Archivos de la categoría Educación

ARTESANOS DEL LENGUAJE

Por Mariela Sagel, La Estrella de Panamá, 23 de abril de 2017

 Hoy 23 de abril se conmemora el Día del Libro, celebración que tiene gran relevancia en muchos países y que cada año adoptamos con mayor entusiasmo en Panamá.  Se designó esta fecha para rendir homenaje a esos compañeros necesarios e inseparables, que son fuente de conocimiento, entusiasmo, relajamiento y que curan muchas heridas, los libros.

El 23 de abril de hace 401 años murieron, en diferentes lugares del mundo, el padre de la novela moderna, Miguel de Cervantes, autor de Don Quijote de La Mancha, William Shakeaspere, el escritor más importante de la lengua inglesa, y el Inca Garcilaso de la Vega, el «primer mestizo biológico y espiritual de América», que supo conciliar su herencia americana con la europea.  Gracias a una iniciativa del gobierno español, en 1995 la UNESCO designó este día con el objetivo de rendir tributo universal a los libros y sus autores.

En Cataluña, donde es una verdadera fiesta con que se celebra el Día del Libro, se regala una rosa, y coincide con el día de San Jorge, porque Jorge de Capadocia, primero mártir y después un santo, también murió un 23 de abril  pero del año 303.  Según la leyenda, el caballero Jorge defendió a una princesa contra un dragón  clavándole una espada que lo mató y de la sangre que brotó del cuerpo sin vida del mountruo nació una rosa roja que le ofreció a la princesa.  En las Ramblas es un verdadero carnaval el día del libro y la tradición se mantiene en regalar rosas y libros.

En Alcalá de Henares, lugar del nacimiento de Miguel de Cervantes Saavedra, se entrega tradicionalmente el Premio Cervantes, el galardón que otorga el Ministerio de Cultura de España a las propuestas de candidatos que les presenta las Academias de la Lengua de los países de habla hispana.  Si bien nos es el de más cuantía, es muy prestigioso. Fue instituido hace 41 años, y solamente 4 mujeres lo han recibido: María Zambrano, Dulce María Loynaz, Ana María Matute y Elena Poniatowska.  Este año lo recibió el escritor catalán Eduardo Mendoza, célebre por su libro “La verdad del caso Savolta”, “La ciudad de los prodigios” y “Riña de gatos”, con el que ganó el Premio Planeta en el año 2010, entre otros muchos títulos.

Los reyes de España entregaron en una ceremonia muy concurrida y elegante el premio el pasado 20 de abril, revestida de toda la solemnidad que merece celebrar la lengua de Cervantes.  El Rey Felipe VI se refirió al ganador, Eduardo Mendoza, como un “verdadero artesano del lenguaje” y el Ministro de Cultura español le dedicó sendos elogios.  Eduardo Mendoza dijo que había leído el Quijote cuatro veces, la primera por obligación en la escuela y las siguientes por devoción, y en cada ocasión encontró diferentes lecturas.  A quien se le ha llamado el escritor serio más divertido de la literatura española le asaltó la duda de si verdaderamente Don Quijote estaba loco y se respondió, en esa pieza que fue su discurso:   “es que don Quijote está realmente loco, pero sabe que lo está, y también sabe que los demás están cuerdos y, en consecuencia, le dejarán hacer cualquier disparate que le pase por la cabeza”. Y añadió con el mismo tono zumbón y melancólico, sin subrayados, que usó durante todo el discurso, bromeando en cada párrafo pero sin anunciar las bromas: “Es justo lo contrario de lo que me ocurre a mí. Yo creo ser un modelo de sensatez y creo que los demás están como una regadera, y por este motivo vivo perplejo, atemorizado y descontento de cómo va el mundo”.

En Panamá celebramos a Cervantes y a Shakeaspere y al Inca Garcilaso.  En años anteriores tanto la Universidad de Panamá, como la Biblioteca Nacional y la Cámara del Libro han organizado lecturas continuadas de El Quijote en estas fechas en años anteriores.  Este año, en el Centro Cultural de España-Casa del Soldado, en las Bóvedas, arrancará la lectura del Quijote por todo el que quiera pasar y recrearse con esta obra esencial y fundamental para nuestra lengua, mañana lunes desde las 9:30 am.  Una hermosa forma de hacer la diferencia hacia los indigentes intelectuales que abundan en este país.

