La evolución de un museo para las bellas artes

Domingo 28 de junio de 2015 

“Resaltan las salas de arqueología y culturas mundiales, y las de arte moderno -desde sus épocas tempranas hasta nuestros días.”

En 1972 el museo sufrió un cambio de estatus. Mariela Sagel
MARIELA SAGEL

En 1972 el museo sufrió un cambio de estatus.

Mariela Sagel
marielasagel@gmail.com


Dirigido por Nathalie Bondil, el Museo de Bellas Artes ubicado en Montreal cuenta con varias salas de exhibición, además de programas didácticos que auspician conferencias.

Resaltan las salas de arqueología y culturas mundiales, y las de arte moderno -desde sus épocas tempranas hasta nuestros días-, y todo lo relacionado al arte de Canadá y Quebec, arte internacional, diseño y artes decorativas, gráficas y fotografía. Su magnífico auditorio también es usado para conciertos.

El antiguo edificio, que está destinado a las colecciones de arqueología, cultura mundial y exposiciones temporales -además de la sala de conferencias y la biblioteca- fue el primero en ocuparse. Asimismo, ofrece un espacio para que los estudiantes tengan sus talleres.

En 1991 el museo sufrió su cuarta expansión al inaugurarse su tercera sala dedicada a los grandes maestros y al arte internacional, enfrente del edificio que ocupó en 1912, al cual se comunica por medio de un pasadizo subterráneo que sirve de galería bajo la Rue Sherbrooke.

Es interesante destacar que en 1972 el museo sufrió un cambio de estatus: de ser una institución privada pasó a ser una corporación mixta para ‘fomentar las artes plásticas, diseminar el conocimiento del arte, adquirir, conservar, coleccionar, mostrar y exhibir obras de arte’. Del Ministerio de Cultura de Quebec recibe el 50% de sus fondos anuales.