Todas las entradas de: Mariela Sagel

Mariela Sagel es Arquitecta y tiene una Maestría en Administración de Empresas. Además, tiene una especialización en Administración de Proyectos, por la Universidad de Louisville. Reside en la ciudad de Panamá, República de Panamá. Ocupó el cargo de Ministra de Gobierno y Justicia en la década de 1990. Tiene una hija que vive en Montreal, con su esposo y sus hijos, un niño y una niña, que la han convertido en una abuela feliz. Todos son amantes de los Schnauzers. Mariela Sagel escribe sobre diferentes temas, especialmente de política, pero también cultiva la literatura y el arte. Tiene una página cultural semanal en La Estrella de Panama y dos columnas de opinión semanales. Es un referente intelectual panameño y sus artículos también se publican en dos medios españoles y en catorce países latinoamericanos. Además produce un segmento cultural semanal en Telemetro Matutino, titulado "Entre Letras" desde 2011 donde recomienda libros . Es sabinera de "fina estampa". “La reseña es un oficio que me gusta, entendida siempre como testimonio de lector, más que como esa cosa aparatosa y sosa y casposa llamada ‘crítica literaria’ ”. Darío Jaramillo Agudelo

Inventando la rueda

16 de Agosto de 2010

Vemos cómo cada cinco años el gobierno que asciende al poder le da por despreciar todo lo que ha hecho el anterior y querer inventar de nuevo la rueda. Eso pasa porque no hay continuidad en las gestiones, y porque para justificar sus candidaturas los aspirantes tienden a prometer todo lo que, a su juicio, han dejado de hacer sus antecesores.

En nuestro país, desde que vivimos en democracia –si es que lo que ahora mismo estamos viviendo se puede llamar así– no hay continuidad en las políticas públicas. Por más dinero que se haya invertido en estudios, diseños, planes, el nuevo gobierno empieza otro diseño, otro estudio, otros planes para hacer lo mismo. El Estado pagando y el tiempo pasando.

Un caso típico es el de los planes de turismo que se realizaron durante la gestión Pérez Balladares, que reunió a expertos y científicos, contó con consultores internacionales y estableció las pautas para que existiera en Panamá un turismo cultural, ecológico e histórico, además de sentar las bases para el desarrollo de las playas y el resto del interior, mediante la creación de la Ley 8. Doce años después se intenta volver a empezar, como si todo el tiempo y el dinero que se empleó o no existiera o no sirviera de nada. Y por no haber hecho el trabajo correctamente o no haber asumido nuestras responsabilidades, los organismos internacionales amenazan con retirarnos las designaciones que nos han otorgado (por ejemplo, el de ser Patrimonio de la Humanidad).

Otro caso ha sido el de desestimar los estudios que se hicieron, también hace más de diez años, sobre el Metro. En su momento la propuesta de hacer un tren ligero contaba con estudio de factibilidad y financiamiento aprobado y todo se perdió, para acabar volviendo a hacer todos los planes, perdiendo las ofertas de financiamiento y el estudio de factibilidad. El resultado: el Metro se va a pasar siguiendo la misma ruta, pero costándole al Estado el doble.

Los corredores Norte y Sur no fueron inventados o diseñados durante la gestión del Toro; existían en papel desde los años ochenta. Su gobierno lo único que hizo fue desempolvarlos, adecuarlos y hacerlos. Lo mismo con las privatizaciones del IRHE y el INTEL, de haber vuelto a empezar no hubiera alcanzado el tiempo. ¿Por qué no aprendemos de las gestiones que supieron hacer bien las cosas?

El Corredor Sur es manejado actualmente por ICA, empresa mexicana

Honrar a quienes nos han guiado

Durante la celebración de la próxima Feria Internacional del Libro de Panamá se llevará a cabo un homenaje a la Profesora Noris Correa de Sanjur, quien para muchos es una referencia obligada de textos escolares y para otros es parte de una familia de profesionales que se han destacado en la política, los medios de comunicación y la medicina. Dicho homenaje, que tendrá lugar el jueves 26 de agosto, es una iniciativa de la Cámara Panameña del Libro que le solicitó al Gobierno Nacional la imposición de la orden Manuel Amador Guerrero en el grado de Comendador, en medio de la celebración cultural más relevante en nuestro país.

