EJEMPLOS A SEGUIR

Por Mariela Sagel, El Siglo, 2 de octubre de 2017

Estuve asistiendo el el fin de semana al V Festival Gabo, que organiza la Fundación GARCIA Marquez para un Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) con sendas mesas de debate y entrega de reconocimientos a un editor destacado y a un periodista de excelencia, que recayó en esta ocasión sobre Jorge Ramos, el reconocido inmigrante mexicano del noticiero de Univisión,  que se atrevió durante la campaña de Trump a cuestionarlo en una conferencia de prensa y después ha seguido criticando sus miles de metidas de pata y desmanes.  Este festival se realiza mediante una alianza público-privada que involucra a las autoridades de Medellín, el Metro y Ministerio de Cultura, así como empresas privadas.  La organización fue impecable y la gala de premiación un evento de altura, donde los protagonistas fueron los 12 finalistas que aspiraban a ganar uno de los cuatro premios que se otorgaban.

Para orgullo nuestro, una periodista panameña estuvo entre los finalistas en la categoría de cobertura, con el tema de los donativos legislativos.  Si bien no ganó, miles de personas se enteraron de la dudosa filantropía que persiste en la Asamblea Nacional y la forma en que ese órgano del estado se las ingenia para usar los dineros que deben pagar obras de infraestructura, mejorar escuelas y servicios de salud.

El Alcalde de Medellin no solo estuvo presente en casi todos los eventos sino que pronunció un discurso magistral sobre la importancia de una comunicación veraz y celebrar los 50 años de la publicación de Cien Años de Soledad.  De igual forma, invitó a los participantes a un recorrido en el Metro, el tranvía y el metro cable (teleférico), que funcionan de manera integrada.  Durante ese recorrido tuvimos la oportunidad de almorzar con él en la Casa de la Memoria.

Medellín es una ciudad que bien vale la pena imitar, no solo en la forma en que hacen sus aceras sino en cómo manejan el transporte y combaten la delincuencia, además del apoyo que le brindan a la cultura.