EL SISTEMA PENITENCIARIO

Por Mariela Sagel, 23 de diciembre de 2019, El Siglo de Panamá

     La masacre ocurrida a principios de la semana pasada en La Joyita nos tiene que hacer reflexionar como sociedad, sea partidaria o civil.  El manejo que se le ha venido dando al tema penitenciario es deplorable, las cárceles son unas verdaderas fosas comunes donde entierran vivos a los presos, la mayoría de los cuales no ha tenido siquiera un juicio que lo declare culpable.

     Como bien dijo el presidente Cortizo, las cárceles son una porquería.  Deberían cumplir una función de resocialización y formación para la gran cantidad de delincuentes que allí están hacinados, pero se han convertido en una antesala de la muerte.  El problema no se resuelve construyendo más cárceles, sino enfocando el problema desde el punto de la resocialización.

     Al menos este gobierno tuvo la valentía de enfrentar el problema de frente y sin tembladera, como se dice coloquialmente.  Los resultados de las acciones están por verse.  Pero no se puede permitir que en un centro de detención haya armas de grueso calibre y toda clase de dispositivos electrónicos.  La tecnología de inteligencia y seguridad debería utilizarse para bloquear y detectar lo que entra en forma indebida. 

     En 2011 hubo una masacre en el centro de cumplimiento de Tocumen, cinco chicos murieron calcinados y 2 sobrevivieron con quemaduras muy severas.  El gobierno de entonces, el de Martinelli, ni se inmutó ante esta tragedia, la entonces Ministra de Gobierno jamás atendió lo que era su deber: a los familiares de los muertos para que pudieran enterrarlos con dignidad y la directora del Sistema Penitenciario se hizo la desentendida.  Fuimos un grupo de personas, sin parentesco alguno con los afectados quienes nos encargamos no solo del proceso legal que se siguió, sino de curar a los que sobrevivieron. 

     Tengo esperanzas en que, uniendo fuerzas, este gobierno pueda dar un paso en firme para encontrar una solución al espinoso tema penitenciario, con una visión de futuro.