SILENCIO CÓMPLICE

Por Mariela Sagel, El Siglo, 12 de septiembre de 2016

La semana pasada se realizó en Panamá una reunión muy caldeada en torno al exabrupto que le ha dado a Estados Unidos aplicar contra Panamá, la Lista Clinton.  Por esas mentadas “razones para creer” con que se amparan, los gringos nos quieren volver a someter como están acostumbrados a hacer con todos los países que ellos consideran inferiores.  Ya han destruido casi todo el supuesto poderío de la familia Waked en tiendas comerciales y siguen blandiendo su espada de Damocles sobre los diarios La Estrella y El Siglo, amenazando la libertad de expresión e información de un país soberano e independiente.

Y fue precisamente la semana pasada que se conmemoraron 39 años de la firma del Tratado Torrijos Cárter, ése que le devolvió a Panamá la soberanía sobre todo su territorio.  Un país pequeño que forzó a la gran potencia del norte a ceder en sus pretensiones de tener un enclave colonial.  Fue una lucha perseverante y audaz, que estuvo liderada por patriotas.

Y esos son los que escasean en este momento, en que nos vemos atacados por los caprichos del imperio, y el gobierno, que debe velar por el bienestar y el trato justo de todos los ciudadanos, no dice nada, solamente se aseguró el presidente si cuando restablecieron el servicio de tarjetas de crédito en la tienda Félix B. Maduro, estaba funcionando bien.  El pueblo no compra en esa tienda, solamente algunos privilegiados, y el slogan de campaña del gobierno varelista fue “El pueblo primero”.

En el tema de los periódicos, uno el más antiguo del país y el otro, éste en que me están leyendo, el de mayor circulación a nivel popular, es inaceptable que las autoridades no digan nada. Cancillería debió haber citado al embajador de Estados Unidos para que explique qué es lo que pretenden con estos ataques. Si eso hacen con un tema tan sensitivo como la libre expresión de las ideas, no quiero ni imaginarme su actitud en temas donde nuestra soberanía se vea atacada.