Archivos de la categoría Facetas

NUNCA FUI PRIMERA DAMA

Por Mariela Sagel, Facetas, La Estrella de Panamá, 1o. de diciembre de 2017

La famosa escritora cubana Wendy Guerra (que además vive en la isla) escribió en 2008 el libro “Nunca fui primera dama” justo antes de que la editorial Bruguera quebrara.  Wendy había ganado el premio que otorgaba esa editorial en 2006 con la novela “Todos se van” que fue llevada al cine por el colombiano Sergio Cabrera en 2014 y se puede ver por Netflix.

“Todos se van” ganó varios premios adicional al Bruguera, entre ellos el diario “El País” la seleccionó como Mejor Novela en 2006. También recibió el Premio Carbet des Lycéens en Francia (2009) y su edición en inglés “Everyone Leaves” (Estados Unidos, 2012) fue seleccionada por la revista Latina como uno de los 9 mejores libros del año publicados por autores latinoamericanos en Estados Unidos.

Nunca fui primera dama

Con el engreimiento que le dieron tantos galardones, se presentó ante su agente Ana María Moix con un legajo enorme de escritos sobre la siempre impenetrable situación sentimental del comandante Fidel Castro, ya que Cuba, desde su ascenso al poder, no ha tenido primera dama.  Ella buscaba, como en otros de sus libros, la figura materna, esa que tanto la marcó en su niñez y adolescencia, y sobre todo, se centró en la figura de Celia Sánchez Manduley, que era la asistente y posiblemente la amante del comandante, y que murió de cancer en 1980.

La editora tomó su manuscrito y prescindió de unas 200 páginas y la novela que resultó se vendió sorprendentemente bien.  Sin embargo, le faltaba cerrar esa historia y está reedición que presentó en la Feria de Guadalajara lleva el capítulo final titulado “Sin Fidel” y la presentó justo el día que se cumplía un año de la muerte del comandante.

Siendo Wendy tan mediática y expresiva, además de ser la heredera literaria de Gabriel García Márquez (fue su alumna en los talleres de guiones que impartía Gabo en San Antonio de los Baños) explicó junto a su editor y el escritor Luis Muñoz Oliveira, muchas de las situaciones que allí se convierten en lectura adictiva.

Julio Trujillo, editor, la considera una escritora imprescindible de su generación además de valiente, porque escribe desde Cuba y es crítica de las situaciones que allí se dan.  Trujillo explicó que este libro es nuevo y no lo es, pues ha sido revisado, corregido y aumentado y rematado, añadiría yo, una vez se consumó el desenlace biológico de cualquier ser humano, la muerte de Fidel Castro.

Wendy Guerra es también poeta y guionista, además de que escribe para diarios como El Pais, el New York Times, el Nuevo Herald y otros importantes periódicos.

UNA NOVELA LLENA DE TRAMPAS

Luis Muñoz Oliveira empezó diciendo que “Nunca fui primera dama” es una novela llena de trampas en el sentido que son anzuelos que captan lectores, como a los peces. La novela nos sumerge en un misterio, porque los personajes parecen reales.  Nadia Guerra empieza diciendo que ella es nadie y necesita saber quien es su madre, que partió de Cuba.  Eso nos introduce en la intriga a ver si finalmente la encuentra en los varios países que recorre.

Wendy Guerra en la FIL 2017

El segundo anzuelo es la búsqueda de conocerse a uno mismo, acompañado de una prosa magnífica, muy cuidada. Extracto de ese libro que destaca el presentador es “no es lo mismo la nostalgia que la melancolía” y sobre ese tema elaboró la autora.

El erotismo y la sexualidad juegan un papel muy importante en el libro.  Además de la búsqueda y el autoconocimiento, Nadia Guerra, la protagonista, se encuentra una caja y a través de ese hallazgo llega  la vida de Celia Sánchez, la mujer que “Nunca fue primera dama”.

El corazón de la novela es que mientras unos quieren ver el futuro Wendy está escribiendo contra el olvido.

