Archivos de la categoría Facetas

CONVERSACIÓN A TRES VOCES

Por Mariela Sagel, Vida y Cultura, 26 de agosto de 2018, La Estrella de Panamá

En la reciente Feria del Libro estuvieron en Panamá los escritores Javier Moro (España) y Patricio Fernández (Chile) para presentar sus últimos libros, “Mi pecado”, del primero, y “Cuba: Viaje al fin de la revolución” el segundo.  Ambos libros los reseñé en su oportunidad, pero me quedó pendiente una entrevista a Fernández, que le hice junto a Javier Moro, que profundiza en su trabajo como director del semanario The Clinic y su oficio de escritor.  Algunas preguntas las hice yo y otras Javier.

PF: The Clinic surge del nombre de la clínica donde fue detenido Augusto Pinochet en Londres por el juez Baltazar Garzón. Quienes lo hacíamos entonces no teníamos nada que ver con el periodismo, éramos un grupo de escritores, poetas, intelectuales, y con el devenir del tiempo fue creciendo y se volvió permanente al punto de que llegó a tener una presencia periodística.

JM: ¿Es básicamente chilena?

Bastante. Cada cierto tiempo hacemos cosas internacionales y por supuesto los temas relevantes a nivel mundial aparecen, pero es básicamente chilena.  Era la revista más leída de Chile, llegaron a venderse 80 mil números semanales, pero ahora está online y hoy día debe vender cerca de 10 mil impresos.  La venta de papel ha caído radicalmente.

JM: Es lo que ha pasado con los libros…. En España ha bajado la venta de libros impresos en 45%… Y luego veo que han cerrado librerías por todos lados. Si tomas el ejemplo del Corte Inglés, donde antes tenías los libros en la planta baja, ahora los tienen en el 4 piso, lo que no ayuda a que la gente compre más… El libro como que pierde importancia en la sociedad.  En los aeropuertos es difícil encontrar una librería.

PF: En Chile los libros parece que se han mantenido, en los últimos diez años ha aumentado la venta de libros.  Pero no es que seamos una sociedad lectora ni nada parecido, todo lo contrario, es por el crecimiento económico.

Patricio Fernández en Las Bóvedas

JM: ¿Y el mercado de las librerías cómo anda en Chile?

Hay más librerías que nunca… Para mí es un misterio porque tengo la misma impresión que tú, que la gente lee menos, que el libro ha perdido terreno, pero hay más librerías, se abren más librerías que las que se cierran,

MS: Y sobre Nicanor Parra, del que fuiste muy amigo, ¿qué me dices?  Eran tan distantes generacionalmente…

PF: Fui muy amigo de él los últimos 20 años, participaba con mucho entusiasmo en The Clinic, tuvo una sección durante bastante tiempo. Para mí Nicanor es de los intelectuales que más me interesa, enchufamos, y tuve la suerte de que le habré caído bien y no sé, me adoptó.  Tenía 103 años cuando murió, pero hasta los 101 estaba perfecto, clarito de mente.

MS: ¿Por qué se dice que es una revista sarcástica?

PF: Al inicio se hacía en el computador de mi casa, era una hoja doblada, una especie de performance, nada indicaba que eso fuera a ser periodismo o que iba a durar más de uno o dos números.  Yo no fundé una revista, pero continuó. Nace cuando en Chile además no existía la ley de divorcio, era un espacio de apertura cultural.  Menciono lo de la ley de divorcio porque a pesar de que la dictadura militar había terminado hace 8 años, la cerrazón cultural todavía era muy grande.  En esa revista se decía lo que no se podía decir. No hay pintor, poeta o escritor que no haya pasado por The Clinic.  Era una revista cultural solo que en vez de hablar de cultura la hacía.

MS: ¿Y no se ha reproducido en otros países?

PF: En Argentina lo copiaron unos chicos de manera explícita, se llamó Barcelona.  No sé si todavía dura.  Así como en España salió Mongolia.  Estos sí hablaron conmigo antes de sacarla ya que el director es un chileno que se exiló en España.

MS: ¿Por qué hay tantos poetas en Chile?

Porque salió fallado el país… Es una tradición chilena que se instaló.  Y es verdad que hay muchos, puede ser el aislamiento y se puede especular en torno al tema, pero es una tradición que pesa.  Yo mismo me dediqué a la poesía hasta los 20 años.

MS: También hay muchos en Nicaragua

PF: Sí, es un misterio, en cambio en los países vecinos no ves ese fenómeno…

MS: Estudiaste historia y filosofía, ¿pero alguna vez ejerciste?  También arte renacentista nada menos que en Florencia…

PF: Impartí clases en la Universidad de Chile por mucho tiempo e hice crítica de arte y escribía catálogos a los pintores… Pero yo estudié eso porque en cierto momento lo que quería era irme fuera y lo que me gustaba era escribir, y en lugar de escribir sobre literatura lo hacía de pintura.  Una buena excusa para irme a Italia, y es una buena manera de aprender solamente con salir a caminar y ver cosas.  En los tres años que estuve muy pocas veces me fui de mi departamento a la universidad sin ver algo que me llamara la atención, incluso hay casas privadas que son un tesoro.  Tocas el timbre y pasas a ver un fresco de algún pintor famoso.

