Lo prometido no fue cumplido

lunes 23 de junio de 2014 – El Siglo

“Si hubo “más de lo mismo”

Una de las promesas que se hicieron en campaña de los locos, en el 2009, fue prometer que no habría más de lo mismo (lo que no ha dejado de ser y superarlo), que no entrarían limpios ni saldrían millonarios, que a todas luces ha sido la prioridad antes de cumplir con las obras de Gobierno, y que se podía meter la pata pero no las manos, lo que han hecho a manos llenas. Esto sin contar que el presidente no viajaría tanto, que no tendría un nuevo avión, que él sí sabía cómo bajar los precios de los alimentos y otros eufemismos más que fueron violados a la primera sentada en la silla presidencial. Sin importarle nada ni nadie, ni su propia familia, el presidente se ha pasado cinco años ofendiendo, agrediendo, dejándonos en ridículo a nivel nacional e internacional (recuerden los bailes desaforados y las metidas de pata en sus caprichosas visitas de Estado, en que se metía en temas que no le concernían o en que no tenía la información correcta) y dándonos pésimos ejemplos de comportamiento.

Ahora se sale con la historia de que es más panameño que el sao, cuando nos restregó que había dos presidentes italianos en el mundo, él y Berlusconi. No quiere ni saber de ir por su segunda patria. También anticipa que el próximo Gobierno será perseguidor, y dice que él no lo fue ya que se dedicó a gobernar. Parece no acordarse del régimen de terror que le montó a los periodistas que lo criticaban, del encarcelamiento del presidente Pérez Balladares, de las venganzas que tuvo con los panameñistas cuando los sacó del Gobierno y encima, llegó al ridículo de botar del INAC (y la directora que se prestó para ello) a un títere, a Casimiro, por unos videos de fin de año que recreaban sus actuaciones circenses.

Lo que sí cumplió el presidente Martinelli fue que Varela sería presidente. Contra sus muchos millones invertidos, compra de conciencias e intento velado de reelección, cumplió