DÍA MUNDIAL Y DEL ESCRITOR PANAMEÑO

Para leer y festejar

¡Que viva el libro!

MARIELA SAGEL

marielasagel@gmail.com

Facetas, 22 de abril de 2012

 

Cada 25 de abril se festeja el Día del escritor panameño, en conmemoración del natalicio del escritor tabogano Rogelio Sinán, el máximo exponente de las letras istmeñas

Mañana 23 de abril se celebra, desde el año 1995 cuando fue instituido por la UNESCO, el Día Internacional del Libro. Esta fecha se escogió para incentivar la lectura, impulsar la industria editorial y dar a conocer los derechos de los autores sobre su propiedad intelectual. Lo que empezó tímidamente en varios países, a los tres años sumaba más de un centenar. La fecha se escogió porque fue precisamente ese día, un 23 de abril de 1616, que murieron William Shakespeare, Miguel de Cervantes Saavedra y el Inca Garcilaso de la Vega.
A Shakespeare, reconocido como el más representativo exponente de la lengua inglesa, le sorprendió la muerte a los 52 años en su pueblo natal, Stratford upon Avon, un 3 de mayo, que corresponde, según el calendario juliano, al 23 de abril. Cervantes, por su lado, habiendo nacido en Alcalá de Henares murió en Madrid a los 69 años. Don Miguel, autor de la obra universal Don Quijote de la Mancha, es un escritor a quien se señala como el padre de la novela moderna y a veces se refieren a él como ‘Príncipe de los Ingenios’.

El Inca Garcilaso de la Vega, cuyo verdadero nombre era Gómez Suárez de Figueroa, fue un historiador y escritor peruano que nació en Cuzco, Perú, en 1539 y murió en Córdoba, España, ese mismo año de 1616. Se le ha llamado a través de los textos de historia como el “primer mestizo biológico y espiritual de América’, el que supo combinar su herencia indígena con la europea y produjo una obra de gran valor histórico, como lo es Comentarios reales de los Incas, donde se expone la cultura, historia y costumbres de los habitantes incas y otros originarios del Sur, y la Historia General del Perú, en la que el autor trata el inicio de la colonia.

FECHA SINGULAR

Hay otras coincidencias en torno al 23 de abril. Ese día también nacieron o murieron, aunque en diferentes años, los autores Maurice Druon (francés), Halldor Laxness (novelista islandés), Vladimir Nabokov, el célebre autor ruso que se catapultó a la fama con Lolita, Josep Pla, escritor y periodista catalán, Manuel Mejía Vallejo, colombiano y también periodista y escritor y el poeta inglés William Wordsworth.

El símbolo de este día, como se ha ido haciendo costumbre, es la entrega de una rosa y un libro, porque en el santoral cae el Día de San Jorge (en catalán Diada de Sant Jordi), fecha en la que murió el patrono de varios países, como Inglaterra, Etiopía, Bulgaria y Portugal, y se regalan tradicionalmente estos dos detalles simbólicos. El entusiasmo y la observación de la tradición han ido en aumento y ese mismo día se entrega el premio Cervantes, el principal galardón destinado a los autores hispanos. Este año corresponderá al chileno Nicanor Parra, el antipoeta, a sus 97 años, recoger de manos del Rey Juan Carlos (si la salud de ambos lo permite) ese reconocimiento, en Alcalá de Henares.

CAPITAL MUNDIAL

Una vez establecido por la UNESCO e iniciado su conmemoración año tras año, se ha ido escogiendo una capital mundial del libro desde 2001, cuando esa primera selección recayó en Madrid. En el año 2002 fue Alejandría, Nueva Delhi en el 2003, Amberes en 2004, Montreal en 2005, Turín en 2006, Bogotá en 2007 y Ámsterdam en 2008. 2009 tuvo de sede a Beirut, Liubliana en 2010 y Buenos Aires en 2011. Este año la capital del libro es Ereván, Armenia, una de las ex repúblicas soviéticas que, aunque pequeña, es famosa por sus manifestaciones culturales, artísticas e industriales.

Para que la ciudad de Everán, capital de Armenia, fuera seleccionada como Capital Mundial del Libro, se presentó ‘un programa muy detallado, realista, anclado en el tejido social de la ciudad, centrado en aspectos universales y con la intervención de todos los actores de la cadena del libro’, según dictaminaron los miembros del comité de selección, que lo integran las tres principales organizaciones profesionales internacionales del sector del libro y la edición –la Unión Internacional de Editores (UIE), la Federación Internacional de Libreros (FIL) y la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas (IFLA)–. ‘Felicito a la ciudad de Ereván, que ha presentado un programa particularmente interesante, con numerosos aspectos temáticos, como la libertad de expresión, y también varias actividades para los niños, que son los lectores y los autores de mañana’, declaró la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova. ‘Movilizar a todo el sector del libro y la lectura, desde los autores a los impresores y los editores sin duda contribuirá a asegurar el éxito del programa y tendrá repercusiones duraderas para Ereván’, agregó.

