Archivos de la categoría El accionar público

VIVA EL 9 DE ENERO

Por Mariela Sagel, El Siglo, 8 de enero de 2018

     Mañana 9 de enero conmemoramos un año más, el No. 54, de la gesta patriótica que llevaron a cabo un grupo de estudiantes del Instituto Nacional, para hacer cumplir el acuerdo que habían firmado los presidentes Roberto F. Chiari con el estadounidense John F. Kennedy en 1962, para que se izase la bandera panameña en varios sitios de la Zona del Canal.  El presidente Kennedy había sufrido un atentado que acabó con su vida apenas unos meses antes de los sucesos de enero de 1964 y seguramente lo que motivó a los estudiantes a irrespetar nuestra bandera no era la conmoción de su asesinato, sino la actitud soberbia y agresiva de los estudiantes de la Escuela de Balboa y de los residentes de la Zona del Canal en general.

Hace 4 años el Movimiento por la Identidad Panameña logró, después de ingentes esfuerzos, que se oficializara el 9 de enero como día de Duelo Nacional, con la reticencia del presidente de entonces, que hoy goza de cárcel en los Estados Unidos, pero gracias a la presión que ejercimos obtuvimos esa conquista.  Ahora debemos honrar como es debido a nuestros mártires, cada uno desde su punto de vista, reflexionar sobre ese acontecimiento y trasladar los sentimientos de patriotismo a nuestros seres queridos, para que ellos de igual forma entiendan que “sin luchas no hay victorias” y que los estudiantes, en su mayoría del Instituto Nacional, estaban en la flor de su juventud y sintieron la sangre hervir cuando vieron nuestra bandera destrozada.

Esa misma bandera que, para los actos conmemorativos del 9 de enero de 2014, a los cincuenta años de ocurrido este hecho, fue restaurada gracias a los esfuerzos de la Autoridad del Canal de Panamá, se estará exhibiendo en el Museo del Canal Interocéanico durante todo el día, con la entrada gratis.  Es una magnífica oportunidad para verla y mostrarla a nuestros descendientes, que no vivieron esos aciagos días o no entienden su significado.

AGENDA DEL 2018

Por Mariela Sagel, El Siglo, 1o. de enero de 2018

Cuando inicia el año se hacen propósitos que en la medida que va desojando el calendario, se van abandonando.  Este año hay tres propósitos a nivel nacional que, si lo permitimos, nos mantendrán entretenidos y querrán que nos olvidemos de todo lo que ha quedado pendiente.

El primero es la participación de Panamá en el Mundial de Fútbol desde mediados de junio al 15 de julio en Rusia.  Panamá tiene ante sí un reto al haber logrado clasificar para participar por primera vez en este evento.  Los panameños, en su mayoría, han desarrollado una devoción por este deporte, al punto de que vimos cómo el gobierno dio el día libre el 11 de octubre pasado, como respuesta a que el equipo panameño logró ese ambicioso lugar.  El fútbol es el otro opio del pueblo.

El segundo es la organización de la Jornada Mundial de la Juventud, que se celebrará a inicios del 2019 pero que ya nos tiene hasta la coronilla por la masiva inversión en publicidad que se está haciendo, sin ninguna necesidad.  Con ser la sede de esta jornada, el gobierno está apostando a que se le perdonen sus pecados y que el hecho de haber conseguido que se celebre en nuestro país y que posiblemente el Papa Francisco viaje en esa ocasión va a hacernos olvidar que, por muy devotos que sea la pareja presidencial, sus actos no están acorde a las prácticas religiosas del cristianismo.  La religión es el opio del pueblo, señaló Karl Marx en 1844.  Nunca ha podido ser aplicado mejor.

El tercero es la pre campaña electoral, donde se decidirán los que aspirarán a los puestos de elección en mayo de 2019.  Los mexicanos le dicen a este año pre elecciones el año de Hidalgo (“es bien pendejo el que deja algo”).  Así veremos luchas intestinas en los partidos y caras nuevas y no tanto aspirando de forma independiente a la silla presidencial.  Debemos estar preparados y que no nos vuelvan a engañar.