EL ARTE QUE INTEGRA

Por Mariela Sagel, Facetas, 16 de abril de 2017

En todas las disciplinas, desde la seguridad hasta la limpieza se habla de integración o del concepto integral.  Mucho se nos ha repetido que se han implementado planes de seguridad integral, o de que la salud debe ser integral (que lo abarca todo).  En las manifestaciones artísticas, en el arte, también se puede aplicar este concepto, integrando la música, la danza y el diseño junto a otras, como puede ser la pintura, la escultura, el teatro o las letras.  El próximo 19 de abril, en el Teatro Anita Villalaz, a las 7:30 p.m la Asociación Diplomática en Panamá presentará una función bajo el título de este artículo, pero lo más interesante son los generadores de estas manifestaciones.

Es un evento cultural solidario, con un concepto innovador en Panamá, que tiene como propósito apoyar y promover la increíble labor de tres importantes programas locales de integración social a través del arte que son:

La Escuelita del Ritmo (Música), ubicada en Portobelo, provincia de Colón,  por medio de la cual se fomenta la música y el arte como instrumentos de desarrollo, buscando el mejoramiento de la calidad de vida y la inclusión social de niños y adolescentes en condiciones de vulnerabilidad. www.laescuelitadelritmo.org

Enlaces (Danza Contemporánea), es un programa preventivo para niños y adolescentes en riesgo social, de 9 a 18 años, de la Comunidad de San Felipe y áreas aledañas, que a través de la danza contemporánea busca el desarrollo de su potencial artístico y brindarles herramientas de auto-cuidado y de habilidad social.  www.fec.org.pa/enlaces

IntregARTE (Taller de Moda): es la primera marca penitenciaria de Panamá registrada por el Ministerio de Gobierno, que trata de respaldar los mejores productos elaborados por mujeres privadas de libertad que con sus manos y talento pueden crear y construir una nueva realidad, que es la clave para contribuir al desarrollo de sus familias y al proceso de su propia reintegración social. Esta  marca recientemente fue promovida por las principales figuras del gobierno, que las lucieron en actos públicos en respaldo a esa iniciativa https://www.facebook.com/integrartepa/

La Asociación Diplomática en Panamá se enfoca en brindar un mejor futuro a niños, adolescentes y mujeres, y la señora Ana Pessoa e Costa, Presidenta de esta asociación y esposa del Embajador de Portugal nos cuenta:

En todos los países hay una asociación diplomática y siempre he estado involucrada en ellas.  Es una forma de integrarnos y facilita el poder conocer el país donde llegamos.  En Lisboa tenemos una Asociación de Diplomáticos Portugueses y como somos de carrera, siempre he colaborado en ella.  Es una misión, un compromiso con nuestra labor.  Creo que ahora tengo la madurez de enfrentar estos retos, porque he acumulado conocimientos y experiencias que me permiten apoyar las iniciativas que impulsen la inserción social.

Es importante que la asociación genere confianza y que todos los países que la forman aporten a los proyectos, y que éstos perduren.  Nosotros estamos poco tiempo, debemos actuar con rapidez y asertividad para hacer un trabajo solidario.

Propusimos una estrategia de retos, para que todos nos enfocáramos e identificamos esos proyectos en forma puntual, que fueran diferentes, especialmente en lo que concierne a las reclusas o privadas de libertad.  Hicimos una donación de telas a IntegrArte, el proyecto del Sistema Penitenciario, y a partir de allí analizamos cómo darle continuidad a esa donación, para que tuviera continuidad, que no quedara solo allí.

En Mozambique tuve una experiencia parecida, y pensé que se podía iniciar un concepto innovador en Panamá.  Estaba segura de que se podía lograr algo visionario, y como conozco al chico que maneja la escuelita en Portobelo (es portugués) que hace arte e integración a través de la música lo sumamos.  Así empezó a evolucionar el concepto, buscando visibilidad a estas dos ramas del arte.

