Letras canaleras en el Sur

MARIELA SAGEL

facetas@laestrella.com.pa

5 de mayo de 2013

Un poeta y una cuentista panameña han sido invitados para participar en la Feria del Libro de Argentina, que arrancó el pasado 25 de abril

Dos escritores panameños viajaron esta semana a representar a nuestro país en la Feria del Libro de Buenos Aires, que celebra su 39ª versión, la más antigua de América Latina. Carlos Oriel Wynter Melo y Javier Alvarado van a realizar varias ponencias y participar en diálogos literarios con público y otros escritores de diferentes países, uno de los más destacados el mexicano Juan Villoro. Carlos Wynter
Con Carlos Wynter conversé antes de su viaje y a Javier no lo pude atajar porque ya había partido. Ambos fueron invitados por la Fundación El Libro, que es la que organiza la feria y la Embajada de Panamá en Argentina, a través de nuestro representante Mario Boyd Galindo, que desde que está en ese cargo se ha distinguido por darle un apoyo permanente a los autores panameños, en años anteriores a través de un pabellón en los predios feriales y ahora con la invitación que ha cristalizado en el viaje de estos dos representantes de las letras.

MS: HÁBLANOS ACERCA DE TU PARTICIPACIÓN EN LA FERIA DEL LIBRO DE ARGENTINA…

CW: Voy a participar por medio de ponencias y diálogos literarios, actividades que se han llevado a cabo con anterioridad en México, Chile y en esta oportunidad, se replica en Buenos Aires. Mi ponencia se titula ‘La literatura y la intrascendencia de los bits’. Javier, por su lado, tiene una charla titulada ‘El Canal de Panamá a través de tres esclusas: novela, poesía y teatro’. De igual forma, se van a realizar reuniones en cafés y en la casa del embajador, lo que va a producir una auténtica tertulia literaria. También participaré en la mesa redonda ‘Experimentar con lo clásico. (Des) equilibrios latinoamericanos’. Otra actividad con jóvenes se ha organizado alrededor del tema ‘El futuro no es nuestro’. Realizaremos una lectura de poemas y textos en un café de Palermo donde participará también un poeta argentino.

MS: ¿Y QUÉ INVOLUCRA EL RESPALDO DEL GOBIERNO NACIONAL PARA TU PARTICIPACIÓN EN LA FERIA DE BUENOS AIRES?

CW: El INAC nos ha pagado el pasaje, me acerqué a la presidencia también. La directora Maruja Herrera respaldó nuestra representación. La embajada paga la estadía y los viáticos los manejamos nosotros. Queremos ofrecer un vistazo diferente sobre Panamá. Creo que ha llegado la hora, sobre todo porque estamos creciendo mucho en otros aspectos. Panamá debe sumarse a esta constelación de intercambios que se está dando a nivel literario y hay que darle mayor fuerza a nuestras fiestas culturales. Cuando los escritores de otros países nos visitan quedan fascinados con el país, y debemos sumarnos a la onda cultural. En nuestra cultura hay muchos códigos interesantes. Hay que ir de la mano del país, es el momento de Panamá y que crezca en este aspecto. Actualmente no se les da importancia a nivel institucional y oficial a nuestras manifestaciones culturales y es bueno que se destaque este valioso apoyo. En Panamá hay taras contra la literatura y arte y hay que resaltar la calidad humana que poseemos.

MS: HAS TENIDO MUCHA ACTIVIDAD FUERA DE PANAMÁ ÚLTIMAMENTE…

CW: Así es, de hecho, he estado en Miami, en Puerto Rico, en Guadalajara (varias veces), en Nicaragua. Este año sale mi primera novela en la editorial Sudaquia de Nueva York. El argumento es sobre un músico que está convencido que Omar Torrijos todavía está vivo. Esa es una leyenda urbana, que no murió en el accidente. Mi protagonista empieza a buscarlo por diferentes lugares de la ciudad y esto lo lleva a caer en los infiernos, pierde su trabajo, se vuelve promiscuo. Es una novela que trata de rescatar el panameño sencillo y se apega a la historia. Yo considero que Torrijos marcó el modo del ser nuestro, ese es mi planteamiento. Es un líder que caló hondo, un gran patriota, una persona que se preocupó mucho por Panamá. La novela se llama Nostalgia de escuchar tu risa loca, que es un tango. Recuerdo que la escuché en mi infancia cantada por Dyango. Tiene 250 páginas, es interesante su historia y la considero una sobreviviente ya que el texto me lo robaron dos veces, en 2009 me robaron la computadora y rescaté una copia impresa y lo tuve que volver a levantar. Después en el 2011 me volvieron a robar la computadora y la memoria USB, pero lo tenía en Google documents. Eso me indicó que tenía que buscar la manera de rescatarla. El contrato incluye la edición en Estados Unidos y distribución electrónica y versión digital. Yo me considero hijo del boom, me marcó la obra de Cortázar y por él me hice cuentista. Tuvieron también una gran influencia en mí los textos de Pedro Rivera y de Justo Arroyo.

PERFIL

Una promesa del cuento

Carlos Oriel Wynter Melo es un narrador, cuentista y editor nacional. Formó parte del grupo de 39 narradores que se reunieron en Bogotá en 2007 como una de las actividades de la celebración por ser la capital mundial del libro ese año. De ese grupo, seleccionado por un jurado conformado por Piedad Bonnett, Héctor Abad Faciolince y Óscar Collazos -y apoyado por la votación de más de dos mil editores- se distinguieron los que entonces marcaban ‘el futuro de la literatura latinoamericana’.
En el año 2011 fue seleccionado para participar en la actividad que se desarrolló en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara en la jornada ‘Los 25 secretos mejor guardados de América Latina’.

Wynter Melo está dedicado al proceso de escribir, es docente universitario, investiga en torno a temas de literatura y dirige una editorial, cuya producción incluye varios títulos.