Manejo de la basura

MARIELA SAGEL 

marielasagel@gmail.com

El Siglo, 28 de Mayo de 2012

Recientemente me he dedicado a observar la forma en que manipulan la basura las personas (generalmente hombres) que van en los carros recolectores. Y me ha producido una gran lástima que haya ciudadanos que para obtener un sustento, tengan que realizar labores tan desagradables y tan poco higiénicas.

Estos trabajadores están permanentemente sucios, en monos de trabajo bastante arruinados por la mugre. He visto a muchos que no usan guantes, lo que los expone a contraer cualquier enfermedad y entrar en contacto con toda clase de porquerías que producimos los humanos.

Algunas veces, las bolsas ceden a su peso y al ser levantadas derraman todo su contenido, lo que hace que no se recojan en su totalidad los desperdicios que estaban destinados a Cerro Patacón.

¡Qué fácil sería que todos, cada uno de nosotros, dispusiéramos de la basura en forma ordenada! En una bolsa van todas las botellas de vidrio, en la otra todas las latas de aluminio, en la siguiente los plásticos y en la otra, todos los desperdicios de papel. Si se catalogara de esta manera, se podría no solamente bajar el riesgo de recoger los desperdicios orgánicos por parte de los abnegados recolectores, sino que se generarían ingresos para aquellos que se encarguen de ordenar los plásticos, los vidrios, el aluminio (los pepenadores ya lo hacen, desbaratando las bolsas que contienen de todo) y el valioso papel, del cual ahora se hacen precisamente, productos reciclados. Es una cadena que empieza en la casa y termina en la disposición adecuada de todo lo que botamos.

Los seres humanos somos capaces de generar mucha basura y en Panamá estamos acostumbrados a desperdiciar absolutamente todo. Nos comemos un chicle y botamos su empaque en la calle. Ya hemos superado no solo la capacidad de recoger la basura sino de acumularla sin que se recoja apropiadamente. Debemos poner un alto a este desperdicio. Está probado que casi todo se puede reciclar y en países ingeniosos se hacen muchos artículos con materiales que han sido usados, a la vez que se generan trabajos para muchas personas, se crea riqueza y hasta exportaciones. Recientemente supe de unas carteras que hacen en la India con material reciclado un grupo de mujeres que han sido maltratadas y ya las exportan a otros países. Las ferias de reciclaje se llevan a cabo con mucha regularidad. Acerquémonos a ellas y aprendamos cómo aprovechar el máximo de lo que botamos.