Ana Pessoa e Costa en el comedor de su residencia, frente a una imponente reproducción del Palacio Real de Queluz, antigua residencia de los reyes.

Entonces me puse a buscar la danza, y conocí a la directora de Enlace.  Así nació ese concepto diferente y de allí el título “El arte que integra”, para que perdure, para que quede el concepto y evolucione.  Ojalá que se realice una vez al año y dé paso a otras manifestaciones.  Esta es la semilla y es la primera vez que se hace en Panamá.  Es una gran oportunidad de crear un evento cultural solidario para dar visibilidad a estas organizaciones, donde cada uno va a hablar de su proyecto.  Se necesitan becas y otras cosas y que las empresas que tienen responsabilidad social apoyen.

La asociación tiene como misión apoyar proyectos sociales.  Tenemos una obligación moral con ellos.  El evento del 19 de abril es gratuito, es una tarima para las organizaciones que hemos escogido para esta primera presentación, y nosotras, la Junta Directiva, vestiremos los diseños de IntegrArte.

Va a ser un evento elegante, un poco intimista pero busca ser una donación de la asociación a la sociedad, a la vez que es una promoción de estos tres proyectos, de lo que poco se conocen.

IntegrArte es más que vestido, es una forma de resocializar a estas mujeres que están presas, para que salgan de allí y sean útiles, descubran un talento.

Durante mi carrera he estado involucrada en proyectos que ofrecen oportunidades a individuos que son drogadictos, alcohólicos, buscando la reinserción social, allí donde están las situaciones más difíciles.  La vida personal se hace más completa si seguimos lo que Fernando Pessoa señaló: Todo vale la pena cuando el alma no es pequeña, y eso es algo que tengo muy presente.  Es un pensamiento que resume mucho, porque hay resistencia cuando uno quiere hacer cosas diferentes.  Tengo fé que ese evento se va a hacer por muchos años, cada vez mejor y sumando otras manifestaciones.

Estoy muy contenta, feliz de representar a mi país y abrir la misión portuguesa en Panamá.  Siempre trato, cuando hago proyectos, que echen raíces y que perduren, más allá de nuestro paso por Panamá.  De allí nuestro lema: Vivir, sentir, compartir Panamá.  Ese lema lo resume todo. Es importante que los que están en la asociación sigan esa conducta, que nos involucremos.  Hay que compartir nuestras culturas, conocimientos y experiencias de nuestros países.

La esposa del Embajador de Portugal ha unido su profesión al buen gusto y su vivienda es una muestra de ello, con la mezcla ecléctica de diferentes estilos y objetos de arte.

Es una obligación moral, de mi parte, y del resto de las que integran la asociación y las acciones que ha hecho así lo atestiguan.  Seguiremos haciendo actividades vinculados con el arte y la cultura, porque son los que integran.  En Panamá hay muchos recursos y se pueden hacer muchas cosas.

Esta dinámica dama, que une a su vocación de servicio como esposa de diplomático una carrera profesional en el campo de la publicidad y mercadeo, ha servido a su país en Inglaterra, Austria, España y ahora en Panamá, como los primeros Embajadores de Portugal que se establecen aquí.  Su esposo, compañero y amigo, el embajador Pedro Pessoa e Costa, ha sido el pionero en establecer una misión portuguesa en este país y su casa es un despliegue del arte que caracteriza ese país, reconocido mundialmente por su cerámica, porcelana y cristalería, y por sus vinos y gastronomía.  La Asociación Diplomática en Panamá tiene más de 20 años de estar vigente pero solamente obtuvo su personería jurídica hace 7 años y en la directiva acompañan a la señora Pessoa e Costa las esposas de los embajadores de Chile, Perú, Israel, Italia, Brasil, Unión Europea, Parlatino y también una diplomática panameña, que se han sumado de manera entusiasta a las iniciativas trazadas por la señora Pessoa e Costa.

Fernando Pessoa decía: “Todo vale la pena cuando el alma no es pequeña”