LOS RETOS DEL CLIMA

Por Mariela Sagel, El Siglo, 19 de septiembre de 2016

Panamá ratificó, la semana pasada, mediante la sanción de una ley que ampara el Acuerdo de Paris, suscrito por la Ministra del Ambiente el año pasado, su responsabilidad con el ambiente.  Es así como Panamá se convierte en el país No. 28 en suscribir este acuerdo, que requiere que al menos 55 países que sean los emisores del 55% de los gases de efecto invernadero, lo ratifiquen.  Es un gran paso, pero también un gran compromiso.  Los países que nos adherimos a este acuerdo debemos contribuir a reducir, al menos, 2 grados de la temperatura de los océanos, causante del cambio climático y de tantos desastres naturales que hemos estado viendo recientemente.

Es una tarea difícil pero no imposible.  Requiere fundamentalmente de una alta dosis de educación, que le indique a la población los daños de contaminar, sea tirando la basura en los ríos, donde va a desahogar en los ríos y quebradas que trancan las alcantarillas; también si bota indiscriminadamente los desperdicios que se producen normalmente en un hogar, como cajas de cartón, envases de tetra pak, botellas de plástico y de vidrio.  Todo esto tiene un uso y un valor de reciclaje y el no haberlo aprovechado nos ha hecho una sociedad de consumo, desperdicio e irresponsable.

Estamos corriendo contra el tiempo. Estados Unidos, que junto a China son los mayores contaminantes del mundo, apenas suscribieron el acuerdo a inicios del mes en la reunión del Grupo G20 y esta semana, en Naciones Unidas, su Secretario General hará importantes pronunciamientos, en caso de que se logre alcanzar la meta de países que respaldan esa iniciativa, que no es nueva, pero que ha ido desenvolviéndose con una lentitud impresionante.

Unámonos todos en una sola voz que ponga un alto al abuso del ambiente, a ese entorno del cual hemos sido bendecidos en esta pequeña tierra, pero que maneja una de las obras más importantes de ingeniería, el Canal de Panamá y que para su funcionamiento requiere de un gran equilibrio ambiental.