CULTURA Y CIUDADANÍA

Mariela Sagel, La Estrella de Panamá, 6 de diciembre de 2015

En todos los países, …, hay derechos que los ciudadanos debemos exigir a voz en cuello, … (como) el derecho a la educación…’

A pesar de que podría verse como un empeño sin esperanza, el de corregir el rumbo y lograr una sociedad con equidad e igualdad de oportunidades, a diario se plantean a quién le importa el futuro y tal parece que a muchos, especialmente a los jóvenes, que abarrotaron esta feria, no solo para tomarse ‘selfies ‘, sino para escuchar a autores juveniles, ir a los conciertos que se daban todas las noches en los alrededores del complejo de exposiciones donde se realiza la feria y hacer filas larguísimas para entrar a los más cotizados eventos.

Una charla interesantísima a la que asistí fue la que impartió el escritor español Antonio Muñoz Molina, que además presentó su último libro Como la sombra que se va , que es la reconstrucción del crimen de Martin Luther King, la huida y captura de Earl Ray, su asesino. La charla llevaba el título ‘Lectura y ciudadanía ‘ y en ella el escritor y columnista, que además es académico de la lengua, explicó de una manera diáfana por qué es necesario ejercer la ciudadanía de forma pragmática. En ello, la cultura juega un papel muy importante, porque es bien sabido que los presupuestos más castigados —sino inexistentes como en nuestro país— son los dedicados a estos temas.

En este rescate y ejercicio de la ciudadanía por medio de la lectura y la cultura, es imprescindible difundir la historia y no la leyenda, de allí que sea tan importante y pertinente la beligerancia y persistencia de grupos como el Movimiento Ciudadano por la Identidad Panameña. No se permite estar añorando lo que no supimos defender, por eso es válida la defensa de las luchas reivindicativas a las que los panameños nos hemos visto abocados y no hacer borrón y cuenta nueva y regatear los méritos a sus principales protagonistas. Nuestro tejido social ha sido tan fracturado, tan ultrajado y tan vapuleado que es preciso organizar cosas prácticas para que no se siga desmembrando.

En todos los países, sin excepción, hay derechos que los ciudadanos debemos exigir a voz en cuello, y no hacer concesiones: el derecho a la educación, pero igualitaria y que todos se capaciten para lo que mejor sean más aptos. Esta es una cuestión de vida o muerte. En igual importancia está el derecho a servicios de salud accesibles y de calidad. También a gozar de seguridad y vivir en un ambiente de paz y sobre todo, a confiar en el sistema judicial, que no haya atisbos de corrupción y que siempre estemos conscientes de ella.

Finalmente, y como una utopía para algunos de nuestros países, todos los ciudadanos tenemos derecho a contar con una biblioteca donde podamos tener acceso a información confiable y lecturas orientadoras. Esto es básico, porque una condición esencial de todo ciudadano es que tenga conocimientos de historia y de ciencias.

El debate sobre la prevalencia de las tecnologías que hoy están en boga, como son el Internet y las redes, es el mismo que se dio hace unas décadas, cuando la televisión fue suplantando la plática en las reuniones familiares y la lectura, pero hay que entender que las tecnologías cambian, pero no lo que se piensa de ellas.

Hay que saber usarlas y no abusarlas, y que una no reemplace los gozos de la lectura y la conversación.

Momentos mágicos que invitan a reflexionar sobre a quiénes nos importa el futuro, ejerciendo la ciudadanía de frente.

MÁS DE LA FERIA DE GUADALAJARA

Mariela Sagel, Facetas, 6 de diciembre de 2015

Nuevos escritores y obras, nuevos horizontes para quienes no agotan su curiosidad

Mayra Santos Febres desveló los misterios del tango en su presentación.

 

La 29va. Feria Internacional del Libro de Guadalajara llega hoy a su fin, esperando romper la barrera de 1 millón de asistentes y con el Reino Unido como invitado, que a pesar de no contar con un ‘stand’ vistoso o aparatoso, fue un convidado de lujo. ‘Babelia’, el suplemento cultural de El País , publicó en su portada una adaptación de la célebre foto de los Beatles cruzando un paso cebra y el título ‘All you need is books’, haciendo referencia a la canción del cuarteto ‘All you need is love’.

Lo más interesante de esta feria es cómo al lado de los más famosos escritores se sientan los menos conocidos, dándosele al intelecto más valor que a la simple comercialización, que es la tónica que prevalece en la nuestra. Esa diferenciación es responsabilidad de la organización y de esa manera se orienta y se influencia al público.

