PROTAGONISMO DESFASADO

Por Mariela Sagel, 1 de julio, El Siglo de Panamá

     Ayer 30 de junio visitó el conjunto monumental histórico de Panamá Viejo el Rey Felipe VI de España.  Lo hacía en ocasión de estar en Panamá para asistir a la toma de posesión hoy del Presidente Laurentino Cortizo Cohen.  Panamá Viejo conmemora el 15 de agosto 500 años de haber sido fundada, la primera ciudad que establecieron los españoles en el Océano Pacífico.

     El Patronato de Panamá Viejo ha venido en forma consistente y con visión docente desplegando una labor encomiable por más de 20 años de rescate de las ruinas de esa ciudad, que fue asaltada por el corsario Henry Morgan en 1671.  Para esta ocasión se acercó al gobierno central a fin de constituir una comisión de alto nivel que organizara la celebración que integrara a toda la población.  La respuesta fue una absoluta indiferencia, permitiéndole al exalcalde formar una comisión paralela que solo ha organizado eventos de pan y circo.  Pero nada de eso lo amedrentó y por casi tres años los eventos organizados en Panamá Viejo han trascendido fronteras.

     De manera descarada, la noche antes de la visita del Rey a Panamá Viejo, los amanuenses del expresidente Varela llamaron a los directivos del Patronato para anunciar que estaría presente.  Y no solo llegó él, sino también la excanciller, y un séquito de funcionarios de cancillería que enredó todo el protocolo.  Hasta el cuestionado ex ministro de la presidencia quiso salir en la foto.  Lo más deplorable de este hecho es que en cinco años, NUNCA fueron por el sitio histórico y jamás apoyaron, ni presidencia ni cancillería, lo que allí se organizaba, que permea a todos los colegios de la ciudad y del interior y donde los chicos van a aprender de historia.

     La visita a Panamá Viejo por parte del Rey Felipe VI fue un hito en nuestro devenir, reconociendo la importancia de ese asentamiento en nuestra geografía.  La presencia de los exfuncionarios de la gestión Varela fue una desfachatez que no tiene nombre.