Llegando al tronco

Domingo 14 de diciembre de 2014

‘Debemos mantener la presión a través de todos los medios y redes sociales sobre los temas que nos tienen asqueados.

Mariela Sagel
marielasagel@gmail.com


Hace cuatro semanas empecé una serie de artículos bajo la consigna de la corrección fraterna que había lanzado el presidente Varela, enumerando los casos de corrupción que han ido saliendo a la luz pública, aunque pareciera que por donde uno pincha sale pus. Señalé las evidencias más obvias: el affaire Moncada Luna, respaldado financieramente por el tío Pipo Virzi, la descarada ‘asfaltización’ de las calles de la ciudad, con el consecuente desgaste que han traído las lluvias que ocasionan huecos inmensos en esas mismas vías de circulación. El escándalo de la Caja de Seguro Social, que fue confirmado esta semana por el nuevo director, al afirmar que la ciudad hospitalaria era un proyecto innecesario, dotado de un equipo que no funciona, aunque el anterior director se ufanaba en decir que la institución estaba con la tecnología de punta. Como ése era su negocio y el de sus compinches, por allí va la cosa. Los faltantes en la Autoridad de Turismo y las propiedades encontradas al titular del Mides, cuya gestión no se sintió en cinco años.

La seguí con los manejos del director del PAN (Programa de Ayuda Nacional), el único que está preso en La Joya —porque el exmagistrado disfruta de medida cautelar en su cómodo apartamento—, la escandalosa compra de los radares, lanchas y otros dispositivos de seguridad por parte del exministro que esta semana salió amenazando a su sucesor y a la periodista de este diario que valientemente ha dado seguimiento a este tema, con pruebas que desde fines de 2011 constan en los expedientes. La falta de compromiso para arreglar la infraestructura sanitaria frente a la desaforada construcción de centros de salud a un costo de millones de dólares en lugares donde las necesidades básicas para que funcionen, como la electricidad y el agua, no se han solucionado.

Continué los señalamientos con el medular tema de Financial Pacific, que parece es la madre de todos los males, los sospechosos manejos de la entidad de cooperativas y lo muy ligado que está a esa casa de valores. El destape de la compra de los carros bomba y su vinculación con la exalcaldesa, la asignación de publicidad estatal, las irregularidades encontradas en la Autoridad de la Pequeña Empresa y la indiferencia de las autoridades de Educación y Cultura ante los monumentos históricos y la historia patria, al punto de mancillarla. Rematé la semana pasada con Tocumen, la Autoridad Aeronáutica, la Cadena de Frío y el escándalo de la sustracción del equipo de espionaje y pinchazos comprado a Israel por 13 millones de dólares, a través del PAN como una necesidad social y violando todos los procesos de adquisición establecidos para el Estado y ahora nadie sabe dónde está. Me falta aún el Metro, las instituciones bancarias, la innovación gubernamental y otras que salen como ramas del putrefacto tronco del gran corruptor.

Como la bola pica y se extiende, esta semana estuvo en Panamá el procurador ad-hoc del Perú, que investigó y encarceló al expresidente Fujimori y su adlátere Vladimiro Montesinos, junto a otros de sus compinches. José Ugaz, sugirió que para que se investigue la corrupción, se debe crear una comisión especial y que se involucre a la juventud, que ha dado muestras de compromiso, —sugiero jóvenes profesionales como Richard Morales, Yahir Leis, Alfonso Grimaldo, Javier Yap Endara, los chicos del Kolectivo que han sido aguerridos defensores en los tiempos más oscuros y amenazantes del pasado quinquenio— para que ‘caiga quien caiga’. Debemos mantener la presión a través de todos los medios y redes sociales sobre los temas que nos tienen asqueados de lo que hizo con este pequeño país una partida de bribones, algunos de los cuales se arropan en la consigna de los corruptos, como señaló Ugaz, de: ‘Yo no sabía, no se me participó’, cuando eran miembros de un gabinete y de directivas de instituciones que han estafado al Estado.

¿Estaremos llegando al tronco?