INFORMACION VERSUS INSPIRACION

Por Mariela Sagel, El Siglo, 11 de abril de 2016

En medio del revulú en que se ha sumido este país, entre la legalidad de Uber, los transportes piratas y los #MosscakFonsecaPapers, leí un reconfortante artículo sobre Timothy Shriver Kennedy, presidente de Olimpiadas Especiales a nivel mundial, señalando que en estos momentos toca cambiar el modelo de educación, para que sea uno de inspiración porque lo que abunda es información.

El señor Shriver va a estar en Panamá estos días para un evento de Olimpiadas Especiales, que toma en cuenta la inclusión de aquellas personas con necesidades especiales, que tienen una condición de discapacidad intelectual, para los que no debe ser una limitante participar de esta sociedad.

Lo que más me impactó de esta entrevista fue la aseveración que la información es un producto al que todo el mundo tiene acceso, lo que es completamente cierto por el uso y el abuso de los medios electrónicos y especialmente del teléfono inteligente –que nos hace más brutos— y el valor de la inspiración, que cada vez es menos apreciada, porque nadie parece sentirla.

El señor Shriver sugiere que las instituciones educativas tienen que cambiar hacia el lugar en el cual la relación entre niños y adultos gire alrededor de la inspiración.

Hoy día vemos que las reuniones familiares giran alrededor de la concentración que tiene cada miembro de la familia por su teléfono, así sea compartiendo la mesa de comer, y eso debe ser eliminado, porque es el momento de relacionarse.  Igual, debemos volver a hacer tertulias, sentarnos a dialogar, pero sin el uso de los dispositivos electrónicos que nos distraen.

Es igual que la pretendida desaparición de los periódicos en papel versus lo que se lee en la web.  Puede que desaparezcan, pero lo que no va a extinguirse es el contenido, o sea, siempre va a haber alguien que escriba para que otros nos lean, sea en la computadora o en el papel.