HABLA WENDY

La autora relató la suerte que ha tenido la novela de tener dos editores de lujo, como Ana María Moix y Julio Trujillo.  Dijo que muchos recuerdan a una Cuba “vintage” y ella quiere mostrar la Cuba de hoy.  La portada muestra a Celia trabajando mientras Fidel está reclinado en una hamaca.  Los escritores cubanos “tenemos la obligación de rescatar esa especie de nichos prohibidos que se han cerrado”.  Celia Sánchez fue la directora del Archivo Histórico.  En sus archivos hay objetos, cartas a Fidel, etc.  El héroe en Cuba es esa cosa tiesa, que no hace pipí ni caca. En relación a Fidel, no se le conoció pareja hasta hace unos ocho años que por fin se supo que tenía una esposa.  “Fidel no nos parecía que era un hombre que podíamos tocar y apapachar de vez en cuando”.  Celia viene a humanizar y a frivolizar el asunto.

Con relación a su madre, que era amiga de Celia, llena de facetas y contradicciones Wendy nos ilustra ampliamente.  Su generación fueron niños de apartamentos, cuyos padres se fueron a hacer la revolución, que no tuvieron tiempo para ellos, que hacían cosas inauditas en el aspecto sexual.

La novela es una reconstrucción de esa época. Y una búsqueda de una madre, cuando hay muchos escritores que buscan a su padre.  Cuando Wendy creció tuvo una infancia colectiva.  Ellos se consideran hijos de la patria.

También hubo en Cuba una ausencia de valores católicos en la literatura.  Por eso el compromiso de ella, de contar la verdad aunque sea descarnada y no se le debe mentir al diario íntimo es su premisa. La mejor lección que le dio Gabo a Wendy fue que sacó todo lo que los latinoamericanos escondían.  Su literatura es dura, porque el mundo occidental no se parece a cómo se vive en Cuba. Ella paga las consecuencias, como mujer y como transgresora.

Julio Trujillo señaló que la autora hace un ejercicio de honestidad brutal, un desnudamiento absoluto.  Además el libro es protagonizado por tres mujeres.  Wendy que es la voz narrativa, la madre y Celia, que es el personaje medular.  Es un postulado muy claro.  La búsqueda del padre, que es Fidel, la madre que es la revolución.  Es muy feminista, en el sentido sentimental en donde las mujeres juegan un papel fundamental.  Es un homenaje a los verdaderos héroes de Cuba que fueron sus padres, que trabajaron por la revolución.

El libro tuvo dos vidas, y tuvo una apertura y ahora un cierre, con el capítulo final que culmina la historia con el remate “Sin Fidel”.  Cuando salió la primera vez fue adoptado por el Sistema educativo de Francia por dos años y mucha gente lo leyó.

En Cuba solo hay tres héroes, el Che, Camilo y Fidel. Pero Celia Sánchez estuvo opacada por la testosterona de la revolución cubana.  Para Wendy no ha habido otro canon de adoración como los Beatles, Bob Dylan o Sting, porque siempre la mandaron a adorar a Fidel.  Celia Sánchez fue una gran patriota cubana mucho antes de que Fidel arribara en el yate Granma a las costas cubanas. Su padre fue un médico rural y Celia lo acompañó a desafiar a Batista. Según Wendy, durante el gobierno de Batista el país estaba peor de lo que está hoy Cuba.

A Fidel le hablan de Celia cuando llegan a las montañas y cuando se conocen lo cura, lo atiende y diseña el sistema de seguridad. Cuando triunfa la revolución es Secretaria de Estado. Era ella la que mandaba. Hizo que en los comedores de las escuelas cubanas los niños aprendieran a manipular los cubiertos y a colocar la servilleta en el regazo.  Hizo trabajo con las prostitutas, replanteó el protocolo, y muchas otras obras hasta que muere en 1980.  Para Wendy, si Celia hubiera durado un poco más hubiera habido una Perestroika, un Glasnot, porque ella estaba preparada antes de Fidel, y durante su vida con Fidel para llevar cabo una gestión de país. En su opinión la presidenta de Cuba fue Celia Sánchez y no Fidel Castro.

