PARA QUE EL PROGRESO VUELVA

Por Mariela Sagel, El Siglo, 10 de septiembre de 2018

     Faltando menos de una semana para la celebración de las elecciones primarias en el PRD, el partido más grande de Panamá, de 17 aspirantes a la candidatura presidencial solo tres tienen chance de llegar a ser el abanderado de las elecciones del otro año.

Hay que tomar en cuenta que ese partido ha estado alejado del poder en dos períodos.  Una tercera pérdida sería cavar su tumba.  Ante tanta oferta y tantos desaciertos hay que meditar muy bien a quién se le va a dar el voto.  Nito Cortizo empezó temprano su campaña y la ha ido llevando bien, pero con falta de propuestas.  Zulay es muy aguerrida y como mujer, valiosa, pero corre el riesgo de que la “balbinicen”, como hicieron con Balbina Herrera en 2009.  Ese año la gente votó por el loco que está en el Renacer por la gran campaña que se le hizo de que tenía “un oscuro pasado” y de que era financiada por Chávez.  Los panameños, en su mayoría, son bastante ignorantes en política y encima de todo, ven cualquier acción progresista como un atisbo de comunismo, como si no se hubiera caído el muro de Berlín hace casi 30 años y que la Unión Soviética no exista más.

Queda votar por quien de seguro va a llevar al PRD al poder en 2019, que es Ernesto Pérez Balladares, que con visión y temple no solo puede rescatar el país del hueco oscuro en que lo han sumido dos gobiernos similares (Martinelli-Varela, juntitos y agarraditos de la mano) y que va a retomar el progreso que ha quedado estancado en el entramado de corrupción, obras inconclusas, mega coimas y justicia tan lenta como una tortuga, sino que ordenará la casa para que los diputados no sean los dueños de los partidos y a través de ellos, se despilfarren los dineros que deben solucionar urgencias en las comunidades.

A votar por Toro en la casilla 13 el domingo 16 de septiembre.