NO NOS PARA NADIE

Por Mariela Sagel, 13 de febrero de 2017, El Siglo

A los dos años de estar en el gobierno, a inicios de julio de 2016, el Presidente Varela lanzó el slogan “no nos para nadie”, que fue utilizado por la confundida oficina de comunicaciones del estado por unos meses.  Tantas fueron las críticas que no duró ni el tiempo que por práctica de mercadeo debió, y se fue desvaneciendo en la anorexia política que permea a la mayoría de los ciudadanos.  Desde abril del año pasado en Panamá no para nadie los escándalos de corrupción, denuncias y malas prácticas de gobierno, al punto que cuando pensábamos que lo malo había quedado el año pasado, resulta que este año viene peor.

Ahora nos encontramos con un terremoto político con posibilidades de derrumbe económico, como pasó hace 30 años cuando otro lacerado y anteriormente poderoso se vengó de su jefe revelando las verdades del actuar de los que nos gobernaban.  No nos para nadie cayendo en un oscuro barranco.  Nuestro nombre está en boca de todos los medios del mundo y no para alabar nuestras bellezas sino para señalar los escándalos de corrupción y hasta los peligros de visitarnos, como pasó con la chica estadounidense que murió ahorcada en Bocas del Toro.

Para colmo de males, el nuevo presidente de Estados Unidos tiene al mundo de sobresalto en sobresalto y el ex presidente prófugo de Panamá se dá el lujo de erigirse, con el cinismo inescrupuloso que lo caracteriza, en el factor de aglutinamiento que el país necesita.

Debemos estar alerta y dar pasos firmes para que tomemos las mejores decisiones en los próximos días, que muchos apuestan a que se diluirán en el agua de las mojaderas del carnaval, como ha sido la tónica de nuestra vereda tropical.  Tomemos conciencia de que a la debacle en que ha entrado el gobierno no la para nadie, a menos que exijamos a los que aún nos gobiernan que tomen las acciones que deben y despojarse de sus conflictos de intereses y los compromisos con sus donantes.