ESCRITOR PANAMEÑO

Como en efecto las coincidencias no existen, en Panamá se ha destinado el 25 de abril, también esta semana, como el Día del Escritor Panameño. Esa selección se dio en base a que un 25 de abril nació en la isla de Taboga, hace 110 años, nuestro más insigne escritor, Bernardo Domínguez Alba, mejor conocido como Rogelio Sinán. Gracias a la iniciativa de la Universidad Tecnológica de Panamá, mediante la Ley 14 del 7 de febrero de 2001 se honra a los intelectuales de la pluma y es en esta ocasión que se otorgan los premios Rogelio Sinán, con la gran distinción que el certamen es a nivel centroamericano, lo que lo convierte en el único concurso internacional de literatura que se organiza en Panamá.

ACTIVIDADES

En Guadalajara, por iniciativa de la Feria Internacional del Libro, la más importante de la lengua hispana y del mercado editorial de Iberoamérica, se realizó un interesante concurso para determinar qué libro sería objeto de una lectura continua por 12 horas, como se ha hecho desde hace diez años, no solo en la capital de Jalisco, sino en 77 municipios de ese estado de Jalisco y once ciudades más: Aguascalientes, Ciudad de México, Ciudad Juárez (Chihuahua), Colima, Guanajuato, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Ciudad Mante (Tamaulipas), Zacatecas, y Montreal (Canadá). La obra seleccionada fue Drácula, de Bram Stocker, en homenaje al centenario de la muerte del escritor irlandés.

En el Distrito Federal se realizará del 23 al 27 de abril el Festival Internacional de Poesía y Prosa, organizado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA), esa dinámica organización gubernamental que regenta las manifestaciones culturales en el país azteca y que es la encargada de conservar el patrimonio histórico y lo hace muy bien.

Varias editoriales, como Tusquet, van a estar realizando diversas actividades y lecturas de los libros que edita. La Cámara Panameña del Libro también ha organizado entregas de libros en diferentes puntos de la ciudad y volanteos en lugares estratégicos para ir permeando a la población la importancia que tiene esta fecha y esta semana, en anticipo a la gran celebración que se realizará en agosto, con la celebración de la Feria Internacional del Libro. Un total de 300 novelas se estarán obsequiando a través de llamadas del público a algunas emisoras destacadas que se han sumado a esta iniciativa.

Regalemos, durante toda la semana, una rosa y un libro a todos los seres queridos, a los colegas, a los maestros, en honor a los escritores y la industria editorial.

Una fiesta para los escritores

La doctora Edilia Camargo , filósofa panameña, que fue funcionaria de la UNESCO por más de 25 años nos dijo que ‘el tema del Día del libro’ es la matriz de todo un movimiento de renovación de los sistemas educativos formales e informales que la UNESCO sigue impulsando a pesar ‘de todo el sabotaje que, los mismos enemigos de siempre (los ignorantes) seguirán haciendo en contra de la organización… bajo un pretexto político u otro…’. 
El escritor, fotógrafo e ingeniero José Luis Rodríguez Pitti, director de un instituto que desarrolla e innova con tecnologías en la UTP señala que ‘el 23 de abril es la fiesta por los autores. Los escritores que con su creatividad y su trabajo contribuyen con el progreso de la humanidad. En Panamá, además de hacerlo el día del libro, lo hacemos el día en que nació Rogelio Sinán, unos pocos días después’.

‘No es poca cosa: no sólo es importante celebrar la lectura y el trabajo de los escritores, es importante que los jóvenes sientan orgullo por el trabajo que hacen los autores que han crecido y vivido en Panamá antes que ellos. Orgullo nacional que es importante que se convierta en la semilla para que anhelen continuar este trabajo pocas veces remunerado que es el del escritor. Sobre todo, el del escritor panameño’, dictaminó.

El doctor Eduardo Benítez Isturain, Presidente del Instituto Panameño de Derecho de Autor y Asesor de la Cámara Panameña del Libro, nos indica: ‘Luego de transcurridos 17 años de la vigencia de la Ley sobre Derecho de Autor (Ley 15 de 8 de agosto de 1994) Panamá cuenta con uno de los sistemas de protección del derecho de autor más avanzados de la región y se apresta a realizar importantes reforma requeridas para la implementación del Tratado de Promoción Comercial con Estados Unidos, así como de otras postergadas desde hace 1999, en materia de observancia, la remuneración compensatoria por copia privada, entre otras’.

‘La aprobación de esa ley fortalece la posición de Panamá como país apto para la inversión extranjera directa en el ámbito de las industrias culturales, que es uno de los motores del crecimiento económico en cualquier país’, apuntó.

La campaña que se llevará a cabo durante la semana, bajo el liderazgo de la CPL, se llama ‘Aquí sí leemos’. Se entregarán libros en diferentes empresas privadas que han apoyado esta iniciativa a través de ‘trivias’ en algunas emisoras del país.