Enseñando con el humor

Autor Cubano-Chileno PEPE PELAYO

MARIELA SAGEL

marielasagel@gmail.com

Facetas, La Estrella de Panamá, 21 de Agosto de 2011

El autor es un especialista en la pedagogía del humor. Imparte técnicas, ejercicios y recomendaciones para que los educadores apliquen el humor en su imagen como profesores

En la Feria del Libro del año 2005, en la que Chile fue el país invitado, en el grupo de escritores que estuvieron presentes junto al presidente Ricardo Lagos, estaba el autor cubano-chileno Pepe Pelayo, cuyos temas son generalmente orientados para públicos infantiles y juveniles. Todos recordarán que esa ocasión fue un evento inédito en la breve historia que se ha escrito de las ferias del libro en nuestro país, ya que ha sido la única vez que un presidente del país invitado prestigió la inauguración, así como un mandatario panameño estuvo el día de la apertura. Esa tarde se celebró un acto de estado, como deben ser todas las ferias que se celebren en torno al libro. El escritor visitó en esa ocasión Panamá invitado por la Cámara Chilena del Libro y por el sello editorial que lo publica ya que como él mismo dice, la literatura infantil no es tomada en cuenta todavía como algo tan relevante como para ser parte de una delegación oficial, aunque debería ser todo lo contrario.
Pepe Pelayo estuvo recientemente en Panamá, de vacaciones, y conversó con Facetas acerca de sus vueltas, de sus obras y sus talleres, pues desde que lo conocí estoy pendiente de su frenética actividad y de su decidido compromiso no solamente de escribir para un público que muchas veces es desatendido –niños y sobre todo, jóvenes— sino de sus charlas para enseñar con humor.

EL AUTOR

Pepe Pelayo nació en Matanzas, Cuba, y reside en Chile desde al año 1991. Casado con Mireya Silva, chilena, su mánager, de quien dice ‘lo explota dentro y fuera de la casa, y a la que ama en ambos lugares’, ha publicado más de 50 libros, de los cuales unos 44 son para niños. Todos tienen en común que son hechos con humor, con mucho humor, pues se inició con él en el teatro, televisión, cine y radio como guionista, comediante y director escénico de la compañía ‘La Seña del Humor’, en su país de origen. Lo histriónico no lo ha abandonado ni él ha dejado la actuación, y muchas veces participa de montajes tanto en Chile como fuera, especialmente en los Estados Unidos. Estudió y se recibió como ingeniero civil en La Habana y pertenece a la Sociedad Internacional de Estudios del Humor.

Le han otorgado, dice que inmerecidamente, 15 premios y distinciones nacionales e internacionales, tanto por su obra literaria como por la gráfica y la escénica. Se dedica con el mismo delirio con que escribe a impartir charlas y cursos sobre crecimiento personal, pedagogía motivacional hacia la lectura y teoría y práctica de la misma, todo relacionado con el humor. Sobre esta materia tiene siete libros publicados, para niños y adultos, y se apresta a lanzar, en septiembre, el octavo, Gracias por Enseñar (prácticas para educar con humor).

‘LEER CON PP’

Aunque Leer con PP puede entenderse como Leer con Pepe Pelayo, es en realidad Leer con Placer y Pasión, según su blog.

Algunos de los talleres que imparte Pepe Pelayo están bajo el programa Lee Chile Lee, que es un proyecto de estado, oficial, auspiciado por el gobierno, a fin de promover la lectura. Bajo este programa el escritor está capacitando a todos los maestros de educación pre básica y básica. Se divide en tres aspectos, el primero es trabajar al docente como persona, no como profesional, para mejorar su calidad de vida, incorporando el humor como actitud ante la vida. Los profesores generalmente están estresados. Pelayo enseña un método de cómo mejorar su calidad de vida a través del humor.

El segundo es la Pedagogía del Humor, donde se les imparte técnicas, ejercicios y recomendaciones para aplicar el humor en su imagen como profesores, en la preparación de sus clases, y en la vida general del universo escolar, con el objetivo de hacerle placentera la asistencia a la escuela a los niños y que desde que se levanten por la mañana estén ansiosos por ir, algo imposible en estos momentos en que la única asignatura que les gusta es el recreo.

El tercero es la motivación a la lectura a través del humor. Técnicas, ejercicios y recomendaciones para atraer a los niños a la lectura usando como herramienta el placer que provoca el humor, que es muy parecido al placer estético y al placer lúdico. Durante esa etapa es donde comparte toda su experiencia de motivar a la lectura a los niños. Si con humor los profesores crecen como personas y hacen crecer a los niños, aplican el humor en sus clases y hacen agradable el proceso educativo y si encima de eso logran que los alumnos adquieran el hábito lector con el placer humorístico, entonces se cumplen los objetivos de educar de una manera superior, logrando formar niños más libres, con mejor criterio crítico, sentido común, imaginación, creatividad, etc. Esa es la apuesta que hace Pepe Pelayo.

Para él es importante que todos los maestros y profesores aprendan las prácticas para seducir a sus alumnos a leer. El resultado es que aprenden, por ejemplo, a enseñar cómo recrear chistes con los niños ó utilizar una palabra con dos significados. Se ensaya con un cuento con chistes, una historia con chistes, otra sin chistes. De esta capacitación el cubano chileno no devenga ni un peso y el programa es obligatorio tomarlo en la escuela básica y pre básica (desde pre kínder a octavo grado). El gobierno financia el programa porque es para escuelas públicas. Los mismos talleres las han adoptado las escuelas privadas y ellas lógicamente contratan a PP, pagando por sus servicios.

