La voz del pueblo

RICARDO ARIAS CALDERÓN

MARIELA SAGEL

facetas@laestrella.com.pa

Facetas, 19 de mayo de 2013

En una época en la que la política se ha convertido en un arte no de pensadores o idealistas, sino de usureros y oportunistas, figuras como Ricardo Arias Calderón se tornan sumamente relevantes.

Efectivamente, la presentación de la obra Ricardo Arias: pensador y constructor de democracia, que tuvo lugar a principios de mes, se convirtió en un homenaje a quien fuera uno de los líderes de la Cruzada Civilista y presidente del Partido Demócrata Cristiano (PDC).

Fue un justo homenaje a este hombre poseedor de una preclara inteligencia, que en su vida política se caracterizó por su ideales democráticos, en contraposición al juega vivo y el cinismo que siempre ha caracterizado a la clase política criolla.

Así fue cuando corrió junto a Arnulfo Arias Madrid en 1984, y también cuando apoyó la candidatura de Guillermo Endara Galimany, en 1989. En ambas ocasiones tuvo que renunciar a la presidencia, un símbolo de sacrificio que revela mucho de su carácter.

Le tomó al periodista Julio Bermúdez Valdés varios años recopilar los datos biográficos plasmados en la obra, que sin duda se convertirá en una obra de referencia para los estudiosos de la política istmeña. Ricardo Arias Calderón

PRESENTAN BIOGRAFÍA

El filósofo de la política

MARIELA SAGEL

facetas@laestrella.com.pa

Antes que político Ricardo Arias Calderón fue un pensador, ajeno a las maniobras del poder. Un nueva obra recoge sus memorias

A inicios del mes de mayo se presentó en un salón lleno hasta su máxima capacidad el libro Ricardo Arias Calderón, pensador y constructor de democracia, del periodista Julio Bermúdez Valdés.
Las memorias del veterano líder de la democracia cristiana panameña era esperada por los que sabíamos que el autor llevaba varios años trabajando en ellas, con el apoyo de la familia Arias Calderón y la dirección entusiasta de Teresita, esposa de Ricardo.

Si bien para muchos RAC (como se le dice entre corrillos) es una figura pública. Su biógrafo ha dado muestras de excelencia profesional en sus desempeños, y lo hace una vez más en este índice biográfico cuyo contenido da para más estudios del pensamiento de un filósofo y político, pero sobre todo, un pensador, como lo es el ex vicepresidente de la república. Esto es algo que Bermúdez Valdés, un veterano periodista, ha sabido plasmar en su obra.

¿CUÁNTO TIEMPO TE TOMÓ HACER ESTE LIBRO?

Dos años y tres meses. Pudo haber tomado más, abordar un personaje como Arias Calderón, abundante de acontecimientos, nutrido de actividad implica necesariamente estudiarlo en un escenario histórico. No es tanto tiempo si vemos que la biografía de Gabriel García Márquez le tomó a Gerald Martin casi 20 años.

¿CÓMO LLEGASTE A LAS NOTAS Y CORRESPONDENCIA ENTRE RICARDO, SUS HERMANOS Y SU MADRE, TÍA Y ABUELA CUANDO SE FUERON ELLOS A ESTUDIAR?

Ricardo participó activamente en compilar parte de las notas. Hay muchas instancias que aparecen en los medios de comunicación, es cuestión de disciplina de investigación. Toda su actividad post 1999 está en los diarios impresos. . . Ricardo es ordenadísimo, encontré recibos de lavandería de 1953, notas donde establecía cuánto había gastado en un mes. Eso facilita mucho el trabajo. . . Las cartas con su madre, su tía, su abuela (a las que se refiere el libro). Yo quedé asombrado cuando ví la documentación. Todo ordenado meticulosamente y de un valor antropológico incalculable toda vez que eran mujeres que estaban al día en la época que les tocó vivir, observan el escenario y toman posiciones. La madre de Ricardo fue una de las más activas del movimiento feminista. Se opuso a la continuación del gobierno de Arnulfo (Arias), pero no solo se opuso, participó activamente en marchas, en firma de documentos. Las cartas revelan y sustentan esa condición de hombre disciplinado, de hombre ordenado.

ES MUY INTERESANTE EL TEMA DE LA EDUCACIÓN QUE RECIBEN LOS TRES HERMANOS DESPUÉS DE HABER QUEDADO HUÉRFANOS DE PADRE. . . 