MADRID, INVITADA DE HONOR DE LA FIL

Por Mariela Sagel, Facetas, 25 de noviembre de 2017

Llegó el fin de noviembre y como siempre, después del Thanksgiving y Black Friday de los gringos, Guadalajara se engalana para recibir a los miles de visitantes que prestigiarán con su presencia la XXXI Feria Internacional del Libro, teniendo a Madrid como invitado de honor.  Es la feria más importante en Hispanoamérica y ha logrado mantener su alta calidad y prestigio todos estos años.

El programa arranca el sábado 25 de febrero con la entrega del Premio de Literatura de Lenguas Romances al escritor francés Emmanuele Carrére y prosigue imbatible con las presentaciones de libros de Wendy Guerra, la escritora cubana que con su presencia voltea a todos y que es la heredera de Gabriel García Márquez para dictar los talleres de escritura.  En esta ocasión, el libro de Wendy “Nunca fui primera dama” viene reeditado y actualizado por Alfaguara con un capítulo final titulado “Sin Fidel”.  Fernando del Paso, que a su edad nos sorprende, también presentará un libro ese día titulado “Linda”.

El momento estelar de este primer día se lo va a llevar, sin lugar a dudas, Fernando Savater, a quien se le rinde un merecido homenaje en el que participarán Ricardo Cayuela, Jorge Volpi, Juan Villoro y Carlos Revés.  Casi inmediatamente el recién galardonado Premio Cervantes, Sergio Ramírez Mercado presentará su último libro, “Ya nadie llora por mí”, mientras que en el Pabellón de Madrid se llevan a cabo innumerables actividades que la rememoran en todos sus sentidos.

El domingo 26 de noviembre se inaugura oficialmente el Salón Literario y le corresponderá nada menos que al escritor newyorkino Paul Auster el honor de esta apertura.  Auster tiene una novela reciente titulada “4321” que seguramente será de las más vendidas en la FIL, como lo son todas sus obras.  También presentarán sus últimos libros la escritora argentina Claudia Piñeiro (“Las maldiciones”), los mexicanos Jorge Volpi (“Contra Trump”) y Juan Villoro (“El Mariachi”), además de una gran cantidad de otros escritores mientras se desarrollan actividades para niños, adolescentes y se realizan encuentros profesionales, de traductores, se comercializan libros y se llevan a cabo presentaciones artísticas.

El lunes 27 de noviembre se llevará a cabo un homenaje a los 50 años de haber recibido el Premio Nobel de Literatura el guatemalteco Miguel Ángel Asturias y tanto Juan Villoro como Sergio Ramírez tendrán protagonismo en las presentaciones de los libros “La utilidad del deseo” del primero y una “Antología personal. 50 años de cuentos 1963-2013” de Ramírez, así como se recordará la vida y obra de Juan Goytisolo y la pareja de escritores españoles Almudena Grandes y Luis García Montero (los Almu, como les dice Joaquín Sabina) debatirán sobre “Poesía y prosa. Amor y matrimonio” mientras continúan las actividades que no paran en el recinto ferial.  Emmanuele Carrére presentará su último libro “Conviene tener un sitio a donde ir”, editado por Anagrama.

Los pacientes del Doctor García

El martes 28 de noviembre le tocará el turno a Álvaro Vargas Llosa presentar su última producción, “El estallido del populismo”, libro coordinado por él con la participación de Enrique Krauze y Sergio Ramírez, que estarán presentes, y en el que colaboraron también Carlos Alberto Montaner, Yoani Sánchez y Roberto Ampuero, entre otros intelectuales.  El libro lleva un prólogo de Mario Vargas Llosa.

El estallido del populismo libro coordinado por Alvaro Vargas Llosa

Almudena Grandes presentará su libro “Los pacientes del Doctor García”, Laura Martínez Belli su más reciente producción, la novela “Carlota” y el gran intelectual mexicano Enrique Krauze también estrena libro nuevo, “México. Biografía del poder 1810-2017”. El premio Alfaguara 2017, que recayó en otro madrileño, Ray Loriga, también se presentará ese día, así como la novela póstuma del mexicano Ignacio Padilla, fallecido el año pasado en un accidente de automóvil, “Última escala en ninguna parte”, por algunos de sus compañeros de la generación del crack, entre ellos Jorge Volpi.

