LA SALUD EN ESTADO COMATOSO

Por Mariela Sagel, El Siglo, 22 de agosto de 2016

La semana pasada finalmente citaron al Director de la Caja de Seguro Social a la Asamblea Legislativa, para que rindiera cuenta por la altísima mora judicial que tienen los hospitales bajo esta institución, así como la escandalosa falta de medicamentos, que está afectando a los pacientes con enfermedades más comunes pero también más peligrosas: ansiedad, diabetes, presión alta y otros.  El señor Girón aparentemente dedica más horas a sus actividades privadas que a la institución que está poniendo en peligro las jubilaciones de millones de panameños, casi al mismo ritmo que el anterior director dedicó a hacer compras con beneficio propio de tecnologías que no sirven ni para agilizar un trámite como obtener un paz y salvo, que hoy día se realiza a mano.

Preocupa el abandono en que está el manejo de la salud, tanto a nivel de la Caja de Seguro Social como del Ministerio de Salud.  Hemos tenido crisis de influenza por la falta de previsión y de información de ponernos la vacuna, así como ahora estamos enfrentando una aguda falta de medicamentos.  La ciudad de la salud sigue en obra muerta, los hospitales Santo Tomás y del Niño sin que se les materialice la ayuda prometida no solo de este gobierno, sino del anterior, pero sí hay dinero para corretear al Papa por el mundo entero y para pagar la costosa planilla de la Asamblea de Diputados, cuya productividad es casi tan nula como los esfuerzos que hace la cancillería y la Corte Suprema por traer a Panamá al ex presidente Martinelli.

Vamos para casi medio término del gobierno y si no se ha adelantado nada en salud, no se hará nada porque el problema de la tortuga no es que sea lenta, sino que no quiere ir.  Si bien en educación uno puede buscar formas alternativas, que van desde leer como impartirla desde casa, en salud es muy difícil prescindir de un facultativo o un medicamento que alivie una dolencia.  La situación es francamente crítica.