Yo siento que en su infancia es decisiva la influencia de su abuela, de esa dama victoriana con un carácter muy definido. Los tres hermanos tuvieron tres madres. Es un fenómeno muy especial. Ellos crecen conscientes de que ellos son los hombres de la casa. Estas tres mujeres se consagran a la formación y la educación de estos tres muchachos. Son el resultado de la educación recia que les inculcaron. Ricardo y sus hermanos (Ramón Manuel y Jimmy), al tiempo que son formados y educados por tres mujeres, pasan a una escuela de disciplina militar, que no es un instituto, donde se mantiene el orden. (Culver, en Indiana, Estados Unidos). . . Cuando Ricardo entra a Yale es un hombre de un criterio. Esto lo va a ayudar a ingresar en ese mundo que se abre cuando el niño se separa del hombre, que tiene posiciones muy puntuales y empieza a diseccionar una situación y le asaltan las dudas y entonces es que piensa en hacerse sacerdote.

EL LIBRO ES ABUNDANTE EN REFERENCIAS DE GRANDES PENSADORES QUE TUVIERON MUCHA INFLUENCIA EN ÉL…

El filósofo Jacques Maritain es decisivo en su formación. Su influencia fue más determinante que la del padre Manuel de Maguregui, y fue un hombre clave en su vida (especialmente en los momentos en que Ricardo se debatía entre el sacerdocio y la filosofía). Su paso por la Universidad de Yale fue muy importante, ya que las dudas que tiene sobre su futuro asoman allí y las debate entre sus amigos, cuando en aquel grupo se dicen sus vidas y expone su dilema. Así es que se le plantea a quién quiere servir, a Dios o Panamá. Termina con primer puesto tanto en Culver, como en Yale y la Sorbona. Todas estas ventajas le brindaban grandes opciones y él elige la puerta estrecha, como dijo en su momento Omar Jaén, y se viene a Panamá. Es muy interesante el encuentro que tiene con las obras de Santo Tomás de Aquino.

ES OBVIO QUE LA VIDA DE RAC HA SIDO UNA DE COHERENCIA EN SU PENSAMIENTO QUE APLICA A LOS MOMENTOS POLÍTICOS QUE SE VIVEN. 

Así es, ha llegado a participar con sus adversarios en causas nacionalistas, por ejemplo el 9 de enero de 1964. Cuando se dio esta situación lo golpea muy fuerte, se hace parte del Consejo Nacional de la Soberanía. Lamenta cómo los partidos tradicionales de la época se hacen de la vista gorda. Reflexiona por varios meses antes de tomar la decisión de ingresar a la Democracia Cristiana. No se aprovecha de su élite, de ser parte de ella.

¿HA HABIDO EN PANAMÁ OTRO POLÍTICO SIMILAR?

RAC es la figura político-ideológica, de partido, más relevante. No es un político chanchullero, maniobrero, identifica el problema y desde ese punto toma una decisión. Carlos Iván Zúñiga fue otro político ideológico con posiciones muy firmes. En el caso de Ricardo, la Democracia Cristiana no tiene otro momento más estelar que el que él dirige. Ricardo identifica la situación, por ejemplo, aprovecha la coyuntura del veranillo político de 1979 y a lo largo de diez años convierte su posición en un mecanismo para lograr otro objetivo. Su constante es la democracia.
Ricardo Arias Calderón enfrentando a los dobermans
Y LE HAN SIDO TRAICIONEROS LOS DE SU MISMA POSICIÓN POLÍTICA. ES INTERESANTE CONFIRMAR LA MANIPULACIÓN QUE LE HA HECHO ‘LA PRENSA’ HABIENDO SIDO ÉL FUNDADOR DE LA MISMA Y EN TEORÍA, AFÍN A SUS CRITERIOS DE DEMOCRACIA Y LIBERTAD. . . 

Así es, por ejemplo el mismo día que está evaluando su posible candidatura en 1989 se entera por un periodista que Guillermo Endara es el candidato. Aun así depone sus intereses porque su objetivo es la democracia y corre como vice presidente. Él ve con otras luces, nunca por interés particular. Es muy coherente.

HABIENDO QUERIDO SER SACERDOTE, ¿TÚ CREES QUE HUBIERA SIDO UN BUEN CURA?

Hubiera sido un buen presidente. Un presidente atípico, con la formación intelectual de un hombre que viene de la escuela francesa, de una Francia de post guerra que ha sido crítica frente a toda la situación de la II Guerra Mundial, con posiciones progresistas e interlocutores como Simone de Beauvoir y Jean Paul Sartre. . . Por la excelencia en que fue cultivado, a lo mejor este país hubiera tenido otros derroteros. Pero precisamente eso que nosotros observamos como su ventaja sobre otros políticos sea su talón de Aquiles, porque este país no demanda un pensamiento de excelencia, aquí predomina la maniobra, el juega vivo.

