HACE FALTA UN LÍDER

Por Mariela Sagel, El Siglo, 4 de septiembre de 2017

La semana pasada se sobregiró en temas sensitivos, algunos de los cuales nos hicieron volver a ese sentimiento de desasosiego que invade a muchos panameños, al ver la patria desmoronarse.  Por un lado sale una Procuradora, sin convocar a una conferencia de prensa y sin decir nombres, alegando que sus jueces y fiscales están sometidos a presiones para dejar en la impunidad casos de alto perfil.  E inmediatamente, aparece ante las cámaras el ex ministro de Seguridad José Raúl Mulino, mostrando el fallo unánime de la Corte Suprema de Justicia, en el que echa por tierra todo el proceso seguido contra Finmecánica y por supuesto, contra él.

Al día siguiente el país estuvo 11 horas esperando el fallo del juez Edwin Torres en relación a qué hacer con el ex presidente Martinelli, y a media tarde se conoció que el abusivo ex mandatario es sujeto de extradición.  Eso quiere decir, que lo van a mandar para acá, y seguro no pasará un día en la cárcel ni llegará esposado, como Noriega, ya que no ha sido condenado en Estados Unidos.

Como anda el sistema judicial en Panamá, seguro el prisionero de Miami llegará, estará un día o dos en la celda preventiva de la DIJ y luego, con algún artilugio de esos que se sacan como de una chistera, saldrá para su casa por cárcel, ya que aunque le pongan la fianza más estrambótica, la pagará reído de la vida, pues él conoce el “dossier” de todos en Panamá.  Que eso no se nos olvide, pues lo pregonó a los cuatro vientos y los periodistas de televisión se han encargado de recordárnoslo esta semana.

Tantas cosas irregulares que pasan, la injerencia del ejecutivo en la corte y la procuraduría, y estamos como en pausa. Los partidos políticos no dicen nada y nos conformamos con escribir un twitter de protesta.  Hace falta un líder que nos soliviante a todos a salir a las calles y exigir que pare la caída al barranco para dónde vamos.