IMPLICADOS LLEGA PRONTO

Por Mariela Sagel, Facetas, 26 de marzo de 2017

     El 9 de enero de 2011 una masacre perpetrada contra jóvenes que estaban recluidos en el Centro de Cumplimiento de Tocumen sacudió a la ciudadanía.  Por televisión, concretamente los canales 2 y 13 filmaron las dantescas imágenes de custodios y policías insultando a 7 chicos que estaban tras las rejas que, en vísperas de su salida del penal, se habían encerrado en su celda para no participar de una reyerta que se llevaba a cabo en los predios de ese vergonzoso lugar de reclusión.  Las escenas televisadas fueron testigos invaluables que mostraban la desidia y la crueldad de la que pueden ser capaces los seres humanos.  El resultado fue cinco muchachos muertos, calcinados, y dos que sobrevivieron con severas quemaduras y graves secuelas psicológicas.  Los policías y custodios les gritaban todo tipo de improperios y al menos una bomba lacrimógena causó el fuego de uno de los colchones, que se propagó en el pequeño habitáculo, quemándolos en carne viva.

Masacre en el Centro de Cumplimiento de Tocumen el 9 de enero de 2011

El hecho conmovió a la población al punto de que se realizaron vigilias y protestas, reclamando a las autoridades justicia por estas muertes injustas. Los quemados murieron uno tras otro, al punto que a uno de ellos se les olvidó meterlo en la morgue cuando falleció, y al ir los familiares a verlo al día siguiente, recibieron una bolsa de basura ya en estado de descomposición.

Los dos sobrevivientes necesitaban de cuidados especiales para sanar sus heridas físicas, especialmente las vendas especiales que permiten que se regenere la piel quemada.  Un grupo de ciudadanos formamos un comité de apoyo y gracias a las ayudas que recibimos, pudimos comprarle las vendas –que el proveedor nos despachó a precio de costo— y llevarlos por meses a sus curaciones, así como ayudar a los deudos de los que fallecieron en sus urgencias personales y emocionales.  Varios abogados se unieron para llevar a juicio a los responsables y a pesar de la indolencia que mostraron las autoridades a cargo del sistema penitenciario en su momento y hasta los miembros del gobierno, el año 2016 se condenaron a los responsables de estas muertes (más de diez, entre custodios y policías) a 46 años de prisión.

El sistema penitenciario está bajo la responsabilidad del Ministerio de Gobierno y cuando una persona es privada de su libertad le corresponde su seguridad, alimentación y mantenimiento.  Ingentes fueron los esfuerzos para que la ministra en ese momento, los directores de esa dirección y hasta la Primera Dama, se sensibilizaran ante esta tragedia, y lo que logramos fue una actitud de total y absoluta indiferencia por el dolor ajeno.

Gracias al comité de apoyo a los quemados, además de su cuidado y recuperación, se le construyó una casa a uno de los muchachos, Christian Mora, cuyas condiciones familiares eran de indigencia y por el cuido que debía observar, demandaba de un entorno limpio y fresco.  No hay palabras para agradecer a tantas personas que fueron totalmente desprendidas en esos momentos y que solamente la justicia divina sabe que aportaron para no profundizar la herida supurante que les marcó la vida a estas familias y les cambió el destino.

IMPLICADOS

Implicados es una obra de teatro con vestigios de humor negro, que expone de manera crítica las deficiencias del sistema carcelario en que impera la corrupción y la pugna por el control de su administración a través de manipulaciones y triquiñuelas del poder. La misma está basada en ese incidente acontecido en 2011 dentro de las instalaciones del Centro de Cumplimiento de Tocumen.  Esta tragedia, de resonancia nacional produjo que en la presente administración y con el apoyo técnico de organizaciones internacionales, se reformularan las bases del sistema de resocialización de menores.

A partir de esos hechos, ha habido un giro de timón y ahora se han creado centros de cumplimiento que están llevando a cabo verdaderas labores de resocialización y espero que esta política continúe.  El centro que fue instalado en el año 2015 en las Garzas de Pacora no solo es un verdadero centro de rehabilitación sino que brinda oportunidades para que los jóvenes sean capacitados y de esta forma puedan reintegrarse a la vida útil una vez cumplan sus condenas.

