MIOPÍA PARROQUIAL

Por Mariela Sagel, La Estrella de Panamá, 30 de junio de 2019

     Hoy domingo, con motivo de su visita a Panamá para estar presente en la toma de posesión del presidente electo el día de mañana, el Rey de España, Felipe VI visitará el conjunto monumental histórico de Panamá Viejo, cuyo Patronato ha resguardado con celo y profesionalismo el sitio arqueológico que son las ruinas de lo que fue la primera ciudad fundada por los españoles en el Océano Pacífico por casi 25 años.  También lo visitará el presidente de Perú, que estará en Panamá por las mismas razones.  Panamá y Perú están unidas irremediablemente porque desde aquí, concretamente desde la isla de Taboga, partió la expedición de conquista de su territorio, encabezada por Francisco Pizarro.

     En 2013 se conmemoraron los 500 años del avistamiento del Mar del Sur desde las costas panameñas y para esa ocasión se conformó una comisión que organizó la celebración de ese medio siglo.  Basados en esa experiencia, el Patronato de Panamá Viejo se acercó al gobierno que hoy expira a fin de proponerle que organizara una comisión a nivel nacional para la celebración de los 500 años de la fundación de Panamá Viejo, por la importancia que reviste y lo irrepetible de la fecha.  Sin embargo, la miopía fue tal que no hubo respuesta y, en su defecto, la alcaldía conformó una comisión de celebración, aspirando a competir con lo que ha estado organizando el Patronato.

     El programa de esta celebración por parte del Patronato de Panamá Viejo se lanzó hace más de tres años, colocándolo como una efeméride a nivel nacional y, tal como sugirió recientemente el Dr. Omar Jaén Suárez, insigne historiador panameño, a nivel internacional.  Ha contemplado todos los aspectos que proyectan la historia de este asentamiento y su importancia y ha sido ignorado por la Alcaldía.  ¿Y para qué?  Para hacer un programa parroquial, de proyección de pan y circo, con conciertos de salsa al aire libre y alguno que otro evento acertado, celebrado en forma exclusiva en un hotel de la ciudad, sin que trascendieran las importantes contribuciones que hicieron sus participantes, como Carmen Mena y Alex Grijelmo.  Seguramente el alcalde saliente calculaba que sería presidente el 15 de agosto, pero no contaba que su pésima gestión y, sobre todo, los desaciertos que cometió en su campaña tratando de alejarse de la deplorable administración que hoy termina lo llevó a obtener apenas un 10% de los votos emitidos.  Lo peor es que no solo no ha dejado plan para la celebración como debe ser de esta efeméride, sino que tampoco ha hecho nada en la importante designación de Panamá como capital cultural este año que pasará sin pena ni gloria.

     Durante estos años en que la Comisión de 500 años del Patronato de Panamá Viejo ha trabajado con coherencia y dedicación, el Instituto Nacional de Cultura (INAC) y la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), que forman parte de la Junta Directiva, en la figura de sus directores, no se les ha visto ni de lejos.  Y los eventos que en ese conjunto monumental histórico se dan casi todas las semanas y abarcan desde publicaciones, conciertos, exposiciones, conferencias y, en abril, un foro de novela histórica, con la presencia de ocho escritores extranjeros y el apoyo de las embajadas de España, Perú, Colombia y México, tan ligadas a nuestra historia colonial.

     Un buen mensaje envió la ya casi Primera Dama, Yazmín de Cortizo, visitando el conjunto monumental mientras su esposo estaba en campaña, para conocer los planes que se estaban desarrollando, al igual que el inminente director del INAC, Carlos Aguilar Navarro, que grabó desde las instalaciones del Museo de la Plaza Mayor, al lado de la emblemática torre de la iglesia, una entrevista para el programa “Cara a cara”.  Gran distinción recibió el Patronato el pasado 23 de abril, al ser la sede de la lectura continuada del Quijote, enlazado con el Círculo de Bellas Artes de Madrid, por deferencia de la Embajada de España con motivo del Día Mundial del Libro. 

     Sumemos a todos los panameños, estén en la capital o en el interior, a visitar el conjunto monumental histórico e integrar los municipios de San Miguelito, Arraiján, Chorrera y el rebelde y miope de –hasta hoy— Panamá, que tienen 1.6 millones de habitantes y donde se produce el 80% de la riqueza nacional en, como mencionó el Dr. Jaén hace unos días, “un sistema de coordinación eficaz, con poderes, recursos y responsabilidades mayores que los que tienen cada uno hoy”.  Los habitantes de la ciudad deben sentirse partícipes de esta conmemoración, que ha recibido el reconocimiento de la autoridad del Tránsito, al colocar el logo en la placa de circulación vehicular del año 2019, una emisión de monedas conmemorativas y otra de estampillas, además de billetes de lotería y la portada del directorio telefónico.