UN DIA PARA TODOS

Por Mariela Sagel, El Siglo, 14 de noviembre de 2016

Es usual que todos los días del año se dedique a una profesión, a un alimento, a un país o una efeméride.  Así tenemos el día del médico, del arquitecto, del ingeniero, del huevo, del abogado, de Francia, de los muertos, del estudiante, y muchos etcéteras.  Ayer se celebró en Panamá el día del periodista y recae la conmemoración en la fecha en que el poeta y director del Diario La Estrella de Panamá, Gaspar Octavio Hernández, cayó muerto sobre su máquina de escribir hace 98 años.  Era un hombre hecho a sí mismo, que se formó por medio de sus lecturas y fue un cultivador del verso, que ensalzaba la belleza, la naturaleza, la patria y hasta la historia bíblica.

Cuando escribía prosa, aparte de su labor como periodista, hacía referencias a temas literarios de la época que le tocó vivir.  Se nutría de la lectura y de los autores clásicos.  Fue un ejemplo para los periodistas y escritores que han seguido su estela.

Hoy día, que a todos nos da por escribir en las redes sociales y a veces no cuidamos de la corrección del lenguaje y la más de las veces obviamos las fuentes literarias que nos iluminarían la verdad, es preciso meditar esta amalgama, entre la literatura y la escritura.  Hasta un periodista deportivo puede nutrirse de la literatura y ejemplos destacables podemos ver en la afición de un filósofo de la talla de Fernando Savater, que es un gran aficionado a la hípica y un conocedor profundo de este tema.

Muchos de los escritores más destacados de hoy han tenido columnas de opinión, han dirigido medios, han aprendido el oficio de escribir en los medios de comunicación.  De allí que el día del periodista debe tomarse en serio porque hoy por hoy, todos somos un poco comunicadores, de nuestras ideas, de nuestras posiciones y nuestras creencias.