TOMANDO EN CUENTA LA CULTURA


Por Mariela Sagel, El Siglo, 8 de abril de 2019

     Durante la semana que recién terminó se realizó una interesante actividad en la Biblioteca Nacional, organizada por la Cámara Panameña del Libro (CAPALI) y la Academia Panameña de la Lengua, a la que se invitó a los candidatos a presidente a debatir sobre la importancia de la cultura en nuestra sociedad y la urgencia de que el nuevo gobierno que se instale a partir del 1º. de julio de este año la tome en cuenta.

     El formato estuvo muy bien pensado porque en vez de que los candidatos debatieran en torno al tema, se les expuso, en forma magistral, cuatro puntos de vista desde diferentes disciplinas, y al final, cada uno de los representantes de los candidatos (solo asistieron Lombana y Gómez en persona, los demás enviaron a alguno de sus más cercanos colaboradores y Ameglio ni se molestó en mandar ni a una rata, así debe de importarle el asunto) ofrecieron su parecer en torno el tema.

     Las cuatro presentaciones estuvieron, como mencioné, magistrales.  La primera, de Katti Osorio, especialista en Patrimonio Histórico, hizo un recuento de esta materia en el devenir de nuestra república, recalcando la fundación del INAC y otras instancias.  Sobresalió la ponencia de la Dra. Ela Urriola, filósofa e historiadora, galardonada en sendos certámenes, en la que destacó lo invaluable que es la inversión en cultura para el desarrollo de los pueblos y cómo un pueblo sin cultura es un pueblo sin identidad, lo que nos está pasando a los panameños.

     También vale la pena mencionar el tema expuesto por un tecnócrata sobre la economía naranja y el del representante del Consejo Panameño de las Artes (COPARTE), que expuso su pliego de peticiones.  Cultura, un reto de todos, no puede perder un quinquenio más sin que se adopte como política de estado y se le destine un presupuesto digno.  Como bien dijo el poeta y patriota cubano José Martí, “ser cultos para ser libres”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.