En los libros infantiles de PP, el mismo personaje es manejado desde el simple chiste hasta la historia final. En los de literatura juvenil y adulta, el humor es muy blanco, se une a la trama.

EL HUMOR EN PP

Desde que se inició en sus avatares escénicos, en Cuba y tenía su propio grupo de teatro, ‘La Señal del Humor’, que era muy al estilo Le Luthiers, se dio cuenta que tenía pegue con los niños. A Pepe Pelayo, que alega que su aseveración puede sonar a respuesta de candidata a Miss Universo, le encanta ver la risa en la cara de la gente y, en especial, en la de los niños.

Su libro Gracias por Enseñar señala que el siglo XXI es el siglo del estrés como protagonista y está más que seguro que el humor es el antídoto ideal. De la misma manera, está muy consciente que aún hay una tarea pendiente en nuestra sociedad, y es la de crear el hábito lector en todos nuestros niños. Sus trabajos académicos sobre el humor están orientados a promover el crecimiento personal. ‘La lectura desarrolla el vocabulario, el pensamiento, la creatividad y la imaginación, por lo que es un elemento de desarrollo personal. Me baso en que el placer estético, el lúdico y el humorístico son muy parecidos’, declaró recientemente para una entrevista en el Nuevo Herald, en ocasión del lanzamiento de dos nuevos títulos de la serie Pepito Matemático Lo inaudito de Pepito (Pictograma matemático) y El Mosquito Pepito (Relatos matemáticos).

Define el humor como una creación humana que provoca risa, sonrisa abierta o sonrisa interior, a partir de un proceso de comunicación, el cual involucra matices de inteligencia y emocionalidad que son inseparables de todo proceso subjetivo. Analiza todas las risas y presenta toda una serie de ejercicios para tomar la vida de una manera alegre, humorística, porque de lo contrario, y esto es lo que yo pienso, la vida se va a reír de nosotros.

Gracias por Enseñar es el segundo de sus libros publicados hasta ahora y está dirigido a docentes, padres, mediadores de la lectura y adultos interesados en general. Hace unos cinco años se publicó “Bienaventurados los que ríen”, que lo puede leer cualquiera que desee crecer como persona a través del humor, es decir, cualquier persona que quiera mejorar su calidad de vida.

Pepe Pelayo no ha escrito ni opinado públicamente sobre política y menos sobre la realidad cubana hasta ahora, pero le está empezando la comezón por hacerlo, de criticar al longevo Fidel Castro, a fin de que no quede como un testigo de excepción. Precisamente porque está muy consciente que los paradigmas son terribles en la educación y en el crecimiento de los niños, no induce temas ni religiosos ni políticos en sus talleres ni en sus libros. Tampoco se ha atrevido a expresar su opinión sobre los gays, porque los niños no la entenderían.

HERMOSOS E ILUSTRADOS LIBROS

Pepe y Mireya tienen, entre los dos, seis hijos varones. De los hijos de Pepe de su primer matrimonio, el menor de ellos es un extraordinario artista plástico, Alex, que es el responsable de todos los dibujos e ilustraciones que aparecen en sus libros y de su interesante blog www.pepepelayo.com. Alex no solo se dedica a ilustrar los libros de su padre, de la misma manera diagrama e ilustra los libros de otros autores en varios países. Actualmente vive en España. El mayor, Axel, reside en Chile, es músico y director de programas de Chilevisión. Ambos están casados. Entre Pepe y Mireya ya suman seis nietos, cinco de las cuales son niñas, y un petiso de Axel.

TALLERES EMPRESARIALES:

Así como el gobierno chileno adoptó los talleres de enseñanza con humor como una obligación para las escuelas públicas, algunas corporaciones privadas de ese pujante país han entendido que es necesario y hasta urgente aplicar el humor en las empresas. Durante esas jornadas se detecta que muchas veces el flujo de trabajo se detiene por culpa de un jefe amargado, a quienes sus colegas o subalternos le hacen chistes a sus espaldas o a costa de él. Se persigue con esta capacitación unir al personal por medio del humor, y entenderlo como lo que debería ser: una terapia.

También imparte talleres y charlas para promocionar la lectura. Duran dos horas, se dan recomendaciones de libros, se ejerce la actividad pedagógica y se presentan trabajos al final. Las otras charlas o talleres que aplica son de crecimiento personal a través del humor.

SUS VIAJES POR EL MUNDO

Gracias a todos los títulos que ha publicado hasta ahora, visita muchos países y asiste a ferias de libros, y se prepara para estar presente en la extraordinaria Feria del Libro de Guadalajara, México, que tendrá en 2012 a Chile como país invitado. Uno de sus destinos más visitados es Argentina y los países vecinos a Chile, como Paraguay. A veces pasa varios meses en la ciudad de Miami, actuando en televisión y con la colonia latina de Boston tiene un compromiso que cumple con cierta regularidad, para no dejar de ser comediante.

En ocasión de visitar nuestro país para la Feria del Libro en 2005, estuvo en el Centro de Rehabilitación Femenina (Cárcel de Mujeres) donde le dictó a las reclusas una charla de crecimiento a través del humor. Aplicó terapia de grupo entre ellas y recuerda que fue muy reconfortante la respuesta que recibió. Sería interesante que no solo para los privados de libertad sino para la gestión educativa en general que se considerara un entrenamiento como el que ha logrado impartir Pepe Pelayo en Chile, adoptado responsablemente por el gobierno y seguido de cerca por la educación privada y las empresas. No entendamos el humor como reírnos de las ‘harrypoteadas’ de los twitters sino como el verdadero antídoto para enfrentar la vida, aunque esas metidas de pata nos revienten de risa.