Semana de cumbres

MARIELA SAGEL 
El Siglo, 14 de octubre de 2013
Montreal, Canadá — Esta semana se inaugura en Panamá la XIII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno con el lema ‘El papel político, económico, social y cultural de la comunidad iberoamericana en el nuevo contexto mundial’. En el año 2000 fue la vez anterior que a Panamá le tocó ser sede de una cita como esta, y el hecho es de muy ingrata recordación, ya que durante el desarrollo de la misma se dio a conocer de un atentado que se le iba a hacer a Fidel Castro, el ‘guerrillero del tiempo’, como lo llama su biógrafa.

En el lanzamiento de esta cita diplomática se anunció que se iba a realizar en el nuevo centro de convenciones, y si no estaba terminado, se llevaría a cabo en ATLAPA. Que yo sepa, ese ambicioso proyecto que se ubicaría en Amador no se ha empezado a construir. También se dijo que se iba a mostrar el Biomuseo, el Metro y el perfil de los rascacielos. Estos tres últimos es más probable que se vean, el primero de lejitos, el segundo no del todo terminado y los rascacielos sí son una realidad, bastante contrastante con las calles llenas de basura, las comunidades sin agua y el infernal tráfico. Debemos unir esfuerzos para que la ciudad muestre su mejor cara a los mandatarios, que en esta ocasión nos visitan.

La comunidad iberoamericana tiene que mostrar mucho a Panamá en los temas de la cumbre, y antes que cerrarnos de la mollera a criticarlo todo debemos, como panameños, estar receptivos a lo que se acuerde en sus deliberaciones. Si mal no recuerdo, el expresidente Álvaro Uribe, en la cumbre del 2000, dijo que estas cumbres eran una especie de turismo diplomático, que no producían nada concreto.

Hay mucha expectativa por esta reunión, especialmente porque inmediatamente posterior a ella empieza el Congreso de las Academias de la Lengua, que convocará a lo más granado de los cultivadores de las letras en nuestro país y donde en su marco se va a presentar la última novela del Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, titulada El Héroe Discreto.

Panamá tiene mucho que aprender de la comunidad iberoamericana en temas culturales y en cuanto a la reunión de las academias, ojalá que no se le ocurra al presidente acuñar como un panameñismo, lo que recientemente dijo en un medio de comunicación, y que ha causado espanto a nivel mundial, que él no necesitaba cogerse un ‘fucking real’. Todos esperamos que se comporte a la altura de su cargo.