Mafalda celebrará sus ‘sin cuenta’

BODAS DE ORO

MARIELA SAGEL

marielasagel@gmail.com

Facetas, 1o.  de abril de 2012

El popular personaje apareció por primera vez el 29 de septiembre de 1964 en la revista argentina ‘Primera Plana’

A mediados del mes de marzo se organizó una celebración para conmemorar los cincuenta años de Mafalda y sendas invitaciones se cursaron a nivel internacional, por el editor de la famosa niña de historieta a quien no se le nota la edad, Daniel Divinsky.

Pero así como algunos atrasan la celebración de ese medio siglo, e invitan unos años después al festejo de sus ‘Sin Cuenta’ –yo lo hice hace un par de años— en el caso de Mafalda tendremos que esperar dos años para que la niña más revolucionaria, filósofa, democrática y rebelde del mundo apague las velas. 

Mafalda odia la sopa, las injusticias y las guerras y una de sus frases preferidas es ‘paren el mundo, que me bajo’. Ha sido el personaje más importante del humorista argentino Joaquín Salvador Lavado, mejor conocido como ‘Quino’ y a pesar que desde 1973 su mentor no ha seguido mostrando sus travesuras, aún está vigente su filosofía. Quino dice que no sigue dándole vida porque ‘los jóvenes están desilusionados y no quieren cambiar el mundo para mejor’. Yo creo que no están desilusionados, sino que la mayoría son indiferentes a los graves problemas que enfrentamos.

QUINOTERAPIA

El más simpático de los premios Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez, ha dicho que ‘lo que se aproxima más a la felicidad es la Quinoterapia’. El gran periodista y humorista colombiano, Daniel Samper Pizano, asegura que Quino ‘no es un hombre de pocas palabras, es un hombre de casi ninguna palabra’ y hasta un estricto crítico de los medios de comunicación, como es el escritor italiano Umberto Eco ha expresado que es ‘una heroína iracunda que rechaza al mundo tal cual es, reivindicando su derecho a seguir siendo una niña que no quiere hacerse cargo del universo adulterado por los padres’.

En pleno Buenos Aires hay un homenaje a ella, sentada en una banca. Julio Cortázar, el autor de Rayuela, que era un gigante con cara de niño, como alegan los que lo conocieron, decía que ‘No tiene importancia lo que yo pienso de Mafalda. Lo importante es lo que Mafalda piensa de mí’.

En Cuba su autor no ha sido muy popular porque la niña con incontinencia verbal y mental, expresó en una ocasión ‘¿por qué ese cretino de Fidel Castro no dirá que la sopa es buena para que así la prohíban en la Argentina?’.

A pesar que sigue dibujando, el ‘momentum’ de Mafalda fue el reflejo de lo que acontecía en el mundo en la década de los ’60, escenario del Mayo Francés, los Beatles, John F. Kennedy, Martin Luther King, Jean Paul Sartre y Simone de Beauvoir, la llegada del primer hombre a la luna y muchos otros acontecimientos que hicieron repensar a la clase media sobre sus objetivos, más allá de las fronteras de la Argentina y que mediante los diálogos mordaces de la ‘piba’ fueron creando una cultura contestataria que hoy día aún prevalece.

En el apogeo de su fama criticó la política económica de su país y la violación de los derechos humanos que se daba, lo que creó una horda de seguidores auto proclamados quinomaníacos en otros países y en el suyo propio.

En mayo de 2007 y después de ser traducida a más de 30 idiomas, las tiras cómicas en las cuales Mafalda es la protagonista principal tuvo una espléndida recepción en el país del comic manga, Japón. Allí se le rindió un tributo a su creador en ocasión de la celebración de su cumpleaños 75.

En una entrevista que se le hizo a su autor el poeta, periodista, actor, dramaturgo y novelista argentino Rodolfo Braceli, en 1987, Joaquín Lavado confiesa que su mayor fuente de inspiración para crear las célebres frases que ayudan a entender el mundo a grandes y chicos es la Biblia, pero no por temas religiosos, sino como una fuente inagotable de ideas: en ella está todo, poesía, sexo, política. La Biblia estimula el humor.

