Aburrido jamás, entretenido quizás

MARIELA SAGEL 

marielasagel@gmail.com

El Siglo, 20 de agosto de 2012

La verdad es que este país, por pequeño que sea y por la poca cultura que cada vez ostentamos con más bombos, no es para nada aburrido. Si lo que uno busca es diversión, hay mucha y de todo tipo, tanto en la televisión, el refugio de muchos, como en los shows políticos: todos los días hay una nueva tontería de algún político que comentar, o el permanente tranque que es el tema de conversación principal. Eso sin mencionar las colitas de huracanes que de repente nos azotan, sin más daños que los cinco minutos de sobresaltos, o las decisiones a las que lleguen los organismos del Estado para dilucidar algún impasse. No habíamos terminado de protestar contra la negativa del Ministerio de Economía de otorgarle al Hospital del Niño el terreno que anteriormente ocupó la Embajada americana, y cuestionábamos la aseveración de que no había dinero para invertir en salud, cuando el presidente decidió entregar el lote al patronato de ese hospital, en presencia de los clubes cívicos, como si fuera la gran cosa. Y encima tenemos que agradecerlo. No contentos con el show mediático que representó esa pantomima, se le ocurre al presidente proclamar que en la Cinta Costera, en virtud de la conmemoración del V Centenario de la instauración de la primera diócesis católica en tierra firme, va a construir una imagen de la Virgen María, más alta que la Estatua de la Libertad, lo que significa que debe medir un mínimo de 46 metros y en total 93 metros del suelo hasta la antorcha, lo que es equivalente a un edificio de un mínimo de 30 pisos. La icónica estatua, situada en una isla a la entrada de Manhattan, tiene su simbolismo en que representa la libertad y la emancipación, donde llegaban muchos inmigrantes para huir de la opresión.

¿Cómo vamos a tener una Virgen en medio de edificios de mal gusto y más altos y cómo se va a inaugurar en menos de un año? A menos que el contrato, como todos, vaya para la firma brasileña y el mismo arquitecto que diseñó la Tusa. ¿Será una tusa vestida de Virgen?

La verdad es que todo esto suena un poco cómico, pero hay que seguir andando. Al menos tenemos el refugio, ante tanta demencia, de la Feria del Libro, que se inaugura el miércoles 22 en Atlapa, y donde toda la familia podrá gozar de verdaderos ratos de enriquecimiento cultural. No dejen de acudir a esta cita con las letras y la entrada a un Mundo Maravilloso.