Archivos de la categoría Facetas

Talleres para amar

Una reseña sobre la escritora mexicana BEATRIZ ESCALANTE

MARIELA SAGEL  

Generalmente no soy lectora de este tipo de libros, pero me llegó, por la gentileza de un amigo, ‘La escuela del amor’, de la escritora mexicana Beatriz Escalante, hace ya un año, cuando se celebró la Feria de Guadalajara del 2009. Me leí el libro gozosa porque es una historia de amistad, de lealtad, de solidaridad y también de mucha picardía. Pregona, en su contraportada, que el amor sí se puede conquistar……el enigma es saber cómo.

El libro me lo enviaron dedicado por la autora, sin que nos conociéramos. Indagué sobre ella e hice ingentes esfuerzos para que su país natal la invitara a la pasada feria del libro, puesto que además de escritora, imparte talleres de narrativa que estoy segura serían de gran relevancia para nuestros escritores, así como también para los aficionados, entre los que me cuento. Ni qué decir de los periodistas, muchos de los cuales por la presión en entregar la noticia, a veces no cuidan la mejor forma de redacción.

La embajada de México ya tenía un escritor invitado y a pesar que toqué otras puertas, no pude conseguir quién la invitara al evento panameño. Un buen día, finalizando el mes de octubre, ya pasada la feria, recibo un mensaje electrónico de la autora, que se encontraba aquí en Panamá pues había venido como jurado del Concurso Ricardo Miró, así que nos citamos para conversar y conocernos, ya que habíamos intercambiado varios mensajes y más o menos sabíamos una de la otra.

Beatriz Escalante tiene a su haber más de 15 libros, entre novelas, cuentos, antologías de literatura mexicana y también estadounidense, donde ha sido docente en centros universitarios, además de haber escrito libros de redacción y de ortografía. La constante en su obra de ficción siempre es la mujer y en el libro que leí, la trama es inusual, una institución en la que se enseña el arte y la ciencia de enamorarse, seducir, elegir pareja, técnicas para besar y muchos otros detalles fundamentales para que una relación tenga éxito.

Por su obra, Beatriz Escalante ha recibido innumerables reconocimientos y premios. Su actividad es frenética: tiene un programa de radio que titula Gramática Inolvidable y ha diseñado métodos para hacer más fácil y ameno el aprendizaje de la lengua española. Su libro de redacción para escritores y periodistas es un texto obligatorio en universidades de México, Estados Unidos y América Latina.

Algunos de los títulos de sus libros, además de La Escuela del Amor, son tan sugestivos como ‘Cómo ser mujer y no morir en el infierno’. ‘Júrame que te casaste virgen’, ‘El Marido perfecto y otros cuentos para mujeres’ y ‘Atrapadas en el erotismo’.

En nuestra reunión-almuerzo, cuando finalmente nos conocimos, además de escucharle la descripción de las actividades que realiza, me contó la fabulosa experiencia que ha tenido impartiendo cursos en universidades estadounidenses, donde incluye también métodos para hablar en público, redacción laboral y escritura creativa. Muchos de estos cursos se los imparte a los conductores y redactores de la televisión, tanto en México como en los Estados Unidos, y los mismos están enfocados a empresas e instituciones que se dedican a la comunicación.

Beatriz también es una fanática de la alimentación, la adecuada ingestión de nutrientes y el balance que éstos deben conllevar y es muy consciente de la forma en que, sobre todo las mujeres, debemos tanto comer como ingerir suplementos vitamínicos, tema que es uno de mis favoritos, es decir coincidimos en muchos aspectos. Adicionalmente, por su pasión relacionada con la alimentación, es chef, y ahora mismo prepara un libro de ensaladas para conservarnos delgadas. Toda una ‘renaissance woman’.

Entiendo que cuando estuvo en Panamá, por cuenta de ser parte del jurado del Concurso Miró, aprovechó a dictar algunos de estos talleres en la Universidad de Panamá. Pero nadie se enteró, o solamente los vinculados a esos círculos. Yo la hubiera llevado al programa Viva la Tarde, al segmento de los libros más vendidos de Telemetro Reporta Matutino, además de organizarle en algún centro cultural, sea Huellas, Exedra, Gran Morrison o la Biblioteca Nacional o hasta en Sanborn’s, unas sendas conferencias y tertulias, donde todos los que sentimos verdadera pasión por la escritura y la lectura nos hubiéramos recreado con la experiencia de esta mujer joven (no alcanza los 50 años) que ha convertido su oficio en un verdadero apostolado.

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara

Una industria con mucho para dar

MARIELA SAGEL, ENVIADA ESPECIAL

marielasagel@gmail.com

La Estrella de Panamá, 5 de Diciembre de 2010

La XXIV versión de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara abrió sus puertas el pasado 27 de Noviembre con un programa general de eventos que confirman por qué es la feria más importante que se realiza en el Continente Americano. Este año el invitado de honor es Castilla y León, cuna del idioma español, y la grandilocuente explanada de entrada impacta a los que asistimos por el impresionante montaje que ha desplegado esta región. A diferencia de nuestra feria, en ésta el público solamente entra después de las 5 de la tarde y durante el fin de semana (es hasta hoy domingo).

