TAREAS PENDIENTES

Por Mariela Sagel, El Siglo, 30 de octubre de 2017

Ya habiendo superado el penoso vía crucis que impuso sobre este diario la oprobiosa Lista Clinton, tenemos muchas tareas pendientes.  El pasado lunes el presidente del grupo GESE anunció a los colaboradores y al público en general que por el altruista y más que humano desprendimiento del dueño de la mayoría de las acciones de GESE, Abdul Waked, se conformaba una fundación cuyos únicos dividendos irían a invertirse en la producción de los dos periódicos, La Estrella y El Siglo.  Los valientes colegas que por 17 meses se mantuvieron en sus puestos, contra viento y marea, con angustias y con dudas, pueden ya trabajar en paz y con la certeza de que seguirán creciendo y llevando la verdad a todos los rincones del país y más allá.

Se nos viene encima el tema del enfrentamiento que existe actualmente entre la Procuradora General de la Nación, Kenia Porcell, y la Corte Suprema de Justicia.  Por un lado, ella alega que le han cercenado el plazo para continuar con las investigaciones del caso Odebrecht y por el otro, la Corte se defiende en que a quien le corresponde la conducción de este tipo de eventos es a la PGN. A mí juicio, la procuradora no es la primera vez que se hace la víctima en este caso y en otros también.  Su deber como gestora de la instrucción de la justicia, no es para echarle la culpa a nadie de su incapacidad.  Ya todos sabemos las habas que se cuecen en la Corte que no es precisamente un palacio de babel.  Hay que estar alerta en que no nos manipulen, como quieren hacer los gobernantes, pues ya hemos esperado demasiado sobre el caso de la constructora brasileña para que ahora nos salgan con esto.  Aquí a todas luces, la que no ha hecho su trabajo es la PGN.  Lo demás es pataleo de ahogado.