 SINOPSIS

“La ciudadanía está enojada en las calles pidiendo justicia por el fallecimiento y lesiones sufridas por jóvenes internos como resultado del  incendio y hacinamiento del centro de cumplimiento de menores. Ante la incertidumbre y la paranoia de este suceso, Cabrera y Santamaría, dos de los custodios, se refugian en una habitación abandonada en el casco antiguo de la ciudad, que en el pasado les sirvió para reuniones clandestinas.

Encerrados, Cabrera espera la llamada de un superior, mientras Santamaría intenta comunicarse infructuosamente con su familia. Sin medir las consecuencias, cualquier contacto puede ser peligroso. El tiempo corre, y en ese período de desesperación y soledad, ambos, además de develar cosas del pasado, se enfrentarán a sus propios demonios, mientras afuera hay una sociedad que solo busca culpables del siniestro, sin interesarle encontrar las causas.”

IMPLICADOS es una propuesta cruda, sin tapujos pero sobre todo, muy humana. Es una historia espejo, acerca de lo que nos pasa como sociedad hoy en día. Todos estamos inmersos en esta maraña y lo que pase afuera de nuestras burbujas nos terminará afectando, tarde temprano.

Su director, Arturo Wong Sagel, que ganó el Premio Miró 2016 en sección Teatro con esta obra, se sirve del hecho del siniestro para contar una ficción a través de dos personajes (dos custodios) que escapan o se esconden con la intención de esperar órdenes de un superior. Allí el pasado y el presente se mezclan, y entenderán que ellos son parte de algo más, de un sistema que se los pasará por encima a como dé lugar.

Es una historia de corrupción, abuso de poder, manipulaciones e intereses financieros. Es una denuncia social, como muchas de las propuestas teatrales que este joven de 36 años ha hecho a lo largo de su exitosa carrera.  En ella actúan Andrés Morales, Roberto Thomas y Juanxo Villaverde, además del propio autor.

Implicados se estará presentando en el Teatro Anita Villalaz en dos funciones solamente, a las 7:30 p.m. el martes 28 de marzo y el miércoles 29 de marzo.

SOBRE EL AUTOR:

Arturo Wong Sagel es el director de la obra, que ganó el Premio Miró en Teatro en 2016

Arturo Wong Sagel es docente, dramaturgo, guionista, actor y director de teatro y cine.  Trabaja como profesor de teatro y cine en la International School of Panama y como profesor de apreciación teatral en la Universidad de Louisville, Panamá. Dicta seminarios y talleres de actuación, dramaturgia y puesta en escena.

Estudió las carreras de dirección teatral y cinematográfica en Estados Unidos y Argentina.

Ganó dos premios en el concurso Ricardo Miró 2016 en Teatro y Poesía por las obras “Implicados” y “Fragmentos de un espejo”.

Ha tomado cursos especializados en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños de Cuba y en Argentina.

Arturo Wong fue fundador del grupo teatral panameño El Espejo Roto, con el que ha realizado varios montajes de su autoría, tales como “Manual para pollos y cerdos” (2008), “Boom o los Vicariantes del 18” (2010), “Las internautas” (2011) “Fakelook” (2014) “El Ensayo” (2014) y la adaptación “Bodas de Sangre” de Federico García Lorca (2009).

También ha realizado montajes para otros grupos: “Que el diablo te acompañe” (Abelardo Estorino 2009), “La Duda” (John P. Shanley 2010), “Baldosas” (David Desola 2010) y  “Estábamos destinadas a ser ángeles” (Vanessa Montfort-2012). En el 2016 montó el musical “Magia” con internos del centro penitenciario de Pacora.

Como actor sus últimos trabajos fueron “TOC TOC” (2012, 2013) y “Los 39 Escalones” (2011).

Ha realizado los Cortos en video “Estancia” (2013) y “Semáforo” (2013).

Tiene un libro de cuentos publicado: “Orgía en el Olimpo” y otro de fotografías que ilustran los poemas de la escritora Mónica Miguel Franco. “20 poemas de desamor y una canción alcoholizada”.

Ha colaborado con artículos para las Revistas Haciendo Cine (Buenos Aires), Pauta, Portada, entre otras.