EN DEFENSA DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Por Mariela Sagel, El Siglo, 30 de mayo de 2016

Los columnistas de los diarios La Estrella-El Siglo nos unimos para firmar un comunicado en defensa de la libertad de expresión e información que debe preservarse en todas las sociedades, especialmente en una que se precia de ser democrática, como la nuestra, y que estamos dejando que todavía vengan los gringos a decirnos quienes pueden hacer negocios en nuestro país, después que varias generaciones dieron la vida y gestaron verdaderas batallas para recuperar el pedazo de tierra que nos habían arrebatado, llamado Zona del Canal.  De la misma forma, recuperamos el manejo del principal recurso que tenemos dentro de nuestra posición geográfica, y ahora resulta que un gobierno pusilánime, embustero y entreguista, no hace nada para que se respeten nuestras instituciones, una de ellas un diario como La Estrella, no en vano llamado La Decana, fundado en 1849, mucho antes que Panamá fuera república y que ha sido testigo de todas las luchas que en nuestro país se han librado.

Se aduce que estos diarios están en la lista Clinton, que según expertos en relaciones internacionales “es sólo un documento particular sin valor jurídico alguno y por ende no es obligatorio. Es un instrumento de política exterior que se emplea para descalificar y marcar a personas y empresas investigadas o acusadas en EE.UU. y no toma en cuenta la presunción de inocencia”. El único pecado que ha cometido el grupo editorial que publica los dos diarios es tener de accionista al señor Abdul Waked, acusado por los gringos de lavar dinero y otras cosas que no le han sido ni informadas ni comprobadas.

Es hora de que los panameños nos dejemos de ser el comodín y títere de los intereses de los poderosos países y sus adláteres criollos, que se quieren apoderar de todos los negocios en su propio beneficio.  Si hoy callan a estos diarios, mañana callan a los demás. ¿Hasta cuándo vamos a tener mentalidad de súbditos? Hemos demostrado nuestra capacidad para reinventarnos, defendamos ahora con todas nuestras fuerzas la libertad de expresarnos y de informarnos con la verdad.