JM: Santiago es muy moderno ¿no?

Javier Moro en Las Bóvedas, donde tomó lugar esta conversación

PF: Santiago es una ciudad en donde se ha construido más que en toda Suramérica.  La pudo haber fundado Pedro de Valdivia en el siglo 16 pero el que ven ahora es nuevo.  Comparado en el contexto que estamos es rico y próspero.  Ha disminuido mucho la pobreza, los cordones de pobreza ya no son como antes, hay una clase media muy extendida, poco interesante, muy determinada no por la cultura sino por el dinero, ni siquiera esnob.  En las clases altas hay más esnobismo, que hoy día tienen una gran riqueza. Y en términos de desigualdad es un país muy desigual. Mucho. Cuando terminó la dictadura pinochetista había un 40% de pobres y si acaso ha variado unos dígitos.

JM: ¿Y comparado con otros países, es más caro o más barato?

Ahora está muy caro, versus Argentina que está muy barato en este momento.  Y eso que ése un país que fue el granero del mundo, que tiene extenso territorio para ganadería, después le apareció la soja, pero lo están haciendo todo mal. Ellos han vivido siempre mejor que nosotros, que éramos una provincia miserable.

JM: Pero dependen de los commodities…

PF: Chile también, nosotros dependemos extensamente del cobre, cae el precio y nos vamos a la mierda.  Es demasiado grande la dependencia.  Santiago no ofrece gran cosa para ver, pero la naturaleza chilena es espectacular, el sur y el desierto, San Pedro de Atacama, por ejemplo.

JM: ¿No le vais a dar un corredor a Bolivia?

Para un gobierno ceder territorio es una cosa muy cara.  No es chiste.  Piensa tú que Chile vive de un territorio que le quitó a Bolivia en una guerra, el que produce cobre, Chuquicamata, por ejemplo.  Y los que se oponen al corredor a Bolivia son los peruanos, porque si Chile le quiere dar un territorio a Bolivia tiene que ser en acuerdo con Perú pues de lo contrario, Chile cortaría su territorio en dos.  Y Evo Morales hace política de esto y todo lo que sea búsqueda de soluciones intermedias, sensatas, las objeta porque es su plataforma política.

 

 

 

 

EL ROCK STAR ISRAELÍ DE LA FERIA

Por Mariela Sagel, Vida y cultura, La Estrella de Panamá, 12 de agosto de 2018

El martes 14 de agosto se inaugura la Feria Internacional del Libro de Panamá (FIL), el evento cultural que levanta más expectativas anualmente, tanto por las presentaciones de escritores nacionales como de los internacionales, los foros que se realizan y los pabellones que se llenan de chiquillos ansiosos por entrar al fascinante mundo del libro.  Este año el país invitado es el Estado de Israel y su embajada y la Cámara Panameña del Libro (CPL), que la organiza, han logrado juntar toda una variedad de presentaciones, recreaciones y ponencias, junto a otras delegaciones diplomáticas y organizaciones no gubernamentales y un par de instituciones del estado.

Israel es motivo de inspiración literaria, intelectual e histórica, no exenta de conflictos.  De los que integran su delegación literaria logré hacerle una entrevista a Eshkol Nevo, que es considerado como el escritor de mayor impacto y calidad y al que el mismo Amoz Oz ha elogiado en estos términos: “Una novela fascinante, una historia de amor conmovedora sobre la vida, el amor y la soledad” (en referencia a “Los destinos invisibles, su más reciente relato).

Los destinos invisibles

Eshkol Nevo estudió psicología (sus padres también son psicólogos) y trabajó durante una década en una agencia de publicidad, donde ejercía como copy writer.  Su abuelo materno fue el tercer primer ministro del Estado de Israel, Levi Eshkol (1963-1969) y él lleva su nombre en su memoria, pues nació después que su abuelo había muerto.  Tiene 46 años y además de escribir, imparte clases de escritura creativa junto a su mujer.

Es autor de cuentos, novelas y ensayos, y para la FIL traerá con el sello editorial que le traduce tres novelas magníficas: “La simetría de los deseos”, “Los amores solitarios” y “Los destinos invisibles”.  Veamos qué nos dice Eshkol Nevo.

Eshkol Nevo, autor israelí

MS: En “La simetría de los deseos” se crea un ritual entre un grupo de amigos de reunirse cada cuatro años y empezó en torno a la Copa Mundial de Fútbol.  ¿Eres hincha de ese deporte?

EN: Sobre la reciente Copa Mundial de Fútbol, vi casi todos los partidos y crucé mis dedos cuando jugaba Panamá y otros equipos de América Latina.  Pero “La simetría de los deseos” no es sobre fútbol, es sobre la amistad y qué la empieza y también qué puede hacer que termine. Qué hacer cuando un amigo cercano cambia y se vuelve otra persona, totalmente desconocida.  Es cierto, el libro inicia cuando se realiza el campeonato mundial en 1998, con cuatro amigos escribiendo sus deseos en un pedazo de papel.  La historia sigue con esos cuatro amigos tratando de cumplir esos deseos antes del 2002 (el siguiente mundial de fútbol) y qué pasa con su relación durante ese tiempo.  “La simetría de los deseos” es el libro que más fama me ha dado y el más conocido. Se han hecho obras de teatro en torno al mismo.  Y todavía se me acercan personas para mostrarme los deseos que escribieron para ellos mismos después de leer el libro.

