LA HISTORIA RECIENTE

Por Mariela Sagel, 11 de enero de 2016, El Siglo

Yo solamente tengo una hija y ella nació hace 35 años el sábado 9 de enero.  Llegó en una fecha especial para todos los panameños, que debemos recordar y que afortunadamente, logramos rescatar del olvido colectivo en que nos quería sumir el gobierno anterior, negándole a la población estudiantil conocer su historia.  Es como si en España se aboliera la cátedra que enseña por qué y cómo ocurrió la Guerra Civil, para hablar de hechos más cerca, o en los países europeos se quisieran tapar los estragos que dejó la II Guerra Mundial, por no decir la I, para que los que no estuvimos allí no nos enteremos.  Eso es una irresponsabilidad mayor, porque como escribió el intelectual George Santayana y cuyas palabras están en la entrada del campo de concentración de Auschwitz: un pueblo que olvida su historia está condenado a repetirla.

Nuestra historia es demasiado corta y demasiado reciente para que la echemos por la borda.  En Colombia encontré recientemente un libro publicado en 2015 titulado “La guerra perdida del indio Lorenzo” y se refiere a los años de guerra anteriores a la pérdida de Panamá por parte de Colombia, y es un vivo relato de los que condujo a la separación de este territorio:  los intereses extranjeros sobre el canal, la ceguera de los políticos y las rencillas entre los combatientes, como también es un homenaje al indio Victoriano Lorenzo, que dio la vida defendiendo su tierra y su ideal de justicia y libertad.

Hoy día es difícil encontrar en Panamá tanta información sobre nuestro héroe indígena y en cambio, dice el autor de este libro: “No creo que alcance usted a imaginar la cantidad de significados que evoca en mí la simple mención del nombre de Victoriano Lorenzo, que representa todo lo bueno y noble que tenemos como nación, así como su indigno final puso en evidencia nuestros peores defectos”.