Archivos de la categoría El accionar público

Decir misa

23 de Agosto de 2010

La Procuradora separada, Ana Matilde Gómez

En esos duros términos se refirió el presidente Martinelli a las declaraciones de la procuradora separada Ana Matilde Gómez, una vez conocida su condena. Y es que nuestro primer mandatario no se caracteriza precisamente por tener un léxico lleno de adjetivos, sino todo lo contrario, ha dado cátedra de chabacanería y desprecio por el buen verbo. La misma respuesta la dio recientemente el cantante colombiano Juanes, que ha celebrado varios conciertos por la Paz, ante las críticas que le hizo el músico argentino Fito Páez de que sus conciertos son un negocio, señalando que él (Juanes) sabe lo que hace y que los demás “ya pueden decir misa”. ¿Será que nuestro mandatario sabe muy bien lo que hace no sólo él sino lo que hacen sus cercanos colaboradores?

Pero del juicio, sus vicios y también de sus consecuencias inmediatas y futuras, mucho se ha dicho y se dirá. Concentrémonos ahora en lo que pueda ocurrirnos directamente a cada uno y que seguramente la mayoría de los usuarios no saben que está pendiente desde la apertura de las telecomunicaciones. Me refiero a la “portabilidad numérica” y que es la simple transferencia del mismo número de teléfono que uno tiene con un proveedor y se cambia a otro proveedor por mejores ofertas, precios o cualquiera otra razón.

Han sido ya varios los intentos por llegar a tener esa portabilidad numérica, establecida mediante la ley de telecomunicaciones y que debió empezar a regir desde el mismo día que se abrió el mercado, el uno de enero de 2003. Esa rebuscada expresión que pocos entienden y todos los que tenemos derecho a ella ignoramos, ya tiene una mora de siete años.

El caso no es nuevo, en otros países del área, como Argentina, las autoridades obligaron a los operadores a brindar este servicio de forma gratuita, no solamente en la telefonía móvil, sino hasta en la fija. Lo consideran, tal como debe ser, un derecho, toda vez que al cambiar de número de teléfono se pierden clientes, en caso que sea un teléfono comercial. Se acaba de celebrar la licitación para proveer el servicio y estamos a la espera del resultado. Hubo una licitación anterior y tuvo que ser declarada desierta al detectarse irregularidades. Mientras tanto, seguimos en mora con el servicio. ¿Se dirá otra vez que podemos decir misa y se escogerá a los que ya se tienen designados?

Recopilando el pasado

22 de Agosto de 2010

Compilación de artículos desde el año 2003

En el marco de la celebración de la 6ª. Feria Internacional del Libro de Panamá (FIL 2010), que se llevará a cabo del 25 al 29 de Agosto en el Centro de Convenciones ATLAPA, presentará su libro el conocido profesional panameño Dr. Ebrahim Asvat. El título es igual que la columna que nos entrega a diario en las páginas de El Siglo, Bitácora del Presidente, y el libro es una compilación de esas profundas meditaciones que por casi siete años el autor ha ido enhebrando de lunes a viernes. Este libro marca el inicio de una aventura editorial para el autor, ya que así como costó horas de selección y titulación de las bitácoras, de ahora en adelante dice que las publicará en forma anual. Es de todos conocida la trayectoria del Dr. Ebrahim Asvat. Un abogado de prestigio en Panamá, fue el primer civil en ocupar el puesto de Director de la Policía, posterior al desmantelamiento de las Fuerzas de Defensa como consecuencia de la invasión estadounidense de 1989. Producto de nuestro patio, ya que nace y se educa en Panamá, logra un doctorado en la Universidad de Harvard y se dedica por varios años a la docencia en su alma mater, la Universidad Santa María La Antigua. Las inquietudes del Doctor Asvat no han estado ausentes del ámbito de la política tanto nacional como internacional. Su gran dedicación a compenetrarse con los problemas nacionales y en su oportunidad, aportar con su esfuerzo a tratar de solucionarlos, lo colocan en un sitial de ‘libre pensador’ al servicio de los mejores intereses de la patria. Sus pensamientos en cuanto a la espiritualidad –producto de su amplio bagaje— son dignos de emular y es así como Bitácora del Presidente se debe convertir en un libro de referencia obligada para todos los que quieran entender el funcionamiento de muchas gestiones y otras tantas campañas. La idea de hacer una compilación surgió hace un tiempo y gracias a la diligencia del director de las páginas editoriales del periódico El Siglo, Avenabet Mercado, y la ayuda gráfica de Diana Garmendia, más el empuje de Mary Carmen Sánchez y de su fiel asistente Jenny Castillo, se logró ponerle fecha de cumpleaños a esta entrega. Reviste especial importancia el hecho que se presente ante un público como el que asiste a la Feria Internacional del Libro y que tiene a un país invitado como la República Oriental del Uruguay, que ha dado tan extraordinarios escritores y que se precia de ser de las clases políticas más educadas del hemisferio. La incursión del Dr. Asvat en el trajín editorial empezó en El Siglo, cuando en 1999 lo adquirió el grupo en el cual él participa, pero se logró consolidar al adquirir, en 2006, uno de los periódicos más antiguos de América Latina, La Estrella de Panamá, enfilándola a colocarse de vuelta entre los diarios de mayor circulación en nuestro país. Para ello se ha venido rodeando de los mejores profesionales, tanto periodistas, reporteros gráficos, columnistas y de un Consejo Editorial de lujo. En las Bitácoras que resume el libro uno encuentra de todo: desde elevadísimos pensamientos espirituales, tajantes críticas políticas hasta irónicas crónicas de viajes maltrechos por cuenta de unos vecinos de puesto. Una cosa queda clara: el autor no desaprovecha oportunidad para demostrar que solamente leyendo puede uno escribir como él lo hace, nutriéndose de los grandes autores y de los temas más importantes que se tratan a nivel mundial. Y viajando y manteniendo esa curiosidad que no debe abandonarnos nunca a los que queremos crecer internamente. Reitero que Bitácora del Presidente es una referencia obligada para todos los que quieran entender el devenir nacional. Los textos de Ebrahim Asvat son un termómetro para los politólogos que se madrugan para leerlas. La compilación de éstas ha sido más que divertida, porque en el apuro de cumplir con la entrega diaria, muchas veces se vuelven emotivas y se anteceden a los hechos. A través de la lectura de ellas uno va conociendo la profundidad de los pensamientos del autor y de los firmes sentimientos que lo erigen como una autoridad en la materia. El libro, que será presentado en el Salón Chaquira, el sábado 28 de agosto, a las 6 de la tarde, durante la celebración de la Feria Internacional del Libro tiene en su contraportada sendos comentarios de la periodista Michele Labrut y del Ex vicepresidente de la República, Ricardo Arias Calderón, quienes se unen para señalar, acertadamente, que la lectura de las bitácoras ‘es un viaje en la difícil tarea de encontrar la identidad del Panamá moderno’.