monta dentro de las estrategias de la política exterior de ciertos Estados partes? Porque es muy cierto que en el finísimo fondo de toda esta trampa politiquera y de políticas exteriores en el limbo de la pacotilla, va quedando en entredicho y hasta mal disimulada una falta de visión de políticas de desarrollo del patrimonio histórico cultural y natural de los ciudadanos del mundo a corto, mediano y largo plazo. Y no hablemos de hacer uso de la diplomacia boba y blanda para aportar agua al incendio…. O deshacer los trampolines de la politiquería vía el Comité e inclusive intentar resolver las disputas de soberanía, como en el caso de los dos estados asiáticos ya mencionados.

M.S. ¿QUÉ LE PARECE ESA SITUACIÓN? ¿QUÉ PUEDE LLEGAR A PASAR?

Es lamentable el giro patético que han ido tomando los trabajos científicos del Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Todo lo que hace pensar a futuro que bien podría un director de cultura encabezar la delegación de un país ante otro de los comités científicos de la organización, la Comisión Oceanográfica Internacional COI (el puesto de Panamá estaba vacío esta vez) y, por qué no, ante el Comité del Hombre y la Biosfera (MAB) cuyas reuniones coincidieron esta vez en París, como un Ministro de Obras Públicas, encabezar los trabajos científicos del Comité del Patrimonio Histórico.

M.S.: ¿FUE ENTONCES INÚTIL LA SUPUESTA GANADA DE TIEMPO QUE HIZO NUESTRO PAÍS PARA EVITAR QUE NOS SACARAN DE LA LISTA DE PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD O PARA QUE EL GOBIERNO HAGA CORRECTAMENTE LAS COSAS EN CUANTO A LA TERCERA FASE DE LA CINTA COSTERA?

E.D.: Yo no quisiera pensar que fue inútil puesto que la UNESCO fue enfática y dio el voto de confianza en otorgarnos seis meses para aportar los estudios técnicos, y ese término lo debemos cumplir. Eso sí, se nos vienen no sólo noches, sino días de un mundo al revés (es el título de la última novela de Elizabeth Ewembé , directora de la Sección África de la UNESCO)… Pero, no todo está perdido… El comité ha llamado a una reflexión para profundizar los límites jurídicos de la convención, y su posible extensión para reforzar los mecanismos de monitoreo y de cooperación. Y, por qué no, dentro del mismo ejercicio, los interesados pueden definir ‘nuevos crímenes’ contra la humanidad en la medida en que, deliberada e irresponsablemente, se proceda a la destrucción del patrimonio de todos. Porque lo que está en juego es la credibilidad de la convención y su fuerza no sólo jurídica si no moral. 

*Nota de MS: Actualmente, el INAC aduce que está cumpliendo con su compromiso de conducir los estudios técnicos, que son los de impacto ambiental y patrimonial y otros importantes aspectos, pero es necesario que la directora de esa institución salga a decirlo públicamente porque la única voz que se oye es la del ministro de obras públicas y él repite insistentemente que la cinta va, ¿pero por dónde? 

INCERTIDUMBRE. El Gobierno se mantiene firme en su posición de que el proyecto de la Cinta Costera III se concretará. Todavía falta por decidir la ruta que seguirá la arteria vehicular.