HACIA LOS 500 AÑOS DE LA FUNDACIÓN DE LA CIUDAD DE PANAMÁ

Por Mariela Sagel, La Estrella de Panamá, 26 de agosto de 2018

El pasado 15 de agosto empezó la cuenta regresiva para la conmemoración de los 500 años de la Fundación de la Ciudad de Panamá, en lo que hoy se conoce como Panamá Viejo o Panamá la Vieja.  Fue en 1519 que Pedro Arias Dávila estableció el primer asentamiento europeo en la costa pacífica, mismo que fue destruido en 1671 por el pirata inglés Henry Morgan y trasladada a lo que se conoce como Casco Antiguo o Casco Viejo, en el corregimiento de San Felipe.

Desde 1995 se fundó el Patronato de Panamá Viejo, que ha venido desplegando acciones con el compromiso decidido por el rescate de las ruinas de esa primera ciudad a orillas del Océano Pacífico, ha construido un museo que es digno del primer mundo, cuenta con un centro de artesanías que ofrece a los visitantes todas las piezas de las diferentes etnias del país y para coronar esta portentosa labor, ahora tiene, desde hace un año, una exquisita y bien dotada librería.

Desde agosto del año pasado el Patronato de Panamá Viejo inició con paso seguro actividades que enaltecen la historia y la cultura de esta celebración.  En alianza con embajadas pertinentes al tema, como son España y Perú (desde esta ciudad salió la expedición que conquistó ese país) se han hecho numerosas actividades, destacándose la que comenzó el mes de celebración del 499 aniversario, una exhibición de platería peruana.  Con España se hizo, en asociación con el Archivo de Indias de Sevilla, un libro joya que recoge más de doscientos mapas de la época y que fue presentado por el mismo director de esa prestigiosa institución en febrero de este año.  De igual forma se han hecho dos concursos de ensayo histórico y se ha lanzado ya el tercero para recrear este importante acontecimiento, que ha sido registrado en la prensa internacional de manera elogiosa.

El compromiso del Patronato no solo es con la historia, Es también con los vecinos y habitantes de la ciudad y sin agendas políticas y es así como el pasado 15 de agosto tanto el Sistema de Protección Civil (SPI) y bandas independientes tuvieron su evento conmemorativo, donde se recrearon hasta los vestidos que se usaban en la época (incluyendo la que usaban los piratas) sin cerrar calles o plazas.  Todo esto orientado a la educación y la sensibilización de su importancia histórica, nada de conciertos de figuras ajenas a los panameños ni cierres para rumbas y desmadres.

Desde el año 2015 el Patronato lleva a cabo, en asociación con la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla y la Universidad del Norte de Barranquilla, un estudio de ADN de los restos que se han encontrado en el sitio para determinar de dónde vinieron las poblaciones que vivieron en la ciudad de Panamá, en los siglos XVI y XVII.  Las excavaciones se han realizado tanto dentro de la Catedral (la emblemática torre de Panamá Viejo,) como en otras en el entorno.  La base de datos que arrojarán los resultados de este estudio, que abarca los aspectos arqueológicos e históricos, y demostrará el papel de Panamá como parte de la ruta intercontinental, su papel como “puente del mundo, corazón del universo” se publicará a inicios del próximo año.  Estas investigaciones son financiadas por el Consejo Europeo de Investigación bajo la dirección de la Dra. Bethany Aram, Directora de Historia Moderna del Departamento de Geografía, Historia y Filosofía de la Universidad Pablo de Olavide.

Las jornadas de puertas abiertas, las múltiples actividades que se realizan mensualmente y para rematar, la excelente oferta editorial que tiene la Librería de Panamá Viejo (que abre hasta los domingos con actividades para chicos y grandes) hacen de Panamá Viejo un punto de reencuentro con la historia y el verdadero lugar donde conmemorar los 500 años de la fundación de la ciudad de Panamá.  Las visitas de los estudiantes son multitudinarias y los servicios que se prestan, de una excelencia poco vista en los sitios históricos nuestros, dan testimonio del compromiso del Patronato, su dirección y la misión y visión que tiene para esta celebración, que cuenta con todo el respaldo de instituciones como la Gobernación de la provincia, la impresión de los billetes de lotería para el pasado sorteo extraordinario, el 19 de agosto, con imágenes de la emblemática torre y el logo de la comisión organizadora.

En el último concurso de novela breve que celebra anualmente la editorial Sagitario ganó el premio el autor Rogelio Guerra con la obra “La corona de cantáridas” que se escenifica en Panamá Viejo.  Una razón más para celebrar.

En una conmemoración como ésta, que atrae la atención del mundo entero, no caben dos versiones.  Es una gran oportunidad para conocer la historia de la fundación por parte de la corona española de la primera ciudad en el Océano Pacífico y descubrir todos sus misterios.