SIENTO QUE EL LIBRO SE HA QUEDADO CORTO, NOS QUEDAMOS CON GANAS DE MÁS. . . 

Es una pincelada, un índice de lo que puede ser un estudio de su pensamiento. Es necesario entrar a un estudio sobre el pensamiento político de Arias Calderón. Cuando tú entres a esa etapa vas a tener que ver su posición frente a la iglesia católica, de crítica, de un hombre que establece una relación muy sólida con Monseñor Marcos G. McGrath, que fue el renovador de la iglesia panameña. Hay que entrar al pensamiento de la soberanía, frente al problema social. Por ejemplo, Ricardo es amigo de los Estados Unidos pero nunca avaló su presencia en Panamá. Reconoce la gestión social y patriótica de Omar Torrijos, y señala que su problema era la democracia. Sigue siendo coherente, sus copartidarios no admitieron lo del pacto META y supo sustentarlo en su momento. Haber llevado el libro o la biografía más allá hubiera tomado más tiempo. Tendríamos que meternos en los análisis, por ejemplo, que en su momento hizo de cómo hay una coherencia entre el nivel de pobreza con la falta de democracia. Eso daría para otro libro.

¿Y RAC ESTUVO PARTICIPANDO DE TODO EL DESARROLLO DE LA INVESTIGACIÓN DEL LIBRO?

Desde el inicio estuvo muy involucrado, pero la enfermedad que tiene lo ha marginado de seguir sus actividades normalmente y meses después empezó a declinar. Nunca lo oí quejarse y debe sufrir dolores espantosos. Hay informaciones cruciales que si se hubieran incorporado hubieran sido una bomba, pero mi rigor profesional no me permitió incluirlas porque no están totalmente sustentadas. El relato no es tan profundo pero la profundidad dependerá del diálogo entre los protagonistas. Sé que las confrontaciones en el gobierno de Endara no fueron fáciles y a veces enconadas. Con este libro se ha logrado invitar de una manera muy fácil a investigar sobre hechos muy puntuales que han marcado nuestra historia. Aporta un índice de un tema del que mucha gente no quiere hablar y si levanta un debate en los próximos meses, enhorabuena.

VOY A LA IRREMEDIABLE PREGUNTA DE SI LA INVASIÓN FUE NECESARIA Y SI RAC ESTUVO ENTRE LOS QUE LA PIDIÓ. . . 

Yo también me hago esa pregunta y coincido con él. Aparte de la tragedia, del dolor que le causó al país, hay de por medio una verdad que en algún momento tendrá que salir a flote. La Democracia Cristiana tenía suficiente influencia como para prohijar un cambio entre los militares, allí está plasmado. Pero hay quienes no quieren discutir el tema, no quieren tocarlo, y es para mí vital que RAC siempre aportó elementos suficientes para establecer que él no pidió la invasión. Seguirá debajo de la alfombra si no hay interés nacional. El 9 de enero es una fecha unánime en la sociedad panameña, el 20 de diciembre divide en dos la sociedad panameña. Ni los gobiernos PRD ni los no PRD han decretado al 20 de diciembre día de duelo nacional. El último cuarto de siglo fue el más álgido y polarizado que ha vivido el país. La cuestión social y la nacional chocan. No hay referencias en los libros de textos ni reconocimientos a nuestros grandes héroes y estadistas.

EN EL DESARROLLO DEL LIBRO SE NOTA CÓMO SIEMPRE TUVO UNA PREOCUPACIÓN POR LOS SERES HUMANOS QUE CONFORMABAN LAS FUERZAS DE DEFENSA Y SU ENFRENTAMIENTO POSTERIOR ENTRE LOS QUE IMPULSABAN SU DESMANTELAMIENTO. . . 

Sobre ese tema y sobre muchos otros hay material para hacer otro libro y sería muy interesante hacerlo, pero un trabajo a fondo del pensamiento. En la vida de Ricardo Arias Calderón hay una constante, la del pensamiento propio, que no es producto de su clase social, si no de su magnífica formación tanto académica como moral.

DIFERENCIA ENTRE UNA BIOGRAFÍA COMO ÉSTA Y OTRAS QUE HAS ESCRITO. . . 

La primera biografía que hice fue la de doña Rosario Arias de Galindo. Ese es un libro elaborado en primera persona, que da mayor libertad al protagonista. Éste está hecho en tercera persona, lo que demanda muchos recursos de redacción, se apela a muchos sinónimos.