Pero la feria desborda gente desde las 9 de la mañana, personas que vienen de todas partes del mundo a reunirse con editoriales, profesionales en temas como edición, derechos de autor, actividades académicas y toda clase de eventos relacionados que elevan esta celebración al alto rango que tiene.

RECUENTO DE UNA CITA LITERARIA

La feria arrancó el sábado 27 de noviembre con la entrega del premio FIL de Literatura en Lenguas Romances a Margo Glantz, y la presentación del libro Vlad, del mexicano Carlos Fuentes (nacido en Panamá por carambola).

También se inició una reunión de las veintidós academias de la Lengua Española, en la que participaron Víctor García de la Concha, su presidente, e Ignacio Bosque, académico que tuvo a cargo el documento Nueva Gramática de la Lengua Española, que se presentó recientemente en Panamá. Se le rindió homenaje por su primer siglo de existencia a la UNAM.

El domingo 28, un día cumbre para la feria, se dio la apertura del Salón Literario, con la conferencia magistral ‘La literatura intercultural’ del ganador del premio Nobel de Literatura Jean-Marie Gustave Le Clezio, quien residió en México por un tiempo y debe sus musas precisamente a esa interculturalidad que existe en la literatura y otras manifestaciones artísticas. Se rindió un merecido homenaje al escritor y dramaturgo mexicano recientemente fallecido Carlos Monsivais, en el que participaron, entre otros, Sergio Pitol, y también un homenaje a otro que partió este año, Tomás Eloy Martínez, argentino.

Se dio un foro de encuentros con la presentación de americanismos y de mexicanismos y una conferencia magistral del ex alcalde de Bogotá, Sergio Fajardo en torno a ‘La cultura como factor de cambio social: el caso Medellín’.

En la explanada se realizaban presentaciones de conciertos, bailes y no dejaban de resonar en el magnífico espacio de la feria los mariachis. Es de resaltar que en esta feria no hay obstáculos en el idioma. Están presentes una amplia representación de libros y publicaciones en inglés, así como de regiones tan remotas como Corea y los países árabes, Francia, Alemania y Canadá. Las Cámaras del Libro de Argentina, Chile, Brasil, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Perú, Uruguay y Venezuela tienen sus bien montados ‘stands’, así como hay representaciones del Banco Mundial, la Unicef y también algunas editoriales universitarias, no solo de México sino de otros países.

Se inauguró el Salón del Libro Africano, se le rindió un homenaje al bibliófilo y hubo una conferencia sobre ‘Los beneficios de invertir en las ferias del libro’ dentro del Foro Internacional de Edición.

La feria sirvió de escenario también para un encuentro de expertos en turismo congregados alrededor de ‘El turismo rural como herramienta de desarrollo regional’. Otra conferencia que fue muy estimulante fue la que estuvo a cargo del agente literario Guillermo Schvalezon, donde se debatió ‘Para qué sirven los agentes literarios’.

Hubo innumerables presentaciones de libros, y entre las que asistí estuvo la del libro ‘Basta de Historias’, del periodista argentino Andrés Oppenheimer, ‘En Busca de Bolívar’ de William Ospina (colombiano) y ‘El sueño del celta’, del Nobel de literatura, Mario Vargas Llosa. Los autores Laura Restrepo (‘La multitud errante’) y Juan José Millas (‘Lo que sé de los hombrecillos’) tuvieron su sesión de firmas en el módulo diseñado para ello, así como lo hizo Xavier Velasco, Carmen Aristegui, Almudena Grandes y Paco Ignacio Taibo II, entre muchos otros que presentaron sus nuevas obras literarias.

Me cuentan, porque no llegué a tiempo para presenciarlo, que el domingo Arturo Pérez Reverte firmó sus libros posterior a la presentación de su magistral obra ‘El Asedio’, una novela que te tiene en jaque hasta el final.

HOMENAJE A UN NOBEL

El prometido homenaje a José Saramago, el escritor lusitano fallecido este año, que fue Nobel de Literatura, fue el viernes, día en que Gioconda Belli presentó su libro ‘El país de las mujeres’, fascinante historia de un país gobernados por mujeres (una matria) que pertenecen al PIE (Partido de la Izquierda Erótica).

Si bien el esperado encuentro con el Nobel de Literatura dejó a muchos decepcionados, porque Mario Vargas Llosa no asistió a la presentación, los que tuvieron a cargo la misma tuvieron una participación tan extraordinarios que me pregunto si de haber estado el peruano presente, se hubieran destacado tanto las intervenciones de José Miguel Oviedo, peruano, docente y crítico literario, y del mexicano Xavier Velasco, que dice se ha leído siete veces ‘La guerra del fin del mundo’. Fue un deleite escuchar a estos dos expertos hablar sobre la obra de Vargas Llosa.

Al encuentro literario de Guadalajara han llegado personas de todas partes del mundo, valorando aquello que el libro es un asunto serio y que la industria, por muchas amenazas que reciba por el avance de la tecnología, tiene mucho más que dar.

En un momento me dijo el librero más importante de la República Dominicana, que si bien la Feria de Guadalajara es la más importante de América Latina, la Feria del Libro de Panamá, con apenas seis versiones (veinte menos que la celebrada en México) ha ido ganando terreno paulatinamente, al punto que él la catalogó como el ‘orgasmo de las ferias’.