21 Años de manejo exitoso del Canal

Por Mariela Sagel, 4 de enero de 2021, El Siglo de Panamá

El 31 de diciembre pasado, además de poner fin a un año marcado por la pandemia más terrible que hayamos conocido a nivel mundial, se cumplieron 21 años del traspaso de la administración del Canal de Panamá a manos panameñas. Se cumplía así un proceso que duró 23 años, desde la firma de los Tratados Torrijos Carter, el 7 de septiembre de 1977 en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA). Un proceso que desmanteló toda una entelequia creada por los Estados Unidos para contar con una gigantesca base militar en la mitad del continente americano.

Panamá fue siempre el cruce entre dos mares y desde la visión bolivariana, Puente del Mundo, Corazón del Universo. El mayor recurso que tiene el país es, sin duda, su posición geográfica, y de allí las infraestructuras como el canal, el ferrocarril, los puertos, la conectividad aérea y de cables submarinos agregan valor al país.

En estos 21 años los panameños hemos demostrado no solo que somos capaces de manejar una obra de infraestructura tan importante como el canal, sino de hacerlo muy bien. Lo expandimos, lo hemos sistematizado y es el principal contribuyente al Tesoro Nacional. También es un símbolo de orgullo de todos los panameños donde estemos, pues para muchos lo único que saben de Panamá es que tiene un canal que une dos océanos.

Estos 21 años no han sido fáciles, los gobiernos que se opusieron a los tratados y también a la expansión, por el simple prurito que lo estaba gestionando el partido PRD han sido los más beneficiados, los que lo recibieron y los que inauguraron su expansión. Y aún así han sido tan mezquinos que el expresidente Varela, ante Naciones Unidas, se refirió a los tratados como eso, sin mencionar su nombre ni el de los que tuvieron el coraje de firmarlos. Ahora están pagando su karma.

Como dice Paul Auster en “La Trilogía de New York”, nada era real, excepto el azar.