La simetría de los deseos

MS: ¿Por qué América Latina te interesa tanto y es por ello por lo que te has empeñado en aprender tan bien el español?

EN: Fue como enamorarme… Desde mi primer viaje, a Quito, Ecuador, hace 23 años, sentí una atracción especial por el idioma español y la cultura latinoamericana.  Desde entonces he viajado siete veces a esta parte del mundo (ahora puedo conjugar el pasado y dar entrevistas en español). Cuando empecé a viajar a América Latina con mis libros no era para promoverlos, era para hacer nuevos amigos y tener conversaciones interesantes.  El español es uno de mis idiomas principales, después del hebreo.

MS: El segundo libro que te tradujeron al español es “Los amores solitarios” y temías que fuera vetado por los rabinos. No ha sido así.  ¿Por qué podrían oponerse a su lectura?

EN: En realidad es un libro muy erótico y algunas de sus escenas ocurren en lugares escandalosos.  Así que suponía que los rabinos lo prohibirían, pero fue todo lo contrario, se convirtió en un hit entre la comunidad religiosa joven.  A lo mejor porque explora la idea del pecado: ¿qué es el pecado? Y por qué bajo ciertas circunstancias, cometer pecado en la forma correcta de hacer las cosas.

Los amores solitarios

MS: Tu tercer libro traducido al español, “Los destinos invisibles” lo presentaste el año pasado en la Feria del Libro de Buenos Aires.  ¿Por qué crees que tuvo tanta aceptación?

EN: Es un libro de una búsqueda, un hombre está buscando a su padre, que se marchó a América Latina.  Y fue descubriendo, pista tras pista, que este padre tenía miedos y pasiones secretas que su hijo nunca se imaginó.  La idea del libro me vino cuando estaba “mochileando” por Guatemala.  Conocí a un canadiense de 65 años que estaba triste y confundido. Y me pregunté: ¿quién buscaría a este solitario individuo si se perdiera? Para ser muy preciso pasé dos semanas en Argentina y Bolivia investigando.  Y me tomó más de 8 años encontrar el tono épico correcto para la novela. Escribí por lo menos 32 borradores.

MS:  Haberte formado como psicólogo y trabajado en agencia de publicidad como copy writer tiene todo el sentido del mundo. Los publicistas deberían conocer por qué los consumidores se comportan o adquieren ciertos hábitos o costumbres. ¿Fue buena la experiencia?

EN: En realidad, la escritura fue un acto de rebeldía contra estas dos disciplinas o profesiones. No me gustaba la tendencia a generalizar ni la de manipular la naturaleza de la publicidad.  Así que empecé escribiendo para mí mismo, sin clientes, o sin la intención de vender cuentos.  Traté y aún lo hago, de ver a cada personaje como si fueran únicos.

Eshkol Nevo

MS: Tus padres (que son psicólogos) están vivos. ¿Los ves con frecuencia?

EN: Sí, ellos tienen un vínculo muy fuerte con mis hijas. De hecho, estoy ahora mismo chateando con mi madre para coordinar una reunión familiar para el sábado, antes de mi viaje a Panamá.  Ellos están muy orgullosos de mi éxito como escritor, a pesar de que tengo que viajar mucho para promoverlos. Mis hijas (y mi esposa) no piensan que soy un autor famoso.  Solamente me ven como un esposo y padre.  Espero que sientan que yo las amo mucho. Ellas son la realidad. Lo demás es ficción.

MS: ¿Estás escribiendo una nueva novela o una serie de cuentos y si es así, ¿cuándo podemos esperar leerlas?

ES: Estoy publicando un nuevo libro en hebrero la próxima semana.  Es un relato muy personal y fuerte. Así que estoy feliz pero también me coloca en una situación muy vulnerable.  Quisiera olvidarme de todo cuando estoy en Panamá, encontrar lectores, charlar con nuevos amigos, bailar y conocer lugares bonitos en tu país.

El autor israelí

 

Eshkol Nevo tendrá una frenética actividad durante el desarrollo de la FIL: participará en un taller de escritura de conflicto, en un conversatorio con escritores emergentes, impartirá un taller sobre escribir memorias y visitará las escuelas judías.

Babelia, suplemento cultural de El País, de España ha dicho, como se recoge en la contraportada de “Los destinos invisibles” que es “un autor del que sin duda volveremos a hablar” y El Mundo lo cataloga como “el escritor israelí del momento”.

The Observer ha dicho de “Los amores solitarios” que Eshkol Nevo “escribe con sensibilidad, honestidad y humor”.

Le Monde se refiere al autor como “un escritor de verdad, de los que tratan de ir más allá de la superficie y lo visible para adentrarse en los sentimientos” (“La simetría de los deseos”)