Noris Correa de Sanjur volvió a la palestra el año pasado (aunque nunca ha salido de ella) cuando se le incluyó en la exposición ‘Panameños Ilustres’, del Museo Antropológico Reina Torres de Araúz. Más recientemente recibió el reconocimiento ‘Mujeres que dejan Huella’ de la Asociación de Empresarias y Profesionales de Panamá.

Esta dulce señora, de 84 años, dirige hoy con cariño y esmero el centro cultural Mi Pueblito, ubicado en las faldas del Cerro Ancón, el mismo al que le canta Amelia Denis de Icaza en su inolvidable poema.  Nació en Macaracas, Los Santos, y en esos parajes cursó sus estudios primarios. Los secundarios los realizó en la Normal Juan Demóstenes Arosemena, en Santiago de Veraguas, recibiéndose como maestra de Primera Enseñanza. Posteriormente se tituló como Profesora de Educación Secundaria, con especialización en Ciencias Sociales en la Universidad de Panamá. Combina su dedicación a la enseñanza y la estructuración de los textos escolares con las vivencias de haber levantado a sus cuatro hermanos, ya que su madre falleció siendo ella adolescente y asumió las riendas de ese hogar con temple y mucho esfuerzo.

Tiene a su haber 27 textos escolares y material didáctico que han orientado a la niñez y juventud panameñas. Estos libros, que han sido editados y re-editados, abarcan las ciencias sociales en general, geografía e historia de Panamá, valores morales, textos multigrados desde el 3ro. al 6to. grado, para escuelas sub urbanas, un Atlas Geográfico de Panamá y una colección de figuritas escolares, que se usan desde pre escolar hasta VII grado (éste es bilingüe). Corona este impresionante abanico con un cancionero de alrededor de 300 títulos para tener siempre presente los recuerdos del pasado (mayormente boleros).

Lo innovador de los textos multigrados es que en un solo libro están reunidas todas las materias que da un niño en la escuela. Tan innovadora fue esa idea que fue plagiada sin empacho. El de figuritas surgió como un genial invento ante la urgente necesidad que tienen los padres de estar correteando imágenes para las tareas de sus hijos.

Un texto que comprende temas como los derechos cívicos y morales de los niños y las niñas, cuya materia es esencial para las escuelas de nivel primario, está en proceso que el despacho de la Primera Dama disponga editarlo y regalarlo a los estudiantes. Tiene una obra de tipo ecológico inédita que contempla las aves en peligro de extinción en nuestro país, y que se piensa editar como un libro de colorear. Todos sus textos son permanentemente actualizados y se utilizan en los grados de educación básica y pre media. A través de ellos la Profesora Correa trasluce el amor que siempre ha sentido por la docencia, su preocupación por la buena enseñanza que debe impartirse tanto en los hogares como en las aulas escolares y, más importante, la vocación de maestra que adora escribir para los más pequeños, aquellos que se van a formar por medio de sus enseñanzas.

La confección de textos escolares no es cosa fácil. Para ello la profesora Correa se capacitó a través de la Organización de Naciones Unidas –que le otorgó una beca – y ha seguido actualizándose por medio de otros seminarios y su participación en importantes foros. En una reciente entrevista publicada en ocasión de su inclusión en la muestra ‘Panameños Ilustres’, la profesora Noris manifestó: “nuestra historia patria es hermosa, y los libros están allí para contarla a las nuevas generaciones. En los textos intenté plasmar de manera interesante la hermosa historia de Panamá. Y en mis años de docente, siempre procuré que las clases fueran amenas y participativas’.

La Prof. Noris frente a una de las polleras que se exhiben en Mi Pueblito