CONCIENCIA ECOLÓGICA

Por Mariela Sagel, 30 de septiembre de 2019, El Siglo

     La semana pasada se llevó a cabo la tradicional reunión anual de líderes mundiales en Naciones Unidas, que este año tuvo como tema principal el cambio climático.  En otros lugares se verificaron sendas marchas para crear conciencia de que el cambio climático existe, que es una realidad y una gran amenaza.

     Como una heroína ha surgido una chica de 16 años, sueca, llamada Greta Thunberg, que con gran apasionamiento y decisión ha enfilado sus críticas hacia los que están depredando el planeta.  Se ha ganado una legión de admiradores y otra de detractores.  Padece el síndrome de Asperger y en su cuenta de Twitter tiene 2.6 millones de seguidores.  Viajó a la ciudad de Montreal, Canadá, para estar presente en la marcha por el ambiente que se llevó a cabo el viernes 27, en la que se hicieron presentes alrededor de 300 mil personas, entre ellos el Primer Ministro Justin Trudeau.

     Y es que Canadá es uno de los países que más consciencia ecológica tiene y donde las políticas ambientales se aplican con rigurosidad.  En Panamá, siendo tan pequeños, sería tan fácil crear una conciencia ambiental, empezando por enseñar a reciclar en la escuela (como antes nos enseñaban educación para el hogar) y multando a todo aquel que bote en la basura cajas de cartón, latas de cerveza o soda, envases de tetra pak, periódicos, etc.  Ahora uno puede encontrar en casi cualquier lado lugares donde puede dejar sus desechos reciclables y solamente dejarle a la recolección domiciliaria los desechos orgánicos.  Bajaría mucho el volumen de desperdicios, y el país lo agradecería.

     Todavía está pendiente de implementarse en las oficinas públicas la ley de reciclaje sancionada en el gobierno anterior y que impulsó el diputado (entonces diputado suplente) independiente Edison Broce.  El país merece que avancemos en todas las direcciones, y ésta, la de la consciencia climática es una de ellas y quizá, la más urgente para mejorar el ambiente en que nos movemos.