CERO TOLERANCIA A LA CORRUPCIÓN

Por Mariela Sagel, La Estrella de Panamá, 4 de agosto de 2017, edición de fin de semana.

La ex senadora y ex ministra (de Justicia y Relaciones Exteriores) chilena Soledad Alvear estuvo recientemente en Panamá acompañando a empresarios de su país que participaron en un foro para incentivar el intercambio comercial con nosotros.  Dicha jornada fue muy exitosa y contó con la asistencia del Presidente Juan Carlos Varela.  Durante su gestión al frente de la cancillería se firmó hace casi diez años el tratado de libre comercio con Panamá.  En una amena conversación que sostuve con ella platicamos sobre el impacto que ha tenido en los puertos y el comercio chileno la ampliación del Canal de Panamá (Chile es el tercer usuario del paso transístmico) y también abordamos las próximas elecciones presidenciales y parlamentarias que se llevarán a cabo en ese país en el mes de noviembre.

Alvear es una respetadísima política de la Concertación, de lo cual se siente orgullosa, porque reafirma que esos gobiernos post dictadura fueron los que le dieron el empuje a Chile para convertirse en el país que más crece en la región.  En el tema comercial aspira a tener el mismo nivel de relación que tiene con Panamá con otros países, para transmitir experiencias, aprender de los errores y crear fortalezas.

Cuando se firmó el tratado de libre comercio era otra la realidad de ambos países. Ahora se aspira a abrir la llegada de más productos chilenos, fortalecer la infraestructura portuaria del país y facilitar las exportaciones, todas tareas conjuntas público privadas.  También se podría importar gas desde Panamá, ya que actualmente lo hacen desde Trinidad y Tobago. En el sector agro exportador, Chile quiere convertirse en una potencia agroalimentaria y el canal ampliado le brinda esa posibilidad.

Chile ha hecho grandes inversiones para adecuar los puertos a los barcos que pasan por el canal ampliado.  Sería fantástico que se explotara el tema de cruceros.  El turismo de cruceros es un guiño a la prosperidad.  Destinos como Ecuador, Perú, Chile, ofrecen una gran oportunidad y ese tema fue tocado en el foro recientemente celebrado.

En lo que respecta a la ampliación de los puertos, se ha planteado la discusión sobre dónde se deben hacer, si en Valparaíso o en San Antonio.  Es posible que se destine un puerto para carga y otro para cruceros.  En ese aspecto Valparaíso es más adecuado para cruceros por todos los atractivos que ya tiene.  Eso fortalecería los dos puertos.

La senadora Alvear reitera que el intercambio comercial con Panamá ha sido favorable para Chile, pero no se contabilizan los recursos adicionales que ha dejado después de la ampliación a Panamá.  En los tratados de libre comercio hay que pensar siempre en el plus, en qué valor agregado se le puede dar.  Con Chile se tiene un gran intercambio en capacitación y hay una apertura académica.  Se están dictando varios postgrados aquí en Panamá y la oferta se sigue abriendo y se amplía a logística.  Eso facilita a los estudiantes el obtener una maestría en Panamá con profesores chilenos.

Sobre política, comentó de las elecciones próximas y relató que la nueva ley electoral solo permite la propaganda en fechas limitadas y con topes de apoyos económicos y equiparando las áreas.  Hay un monto de lo que se puede gastar en las campañas y el estado da también recursos.  Se ha contemplado la participación de las mujeres a un 40% y un incentivo adicional.

Considera esta campaña inédita desde que volvieron a la democracia.  Nunca antes ha habido un signo de interrogación tan grande en lo que va a pasar.  Sebastián Piñera, ex presidente, es el candidato de la derecha; Alejandro Guillier, por la Nueva Mayoría (bloque actual del gobierno) y Carolina Goic por la Democracia Cristiana, que en estas elecciones no va con la Nueva Mayoría.  Beatriz Sánchez es otra candidata que va por la izquierda extrema y ha repuntado recientemente.  Como todos, los chilenos no se fían de las encuestas, después de todo lo ocurrido con el Brexit, el plebiscito de la paz, Trump.  En elecciones anteriores era claro quién iba a ganar. Ahora no está tan claro el panorama.

En Chile hay un descrédito de la política y una falta de credibilidad de las instituciones.  La juventud no participa en su gran mayoría, que es un fenómeno mundial.  Es una lástima, porque hay que llevar a los mejores hombres y mujeres a los altos puestos, afirma.

Cuando le pregunté sobre escándalos de corrupción me dijo categóricamente que en “Chile hay cero tolerancia a la corrupción”, y puso ejemplos de procesos que se iniciaron por aportes a campañas de apenas 12 mil dólares.  Con la nueva ley no se permiten los dineros de las empresas, solo individuales y monitoreados por instituciones de transparencia.

Terminamos la plática sobre la gestión anterior de Piñera y su creencia que la educación es un bien de consumo, contrario a lo que ellos piensan, de que es un derecho.