CRISIS ENERGÉTICA Y HUMANA

Por Mariela Sagel, El Siglo, 27 de marzo de 2017

En menos de una semana las ciudades de Panamá y Colón, principalmente, han sufrido de fuertes y prolongados apagones, por diversas causas, una de ellas el incendio de unas plantas de transmisión bajo la responsabilidad de ETESA, el componente estatal de la fórmula de empresas mixtas en que se convirtió al inoperante IRHE hace 20 años.  El primero en salir corriendo de la crisis fue el mismo Gerente de la empresa del estado, alegando diferencias con la Junta Directiva.  Todo apunta que ha habido negligencia, descuido y falta de voluntad en darle un apropiado mantenimiento a las plantas de transmisión, y no se ha respetado la obligada redundancia que hoy día demandan los centros tecnológicos hasta más insípidos.

Entre un apagón y otro, florecieron los guayacanes que de alguna manera anuncian la llegada de la primavera, en un país donde las estaciones no se observan. Las escenas de estos árboles flameantes encandilaban la vista y, aunque pasajera, nos llenaba de júbilo contemplarlos y muchos se colocaban debajo para recibir la lluvia de flores efímeras amarillas que ellos desprendían.

Ocurrió también un hecho lamentable en una pizzería que, por malos entendidos, no dejó entrar a unos jugadores que habían sido invitados a comer allí.  La población se adelantó a condenar la acción discriminatoria y por el abuso a las redes sociales, el restaurante en mención se volvió en una tendencia fuerte, desplazando los acuciantes problemas que enfrenta el país y desenfocándonos de lo importante, reemplazándolo por lo urgente.

Otra de las “panameñadas” que nos tuvo distraídos fue la foto morbosa que circuló en la que reflejaba a Manuel Antonio Noriega entubado en su cama de hospital.  Independientemente del rechazo a su dictadura, no es de humanos regocijarnos por la condición de salud de un ser humano, y mucho menos de su muerte.  El que tomó la foto debió ser uno de los empleados del hospital y existe un código de ética sobre esos temas, que debería ser aplicado.