¿Y EN PANAMÁ CUÁNDO?


Por Mariela Sagel

     El escape suicida que eligió el expresidente peruano Alan García cuando la justicia le tocó -virtualmente- la puerta para que rindiera cuentas sobre los sobornos que habría recibido de la empresa constructora Odebrecht tiene varias lecturas.  En Perú, con García, serían cuatro los expresidentes que estarían bajo prisión (o con orden de detención) y la cosa no para.  La gran diferencia, según lo definió recientemente el escritor Mario Vargas Llosa es que “En el Perú, desde hace algún tiempo, hay un grupo de jueces y fiscales que ha sorprendido a todo el mundo por el coraje con el que han venido actuando para combatir la corrupción, sin dejarse amedrentar por la hostilidad desatada contra ellos desde la misma esfera del poder al que se enfrentan, investigando, sacando a la luz a los culpables, denunciando los malos manejos de los poderosos. Y, afortunadamente, pese al silencio cobarde de tantos medios de información, hay también un puñado de periodistas que sostienen la labor de aquellos funcionarios heroicos”.

     Aquí no sabemos ni siquiera en qué estado está, o si se ha archivado, el caso Odebrecht, y se le siguen dando contratos a la empresa brasileña.  Lo mismo con los otros casos donde se ha comprobado que ha habido sobornos y corrupción rampante, como Blue Apple, Financial Pacific y para colmo, se ha permitido que las empresas del grupo Waked se fueran a la quiebra, para beneficiar a los amigos del poder, que las adquirieron a precio de remate.

     De igual forma, ahora nos enfrentamos a la alucinante realidad que un preso corra para alcalde de la ciudad, y encima, que haga campaña mediante cuñas donde dice que habla desde su celda.  El impresentable (y ausente) fiscal electoral, reaparece diciendo que el señor Martinelli puede participar en la contienda y, lo que es peor, figura como favorito.  ¿Se pueden imaginar que, en vista de su inhabilitación por estar preso, el 15 de agosto, por los 500 años de la fundación de Panamá, reciba a los reyes de España el diputado Chello Gálvez, que sería el que actuaría como titular?