CUMPLEAÑOS POSPUESTO POR DOS AÑOS

Apenas se empezó a divulgar la celebración del cumpleaños de esta picaresca personita, salieron por las redes sociales y por internet toda clase de opiniones, a favor en su mayoría. Un airado Joaquín Lavado desmintió que fuera el cincuentenario de su personaje principal: “Mafalda se publicó por primera vez el 29 de septiembre de 1964 en la revista Primera Plana. Cualquier otra fecha de cumpleaños no es correcta. Vamos a celebrar (los 50 años) dentro de dos años”, se lee en la página www.quino.com.ar.

A pesar de ello, muchos fueron los artículos publicados en relación a este acontecimiento, incluso que existe una leyenda mexicana que indica que Mafalda murió atropellada por un camión que transportaba sopa, la que sabemos que odia.

Mafalda ha sido emblema de la Declaración de los Derechos del Niño para la Unicef, sus amigos son los voceros de una publicidad de higiene bucal en Argentina, es la protagonista de una campaña para elegir a los consejos Escolares en España y en Cuba han publicado Mundo Quino y producido los primeros Quinoscopios. También Quino ha sido distinguido para ilustrar un afiche con el personaje de Mafalda que conmemora el Día de los Derechos Humanos. En ocasión de la celebración del V Centenario en 1992 se organizó en Madrid una gran muestra de 1,200 m2 titulada ‘El Mundo de Mafalda’, en la que además se exhibió un cortometraje realizado en Cuba sobre un dibujo de Quino de Mafalda con Colón. Su realizador, Juan Padrón, produjo posteriormente unos 104 clips de un minuto de duración.

Cuando Mafalda llegó a los 25 años se editó un libro para la ocasión, al igual que hay otro de sus 40 años. Preparémonos para el que se editará por sus Sin Cuenta. Cuando uno lee los pregones de Mafalda & Friends parece que son de la semana pasada, por lo que es fácil que atraiga a personas a las que nos interesan los temas que trata.

Los arquitectos de un ícono

MARIELA SAGEL |

Quino nació en la provincia de Mendoza, Argentina, hace casi 80 años, de descendientes andaluces

 

PANAMÁ. Siempre detrás de un escritor hay un buen editor. Y en este caso, un buen dibujante. Joaquín Salvador Lavado, mejor conocido como Quino, le dio alma, vida y corazón a la peculiar Mafalda y gracias a eso ha recibido el reconocimiento del mundo entero.

Nacido en Mendoza, Argentina, hace casi 80 años, de descendientes andaluces, también presenta incongruencias en su fecha de nacimiento, como hoy día podemos apreciar en su más importante creación. Desde chico tuvo claro que quería ser ilustrador y para ello entró a la Escuela de Bellas Artes de su ciudad natal, la que abandona al rato ‘cansado de dibujar ánforas y yesos’. La ilustración la quería hacer como humorística y de historieta.

A pesar de las penurias y estrecheces que pasó, logra colocar sus historietas en algunos diarios y en 1962 hace su primera exposición en una librería. A los dos años lanza Mafalda y lo que sigue es historia, la que estaremos celebrando dentro de dos años si su salud y la sopa que tanto odia su pícaro personaje, se lo permiten.

Daniel Divinsky ha sido el editor de Quino por varias décadas, más precisamente desde 1964, año en el que ahora se establece nació Mafalda. García Márquez comentó una vez en broma a su editora catalana, la implacable Carmen Balcells que lo que más me gustaría en la vida es ser agente literario y tener un autor como yo. Sin jactancia, me atrevo a decir lo mismo ‘lo que más me gusta en la vida es ser editor y tener un autor como Quino’.

Su empresa, Ediciones de la Flor, ha sido la única que a través de los años ha editado los que produce Quino. Siendo abogado y gran lector, Davinsky se vinculó con algunos autores y editores, que lo convidaron a ingresar en el negocio editorial.

Durante la dictadura militar en su país se exilia con su familia en Venezuela, pero su suegra sigue al pie del cañón y editando a Quino, que les muestra su solidaridad con su aporte ilustrativo. En Venezuela se involucra en la distribución y promoción de la Biblioteca Ayacucho, que entonces estaba dirigida por el intelectual uruguayo, Ángel Rama.

Hoy día, tanto el creador como el editor de la célebre Mafalda gozan de una bien sustentada fama que mantiene vigente los pregones de la desenfadada piba.