LA CONMEMORACIÓN DE LOS 40 AÑOS

Por Mariela Sagel, El Siglo, 11 de septiembre de 2017

La semana pasada se conmemoraron 40 años de la firma de los Tratados Torrijos Carter, denominados en un magnífico video que produjo la secretaría de comunicación del PRD como “la religión que unió a Panamá”.  Fueron muchas las actividades que resaltaron esta efeméride, principalmente la que llevó a cabo la Autoridad del Canal de Panamá, la develación de una escultura con la figura de Omar Torrijos en la Fundación que lleva su nombre, –donada por el gobierno de China, hecha por un artista chino –, la solemne y didáctica ceremonia que le dedicó la Asamblea Nacional al tema, con dos oradores de lujo, como Aristides Royo y Luis Navas, además del sub administrador del Canal, Manuel Benítez, y una gran conferencia celebrada en la sede del partido PRD donde debatieron Adolfo Ahumada y Aristides Royo, ambos negociadores.

Fue una semana extenuante pero gratificadora, sobre todo por ver el respaldo que muchos panameños, después de 40 años, le dieron a la causa nacional que nos unió para recuperar el usufructo de nuestro mayor activo nacional: la posición geográfica.  Muchas embajadas, instituciones importantes (como el Centro Carter) y diversas entidades se unieron a esta celebración.

Pero la mezquindad se evidenció, una vez más, en el gobierno nacional. Durante el acto de la Asamblea, ni un solo representante del ejecutivo ni del órgano judicial se hizo presente, y que yo me haya dado cuenta, ni una sola alocución a la fecha emanó de la malograda Secretaría de Comunicación.  Encima de que los gobiernos arnulfistas o panameñistas, como se quieran llamar, se opusieron no solo a los tratados sino a la ampliación, fueron los que les tocó recibir en las ceremonias oficiales, por esas vueltas del destino, tanto la administración del Canal de Panamá el último día de 1999 y hace un año inaugurar la ampliación.  Podrán negar la figura de Omar Torrijos, pero no podrán negar que convirtió la causa del Canal en la religión que nos unió.