SEMANA DE EXPECTATIVAS

Por Mariela Sagel, El Siglo, 9 de mayo de 2016

La semana que hoy se inicia está llena de expectativas, algunas angustiantes pero otras esperanzadoras.  Si bien se ha anunciado que a partir de hoy se darán a conocer nuevas revelaciones que siguen embarrando el nombre de Panamá en el caso de los #MossackFonsecaPapers, no se conoce que al menos al señor Fonseca se le haya aplicado alguna medida judicial por el terrible daño que le ha hecho al país, y sigue tan campante, con sus familiares nombrados en altos puestos del gobierno.  Estamos bajo la terrible presión de las acciones que ha tomado el departamento del tesoro de los Estados Unidos contra el grupo Waked, que es dueño mayoritario de este diario y su hermana mayor, La Estrella de Panamá y los que trabajan en las innumerables empresas que el grupo ha ido construyendo durante tantos años están en ascuas y preocupados por la incertidumbre de su futuro, lo que es comprensible.

También se celebra en Panamá el XX Premio Nacional de Periodismo, que premia al estudiante sobresaliente de esa disciplina, el periodismo escrito, televisivo, radiofónico, categorías especiales como las culturales, las crónicas, las entrevistas, las críticas gastronómicas y también se otorga una premio a la trayectoria periodística, que recae en algún profesional que ha dado su vida por esta dura labor, así como entre los premiados, se da un Gran Premio Nacional de Periodismo.  Este año son 7 los jurados que deliberarán sobre los 220 trabajos presentados, cifra récord hasta ahora, que fueron publicados o transmitidos durante el año 2015.  Ningún profesional panameño incide sobre la decisión que tomen esos jurados internacionales y con esta vigésima versión, el Fórum de Periodistas se consolida en sus 25 años de haber sido creado.

La defensa a los diarios del grupo La Estrella-El Siglo es la defensa por la libertad de expresión e información a la que todos tenemos derecho, y no vamos a aceptar que ninguna agencia de ningún país venga a violentar este derecho que tenemos los panameños.