Un periodista incómodo

MARIELA SAGEL

marielasagel@gmail.com

Facetas, 4 de marzo de 2012

El mexicano es considerado uno de los 25 hispanos más influyentes en Estados Unidos y, posiblemente, el comunicador que más guerras ha cubierto y más mandatarios ha entrevistado

Jorge Ramos es un eterno protagonista en las pantallas de nuestros televisores, a través del noticiero Univisión (que se transmite en los Estados Unidos y 13 países de América Latina) y su presencia semanal en artículos de opinión, publicados en prensa sindicalizada en 40 países. Analiza la política estadounidense de manera inclemente, especialmente en lo que se refiere a los temas de inmigración. Es, posiblemente, el periodista hispano que más guerras ha cubierto y más mandatarios y personalidades ha entrevistado. Es mexicano, estudió comunicación en la Universidad Iberoamericana y se especializó en periodismo y televisión en UCLA, Los Ángeles, donde empezó su carrera televisiva. También tiene un título de relaciones internacionales de la Universidad de Miami.
El escritor Carlos Fuentes dice de él que la información en castellano le debe mucho y que ‘los latinoamericanos lo apreciamos enormemente, por su puntualidad, su objetividad y el carácter cultural que le da a su información’. Ramos es considerado uno de los 25 hispanos más influyentes de Estados Unidos por la revista Times, y la Latino Leaders lo señala como uno de los 10 latinos más admirados en Estados Unidos, y de los 100 más poderosos de América Latina. 

En el año 2002 creó el segmento Despierta Leyendo, desde el cual recomendaba libros, tanto de literatura mundial como infantil y juvenil, el primero de su índole en la televisión en español. Esto requiere que el periodista, además de estar al día de todas las novedades editoriales, invierta su tiempo en leerlas y comentarlas. Es una rara mezcla de analista político intelectual, porque en sus libros siempre uno encuentra refe rencias a autores que han trascendido. En la actualidad, según me comentó, conduce un programa que exhorta a los hispanos a culminar su carrera universitaria, titulado ‘Es el Momento’, también en Univisión, donde participó recientemente el Presidente Obama.

‘Con su cara de ángel. Con sus ojos azules. Con sus canitas. Con su apariencia de modelo de Hugo Boss y con su aire tan inofensivo, Jorge Ramos es en realidad un entrevistador implacable, un entrevistador incómodo, pero sobre todo, es un entrevistador valiente’ ha dicho la escritora Guadalupe Loaeza. Y es que Ramos Avalos parece un autor de cine, con un gran intelecto y opina con autoridad y conocimiento absoluto de causa.

Con este libro, que presentó el año pasado, Jorge Ramos pretende orientar a los mexicanos en cómo votar en julio próximo. Su cuestionario, en casi todos, va desde el gatillo de preguntarle directamente sobre cómo murió su esposa (en el caso de Peña Nieto) hasta cuánto dinero tiene (en casi todos los casos).

Es muy preciso cuando asevera que: ‘No hay pregunta tonta. No hay pregunta inútil. La peor pregunta es la que no se hace. Y en las entrevistas hay que llegar con la actitud de ‘si yo no hago esta pregunta, nadie más la va a hacer’. Hay que hacer las preguntas incómodas aunque sea por última vez y el entrevistado se levante. Es mejor que sea la primera y última entrevista, a tener varias en el papel de cómplice. Si tenemos que escoger entre ser amigo o enemigo del entrevistado, siempre resulta preferible ser su opositor. Nuestro trabajo es preguntar. El de ellos contestar. Al final, lo único que cuenta es nuestra credibilidad. Si nadie te cree, de nada sirve tu trabajo’.