Durante esos días se llevan a cabo innumerables actividades en el recinto ferial, una muy puntual que tiene que ver con la promoción de la lectura, en la cual estará participando Jesús Marchamalo, que hace unos años estuvo en nuestra FIL .

El miércoles 29 de noviembre se estará recordando a la maga de las letras, la editora Carmen Balcells, al año de su desaparición física, por parte de Rosa Montero, que acaba de recibir el Premio Nacional de las Letras Españolas, junto con Fernando del Paso y José Ovejero.  Se realizará un debate con el título “La mujer en la novela actual”, con la participación de Elena Poniatowska (mexicana) y Soledad Puértolas (española).  También se realizará un coloquio dirigido por Rosa Montero titulado “Verdades Mentirosas, Mentiras Verdaderas”, una reflexión sobre el periodismo como búsqueda de la verdad testimonial, y sobre la búsqueda de la verdad sustancial, propia de la ficción literaria.  Se celebrarán los 50 años de la publicación de Cien Años de Soledad, en cuyo acto participarán Tania Libertad, Elena Poniatowska y Benito Tabio, además de Wendy Guerra, su heredera literaria.  El programa sigue con el muy esperado libro “Los suspirantes”, coordinado por Jorge Zepeda Patterson, periodista y novelista, ganador del Premio Planeta en el año 2014 y que se refiere a los aspirantes a la presidencia de México, a menos de un año de las elecciones.  Zepeda coordinó un trabajo similar en el 2012.

Los suspirantes, libro coordinado por Jorge Zepeda Patterson

Continúan las presentaciones de libros con “Maximiliano, emperador de México” del escritor Carlos Tello Díaz el jueves 30 de noviembre y un conversatorio sobre novela negra que sostendrán Lorenzo Silva (Premio Planeta 2012 y que estuvo en la FIL nuestra en 2016) y Marta Sanz.  El gran Jon Lee Anderson, periodista estadounidense que este año vino a Panamá a dictar un taller de periodismo investigativo, tendrá ese día la presentación del tercer número de su libro “Che Guevara, una vida revolucionaria” en novela gráfica (en las ferias anteriores se han presentado los dos números precedentes) y también presentará el 1º. de diciembre su libro “Guerrillas”, que al fin sale traducido.

Francisco Martín Moreno, autor de muchos libros sobre su país, presentará su nuevo libro “México secreto. A un siglo del telegrama Zimmermann” y la Poni, Elena Poniatowska presentará la reedición de su magnífico libro “Juan Soriano, niño de los mil años” así como Marta Sanz el libro “Clavícula”.

El viernes 1 de diciembre sigue la delirante actividad que incluye casi todos los temas que uno imagine, y en lo literario se llevará a cabo “De todos modos Juan te llamas”, coloquio donde participarán Fernando del Paso, Élmer Mendoza y Rosa Beltrán, con Gonzalo Celorio como moderador.

También ese primer día del último mes del año Enrique Berruga presentará su libro “El American Dream”, que fue presentado en nuestra FIL en agosto y Juan Pablo Escobar el último recuento de su padre, “Pablo Escobar, in fraganti”.

El sábado 2 de diciembre se realizarán dos encuentros importantes, el de Periodistas y el de Caricatura e historieta.  El primero reviste un carácter muy especial por las complejas y peligrosas circunstancias que a diario enfrentan los periodistas mexicanos.  Ese día los escritores Blue Jeans (que es el seudónimo de un escritor sevillano de literatura juvenil) y Megan Maxell también presentarán sus últimas producciones.

Para finalizar esta fiesta de las letras, el domingo 3 de diciembre se le entregará el Premio de Periodismo Cultural Fernando Benítez a Graciela Iturbide y se llevarán a cabo actividades literarias para la Tercera Edad. Los booktubers seguirán destacándose y en la explanada de la FIL, se estarán celebrando durante los 9 días de feria diferentes conciertos, incluso uno de Leiva, el cantante español que acompañó a Joaquín Sabina en su más reciente disco, Lo Niego Todo (el miércoles 29 de noviembre).

Una fiesta anual que no me pierdo y un hálito de cultura que no tiene parangón.  Eso es la FIL de Guadalajara.