Enrique Villa Mata, español, ganador del Premio a las lenguas romances

MIS DESCUBRIMIENTOS

Me encanta descubrir nuevos escritores porque no me va alcanzar la vida para leer todo lo que quisiera, y por eso disfruté mucho la charla de Enrique Vila-Matas con el director de contenidos de Conaculta, alrededor de Qué leer antes de morir , que destiló erudición sin estridencias, donde el catalán que mereció el Premio de Lenguas Romances de este año, se refirió a los clásicos de la literatura con tanta naturalidad y conocimiento como la cosa más común. Esta colección la impulsa el instituto cultural estatal de México y reúne los clásicos del mundo (franceses, ingleses, rusos y otras nacionalidades), junto a los hispanohablantes (España, Argentina, Chile, Colombia, etc.) y un tercer apartado que son los clásicos de México, que son un montón, cada uno más interesante que el otro.

De Guatemala estuvo David Unger, un autor que escribe en inglés y vive en New York, pero que siempre narra temas de su país y que presentó la novela El Manipulador. Es la recreación del sonado caso Rosenberg en un extraordinario thriller donde abundan las luchas de poder, traiciones, lealtades insobornables, corrupción, historias de amor imposibles y un sinnúmero de pasiones humanas entretejidas. Ese caso, ocurrido en 2009, involucró al entonces presidente Álvaro Colom y su secretario privado y fue tan complicada la resolución de ese crimen que hoy día todavía existe la duda si fue el presidente de entonces el autor intelectual, tal como lo señaló el asesinado en un video póstumo que se volvió viral en You Tube.

Libro de David Unger, El Manipulador

De Puerto Rico presentó una novela la conocida poeta y cuentista Mayra Santos-Febres, titulada La amante de Gardel , que combina las creencias que siempre hemos tenido sobre el cantor de tangos o Zorzal Criollo, como se le conoce, las dudas que han existido sobre dónde nació o de dónde salió, y la autora hace un canto a la música, la sexualidad, las prácticas curativas ancestrales y todo esto unido en una prosa que entona la pasión que une a dos vidas totalmente dispares, reitera que el corazón tiene motivos que la razón no entiende y rescata los azarosos designios del destino, que nadie sabe dónde van a aterrizar.

Mayra Santos-Febres hizo una presentación magnífica de su libro, donde explicó cómo investigó sobre la vida de Gardel en los barrios de Buenos Aires y Montevideo, los misterios del tango que ella alega es como hacer el amor con ropa y la defensa del erotismo y la sexualidad como las manifestaciones más naturales de los seres humanos. La autora, en conversación que sostuve con ella, es defensora de un feminismo hereje, en lo que coincidimos totalmente.

El premio Tusquets recayó este año en Alberto Barrera Tyszka, venezolano que vive en su país, periodista y guionista, con su novela Patria o muerte. El jurado que le otorgó el premio valoró la valentía de contar sin contemplaciones la realidad venezolana, así como el ‘absorbente ritmo narrativo’ a la hora de reflejar ‘las angustias y complicaciones de unas vidas condicionadas por la histeria y las tensiones de un país pendiente de un líder carismático’. Son viñetas de la vida de los venezolanos en los meses antes de la muerte de Hugo Chávez, unidas por el fino hilo de un conocedor del tema ya que es el autor de la primera biografía documentada del ex presidente de Venezuela: Hugo Chávez sin uniforme, una historia personal , publicado en 2005, en colaboración con la periodista Cristina Marcano.

No es el primer premio que gana Barrera Tyszka, ya había obtenido otro igualmente prestigioso como el Herralde, en 2006. El escritor es columnista y colaborador de El País , Letras Libres , Etiqueta Negra y Gatopardo , entre otras publicaciones, además de guionista de telenovelas tanto venezolanas como colombianas.

La feria estuvo este año saturada de eventos importantes, homenajes y conferencias. Ya no pude ver y escuchar a Leonardo Padura, a Guadalupe Loaeza, a Francisco Martín Moreno o a Elena Poniatowska y muchos otros que presentaron sus libros o condujeron coloquios posteriores a mi fecha de regreso. Hubo un espacio muy concurrido y debatido sobre periodismo y literatura, donde estuvo Elenita, la octogenaria princesa polaca, y también un periodista mexicano que me deslumbró por su elocuencia y humor, Jorge Fabricio Hernández. Todos los años descubro nuevos autores y se abren nuevos horizontes que no se agotan mientras uno tenga curiosidad e interés por la cultura y su divulgación como la mejor forma de hacer crecer a un pueblo.