Archivos de la categoría Artículos publicados en 2018

ENTRE ORIENTE Y OCCIDENTE

Por Mariela Sagel, La Estrella de Panamá, 15 de abril de 2018

      Estambul, en la República de Turquía, es una de las tres ciudades en el mundo que está en dos continentes, Europa y Asia.  Fue capital del Imperio Romano de Oriente y del Imperio Otomano.  Se le conocía como Bizancio primero y después como Constantinopla. Se distingue por sus portentosas edificaciones, la icónica basílica bizantina de Santa Sofia, que data del siglo VI; la Mezquita Azul, la primera en tener seis minaretes, además de muchas otras que le dan una pátina de misterio y belleza a la mega urbe en la que hoy se ha convertido. El Palacio Topkapi fue morada de varias generaciones de sultanes. La ciudad fue el escenario del desmantelamiento del Imperio Otomano que llevó a cabo Mustafá Kemal Ataturk en 1923, que constituyó una verdadera revolución tanto social como económica que dura hasta nuestros días.

Pero no solo Estambul es digna de visitar, también están Ankara, la capital, que es la sede del gobierno y donde hay un Museo de las Civilizaciones de Anatolia -del Asia menor- y un mausoleo en honor a Ataturk que impresiona por las dimensiones y lo que muestra.  Existe un exacerbado culto a la personalidad de Ataturk y sorprende que el mismo perdure casi un siglo después de su gesta libertadora.

Capadocia no solo ofrece el paseo en globo que la ha hecho famosa -y que está muy bien organizado-, saliendo al alba y con pilotos profesionales que se han certificado en esta destreza. Cada día suben entre 150 a 200 globos, en un viaje sobre la caprichosa geografía que ofrece vistas impresionantes.  Dura como 40 minutos y se desciende suavemente.  Pero también tiene otros atractivos, como la ciudad subterránea y el museo al aire libre, con iglesias rupestres decoradas con frescos.  Hay una gran devoción por San Jorge que, aunque nació en Grecia, se le conoce como de esa región y cuya fecha conmemorativa coincide con el día del libro, 23 de abril.  Las formaciones conocidas como las torres de hadas son distintivas de Göreme.

Camino a Pamukkale se puede visitar un monasterio de los derviches, una mezquita y el mausoleo el profeta sufí Mevlana.  Los derviches eran parte de una cofradía ascética, y se les representa bailando. En Hierápolis se visitan unas calzadas calcáreas que forman unas piscinas descendientes y donde uno puede caminar recibiendo todos los beneficios de aguas termales.

Efeso fue la capital del Asía Menor en la época Romana y se pueden visitar diferentes monumentos arqueológicos donde se aprecia la famosa biblioteca de Celso y el templo de Adriano.  Un lugar que ofrece mucha paz es la casita donde vivió la Virgen María.  Kusadaki, a orillas del Mar Egeo tiene los restos de un hospital para enfermos mentales.

De allí se sigue a Troya, al sitio donde se libró la batalla con ese nombre y que conserva una réplica del famoso caballo.  Después se llega a Cannakale, a orillas del estrecho de los Dardanelos, y se cruza esta vía marítima en ferry para volver a Estambul, la ciudad de Orham Pamuk, que fue premio Nobel de Literatura en el año 2006, que él define entre amargada y melancólica.

Pamuk, en su magnífica obra llamada “Estambul”, nos adentra en los entresijos de esa urbe que se resistía a ser occidentalizada.  El misterioso Bósforo, que no es un río ni un canal, es un punto estratégico entre el Mar de Mármara y el Mar Negro.  El escritor quiso ser pintor y estudió arquitectura, pero al final se dedicó a la literatura.  Vale la pena, para adentrarse en la aventura de Mustafá Kemal Ataturk, leer la novela de Kenizé Mourad “De parte de la princesa muerta”, que relata el desplome del imperio otomano desde la óptica de una niña de 12 años.

Panamá tiene embajada en Turquía desde septiembre de 2015.  La decisión de abrir una embajada en Ankara obedeció al interés nacional de fortalecer las relaciones con todos los países, especialmente con aquellos con los que conjuga intereses comunes.  Turquía es observador ante el Sistema de Integración Centroamericano (SICA) y ante la Organización de Estados Americanos (OEA).  Es además el principal socio comercial que tiene el país en la región centroamericana a tal punto que ahora contamos con un vuelo directo de la aerolínea Turkish Airlines. Ambos países son socios estratégicos en el tema humanitario, tan sensitivo hoy día, y esa nación es la que más refugiados alberga en el mundo, acogiéndose al mandato de la I Cumbre Humanitaria de Naciones Unidas, en la que Panamá participó activamente.

 

Nuestro país está dignamente representado en Ankara por el embajador Jorge H. Miranda, de probado profesionalismo y ejecutorias en el servicio exterior, que les ha dado un impulso definitivo a las relaciones de Panamá y Turquía.  El embajador turco en Panamá es Deniz Ozmen.

 

 

 

 

¿HASTA CUANDO CON LOS INSULTOS?

Por Mariela Sagel, El Siglo, 9 de abril de 2018

      Como me encuentro lejos de Panamá y parte del proceso de vacaciones es el de desconectarme del estercolero que allá se vive, trato de no leer noticias y de enterarme de lo mínimo necesario para no amargarme la existencia.  Pero siempre me llegan las glosas de La Llorona y los comentarios por WhatsApp de mis amigos además de que de vez en cuando me meto en Twitter.

Es así como me he enterado de que Panamá finalmente tomó cartas en el asunto de las relaciones con Venezuela.  Aunque no ha sido una postura ejemplar, ya que la política exterior de este gobierno dista mucho de saber qué hacer y en el momento que debe hacerlo, seguramente el mayor freno que tuvo el presidente para llegar a ese punto de ruptura fueron los intereses de los dueños de Copa.

También he sabido que finalmente avanza el proceso de destitución de los directores d la Junta Directiva del Canal Corcione y Mizrachi. Por paviolos. Personas como ellos, que no les interesa cumplir con el honor que se les confiere al nombrárseles a tan distinguidos cargos no merecen estar allí.  Distan mucho de estar a la altura y es obvio que fueron allí a hacer negocios.  Los trabajadores deberían exigir, en esta coyuntura, que se nombre a un representante en ese sector, como en antaño hubo.  Sin ellos la vía interoceánica no funcionaría.  Es justo que estén representados, y con dignidad.

Pero lo que más me ha disgustado, en la corta distancia donde me encuentro, es la mamarrachada del ex viceministro Zarak en Twitter.  Se le nota la amargura que tiene porque a su esposa no la ratificaron como magistrada para seguir gozando de estar en posición de poder después de que esta deleznable gestión acabe. Pero eso de mandarnos a “mamar” si no nos gustaba que sus hijos tengan ya la camiseta de la Copa Mundial de Fútbol demuestra la clase de individuo que es.  Parece que insultarnos por Twitter es algo endémico del Ministerio de Economía.