En torno a redentores

MARIELA SAGEL

marielasagel@gmail.com

Facetas, 26 de febrero de 2012

Enrique Krauze estudia a 12 de las personalidades más influyentes del continente en un libro más que interesante. Eva Perón, el ‘Che’ Guevara y Hugo Chávez son algunas de las figuras destacadas

El libro ‘Redentores, Ideas y Poder en América Latina’, del escritor Enrique Krauze, sigue causando revuelo, especialmente desde que a fines de noviembre el libro fuera presentado por el poeta Javier Sicilia en la FIL Guadalajara. Krauze y Sicilia han sido históricos adversarios ideológicos y en esta oportunidad se unieron para hacer un llamado por la paz. 
Enrique Krauze es un ensayista e historiador que ha publicado numerosos libros y ha fundado varias revistas en su país natal, México. Fue un cercano colaborador de Octavio Paz, premio Nobel de Literatura en 1990, durante 20 años en la revista Vuelta y precisamente a este escritor le dedica una de las doce biografías que es el compendio de Redentores. El resto de los biografiados incluye desde José Martí hasta Hugo Chávez, a quien define, en el prólogo como ‘que busca reducir la historia de su país a su biografía personal’. También señala que el presidente venezolano ‘no es un caudillo vulgar; es un líder mediático, un predicador, un redentor por Twitter’.

NO EXTENTO DE POLÉMICA

Apenas unos días antes de la presentación del libro, el combativo diario La Jornada publicó un artículo contra Krauze, tildándolo de ‘difamador’, resaltando sus vínculos con la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), a la que señala como un gremio de empresarios que agrupa los magnates de la comunicación y que, según el autor de la nota, ha sido caja de resonancia del golpismo y el terrorismo en América Latina. Pero apenas empezaba la polémica.

Javier Sicilia cobró notoriedad hace un año cuando organizó y lideró una marcha por la paz después de que su hijo fuera asesinado en medio de la escalada de violencia que sacude México y que parece no tener fin. Sicilia es colaborador de la revista Proceso y también de La Jornada, y un místico cristiano en la que basa su producción literaria. Además de la marcha que organizó, publicó un libro titulado ‘Estamos hasta la madre’ donde recoge varias décadas de artículos de su autoría, no escritos al calor de las emociones, muy bien sustentados y con argumentación sólida.

Para añadir sal a la herida, el aspirante a la presidencia de México por el PRI, Enrique Peña Nieto, en su desafortunada intervención en la feria del libro, al mencionar los libros que lo habían marcado, dijo que uno de Krauze que se titulaba ‘La Silla del Aguila’, siendo el autor Carlos Fuentes.

Rebuscando entre lo que se ha publicado sobre el libro y el autor, el mismo crítico de La Jornada que se fue de frente contra Krauze trae a colación un incidente de 1992 cuando Carlos Fuentes, escritor que respetan amigos y enemigos –que según él, no es el caso de Krauze— le dijo que era una ‘cucaracha’ en un coloquio cultural en 1992.

REDENCIÓN DE IDEAS

Escrito con una exquisitez estilística muy bien dotada, Redentores es un libro para tener a la mano y repasar de a poco. Las ideas son las protagonistas pero las mismas están encarnadas en personas cuyas vidas fueron tocadas por diferentes pasiones, poder, historia, revolución, amor, amistad, familia. Empieza con José Martí, y sigue con José Enrique Rodó (uruguayo) y otros dos José, Vasconcelos (mexicano) y Mariátegui (peruano), que están en la primera de seis partes bajo el título los profetas. Pasa a dedicarle un extenso espacio a Octavio Paz, en la segunda parte, como Hombre de su siglo. Los íconos revolucionarios componen la tercera parte y son Eva Perón, la única mujer del grupo, y su compatriota, el Ché Guevara. Luego sigue con Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa, que forman parte de la novela y la política, para llevarnos de la mano a atisbar la relación histórica de la religión y la rebelión entre el teólogo Samuel Ruiz y el Subcomandante Marcos, y remata con el caudillismo posmoderno de Hugo Chávez.

El autor de La Presidencia Imperial, ha recibido muchos reconocimientos por su labor de historiador y editor, así como por su permanente beligerancia en el plano político apostando por el neo liberalismo. Hasta sus detractores se dejan seducir por su talento para dotar, con cultura, el discurso cínico y falaz de los que ellos aducen han ‘destruido a México en 30 años de neoliberalismo’.

Enrique Krauze con su libro Redentores ha rescatado y puesto de manifiesto no solo la urgente necesidad de revisar los conocimientos que debemos tener en torno a las corrientes ideológicas que han determinado nuestros destinos sociales y políticos, sino las razones por las que sus abanderados adoptaron esas ideas que los llevaron a perseguir sus ideales. El libro se lee muy fácil, uno puedo leer la biografía que más le interese y no necesariamente en orden, aunque éste ha sido elaborado con mucha coherencia.

Javier Sicilia señaló que Enrique Krauze seleccionó a sus redentores de América Latina, como si fueran los apóstoles que inciden en la vida política y social de los pueblos latinos, todos ante los ojos de un historiador enclavado en la tradición judía pero en un mundo de cristianos. Añadió que Krauze no sólo estudia a los 12 redentores, personajes clave de la historia de Latinoamérica, ‘sino que intenta un diálogo con la mejor tradición política bajo el mejor profetismo judío y el mejor mesianismo cristiano’.

Es un libro interesantísimo y más interesante es la forma en que da luces sobre personajes que marcaron la historia de algunos países, y que durante sus vidas atravesaron muchas etapas de pensamiento. Hace falta que en Panamá tengamos un documento similar para que las nuevas generaciones de panameños y panameñas conozcan cómo hemos llegado a ser el país en el que vivimos, y eso no puede sino conocerse a través de las ideas y los personajes que lo fueron construyendo.