Archivos de la categoría Educación

Los derechos de los ciudadanos

MARIELA SAGEL
marielasagel@gmail.com

Para muchas personas es totalmente desconocido que, como clientes, consumidores y ciudadanos, tenemos derechos y en la mayoría de los casos, no sabemos dónde ir a reclamarlos. Es así como a pesar de que se dice que todos tenemos derecho al debido proceso (es decir, a que se presuma de la inocencia y se respeten las garantías de los panameños) se han tomado acciones que violentan esas garantías, como ha sido caso de las medidas cautelares contra el ex presidente Pérez Balladares y más recientemente, la forma rampante como se removió de su posición a la procuradora, Ana Matilde Gómez. Cuando analizamos la forma en que han sido tratados ellos nos ponemos a pensar, cómo nos tratarán a unos pinches hijos de la cocinera, que no tenemos los recursos ni el perfil de los medios para denunciar los atropellos.

Otros derechos que a diario se violan y que aunque sean menores no dejan de alterar la vida diaria, son los que conciernen a la prestación de los servicios públicos. El Ente Regulador estableció, cuando fue creado, metas estrictas de cumplimiento para que las transnacionales que obtuvieran las concesiones, con el fin de que los clientes de estos servicios no se quedaran eternamente esperando una solución ante un daño o queja. Por ejemplo, las transmisoras de electricidad tienen un tiempo perentorio para restablecer un servicio y de paso, darle el crédito correspondiente al cliente que se ha visto afectado por el daño en cuestión.

Las telefónicas igual, tienen unos días para instalar una nueva línea o para reparar una que se haya dañado, y quizás es por eso que así como tienen metas que cumplir, su meta es que ninguno de sus clientes se atrase en el pago, y para ello hacen uso de toda clase de presiones para recordarle a los clientes que deben apersonarse a pagar su cuenta a tiempo.

Las empresas que prestan el servicio de telefonía celular son otro cuento, y de horror. A pesar de que están en feroz competencia, una de ellas, Movistar, sigue con la misma mentalidad colonialista que trajo a los españoles al istmo y en sus centros de atención se viven a diario verdaderos dramas de personas que reclaman, con justa razón, el pésimo servicio que reciben.

Es hora que todos los panameños conozcan sus deberes y sus derechos. Las empresas de servicios públicos deben tener, a primera vista y al acceso de todos los que se acercan a sus oficinas, un folleto que en su momento exigía el Ente donde detallaba estos deberes y estos derechos. Para reclamos, ante la insensibilidad de los que dan la cara en los centros de atención siempre se puede ir a la ACODECO, que debe velar por la protección de los consumidores. Si no hacen esto, seguiremos siendo víctimas de los abusos de estos chupacabras y también, en cualquier momento, de la violación de los derechos elementales.

A las mujeres en su día

MARIELA SAGEL*

Todos los años escribo alrededor del Día Internacional de la Mujer, insistiendo en que todos los días son nuestros. En esta ocasión y por darse ciertas felices circunstancias, quiero dedicar este espacio a dos mujeres que estarán y han hecho historia en Latinoamérica, y una más que hace mucho tiempo convalidó la capacidad que tenemos en el género de alcanzar los más altos puestos y carreras que nos propongamos, sin descuidar la atención de una casa y lo que sus labores conllevan.

Laura Chinchilla es la primera mujer que llega a la Presidencia de la República de Costa Rica. Su perfil arroja que es una mujer profesional, supremamente calificada para el puesto, porque ha ejercido puestos públicos de alto perfil (vicepresidenta y ministra de Gobierno), así como laborado en organismos internacionales y desplegado sus conocimientos en varios países. Una mujer sobre la que se posan muchas esperanzas de que continúe la labor del presidente saliente y Premio Nobel de la Paz, Oscar Arias, quien puso a Costa Rica en la vía de la modernización largamente postergada, especialmente en cuanto a la apertura de los servicios públicos se refiere (telefonía y electricidad), así como dio el gran paso de romper relaciones con Taiwán para establecerlas con la República Popular China, como debe ser.

La futura presidenta asumirá el cargo sin que sea producto de una relación de alcoba con algún político. Su padre fue contralor de la República y su mentor ha sido, sin dudas, el actual presidente, pero su capacidad y créditos profesionales son los que nos hacen tener esperanza en que el género va a quedar muy bien, contrario a lo que actualmente hace la singular y mediática presidenta de Argentina.

Su homóloga Michelle Bachelet sale de su gestión con el más alto índice de aceptación (antes del terremoto) que haya tenido un gobierno en esa sociedad tan cerrada y elitista como la chilena. Según el destacado escritor Antonio Skármeta, la presidenta de la concertación, que da paso a un gobierno de derecha tras 20 años de la caída de Pinochet, se merecía un final de gestión más festivo que entregar un país en escombros. Sin embargo, el balance de su gobierno da positivo y Chile es hoy, aún con los imponderables sísmicos, sino el primer país, el segundo en Latinoamérica con la economía más robusta, con más apertura y sobre todo, con mejores oportunidades para sus nacionales y para las inversiones.

Bachelet también tiene su pasado combativo y militante, estuvo presa durante la dictadura militar y se supo levantar por encima de las adversidades para conducir a un país —de por sí muy machista— con decisión. Como todo no puede ser color de rosa, enfrentó muchísimos problemas en los cuatro años de gobierno, pero aún así termina su mandato con un 80% de aceptación. Capeó el temporal de la crisis económica mundial del 2008 y el país salió airoso, y al hacerlo no recurrió a los aspavientos típicos de su vecina.

La tercera mujer a la que quiero honrar en este 8 de Marzo es a

Ellen Henrietta Swallow Richards
Ellen Henrietta Swallow Richards

, quien fue de las primeras féminas cuya formación y posterior desempeño se dio en el campo industrial, químico y ambientalista en los Estados Unidos, en el siglo antepasado, o sea, en los años 1800”s. Fue una pionera en el aspecto de la economía doméstica y la primera mujer que fue admitida en el Massachusetts Institute of Technology, donde se convirtió en la primera del género en el campo docente. Era una feminista pragmática, como ella se definía, así como una precursora del “ ecofeminismo ”, que respaldaba la teoría que el trabajo de una mujer que hace labores domésticas en su casa contribuía a un aspecto fundamental de la economía.

Para todas las mujeres de mi patria, feliz día y sigamos ganando espacios, haciéndonos respetar como profesionales y como dignas representantes del género más fuerte que existe, el nuestro.

Laura Chinchilla, presidenta electa de Costa Rica
Laura Chinchilla, presidenta electa de Costa Rica
Michelle Bachelet, ex presidenta inmediata de Chile
Michelle Bachelet, ex presidenta inmediata de Chile