Archivos de la categoría Literatura

EL ROCK STAR ISRAELÍ DE LA FERIA

Por Mariela Sagel, Vida y cultura, La Estrella de Panamá, 12 de agosto de 2018

El martes 14 de agosto se inaugura la Feria Internacional del Libro de Panamá (FIL), el evento cultural que levanta más expectativas anualmente, tanto por las presentaciones de escritores nacionales como de los internacionales, los foros que se realizan y los pabellones que se llenan de chiquillos ansiosos por entrar al fascinante mundo del libro.  Este año el país invitado es el Estado de Israel y su embajada y la Cámara Panameña del Libro (CPL), que la organiza, han logrado juntar toda una variedad de presentaciones, recreaciones y ponencias, junto a otras delegaciones diplomáticas y organizaciones no gubernamentales y un par de instituciones del estado.

Israel es motivo de inspiración literaria, intelectual e histórica, no exenta de conflictos.  De los que integran su delegación literaria logré hacerle una entrevista a Eshkol Nevo, que es considerado como el escritor de mayor impacto y calidad y al que el mismo Amoz Oz ha elogiado en estos términos: “Una novela fascinante, una historia de amor conmovedora sobre la vida, el amor y la soledad” (en referencia a “Los destinos invisibles, su más reciente relato).

Los destinos invisibles

Eshkol Nevo estudió psicología (sus padres también son psicólogos) y trabajó durante una década en una agencia de publicidad, donde ejercía como copy writer.  Su abuelo materno fue el tercer primer ministro del Estado de Israel, Levi Eshkol (1963-1969) y él lleva su nombre en su memoria, pues nació después que su abuelo había muerto.  Tiene 46 años y además de escribir, imparte clases de escritura creativa junto a su mujer.

Es autor de cuentos, novelas y ensayos, y para la FIL traerá con el sello editorial que le traduce tres novelas magníficas: “La simetría de los deseos”, “Los amores solitarios” y “Los destinos invisibles”.  Veamos qué nos dice Eshkol Nevo.

Eshkol Nevo, autor israelí

MS: En “La simetría de los deseos” se crea un ritual entre un grupo de amigos de reunirse cada cuatro años y empezó en torno a la Copa Mundial de Fútbol.  ¿Eres hincha de ese deporte?

EN: Sobre la reciente Copa Mundial de Fútbol, vi casi todos los partidos y crucé mis dedos cuando jugaba Panamá y otros equipos de América Latina.  Pero “La simetría de los deseos” no es sobre fútbol, es sobre la amistad y qué la empieza y también qué puede hacer que termine. Qué hacer cuando un amigo cercano cambia y se vuelve otra persona, totalmente desconocida.  Es cierto, el libro inicia cuando se realiza el campeonato mundial en 1998, con cuatro amigos escribiendo sus deseos en un pedazo de papel.  La historia sigue con esos cuatro amigos tratando de cumplir esos deseos antes del 2002 (el siguiente mundial de fútbol) y qué pasa con su relación durante ese tiempo.  “La simetría de los deseos” es el libro que más fama me ha dado y el más conocido. Se han hecho obras de teatro en torno al mismo.  Y todavía se me acercan personas para mostrarme los deseos que escribieron para ellos mismos después de leer el libro.

La simetría de los deseos

MS: ¿Por qué América Latina te interesa tanto y es por ello por lo que te has empeñado en aprender tan bien el español?

EN: Fue como enamorarme… Desde mi primer viaje, a Quito, Ecuador, hace 23 años, sentí una atracción especial por el idioma español y la cultura latinoamericana.  Desde entonces he viajado siete veces a esta parte del mundo (ahora puedo conjugar el pasado y dar entrevistas en español). Cuando empecé a viajar a América Latina con mis libros no era para promoverlos, era para hacer nuevos amigos y tener conversaciones interesantes.  El español es uno de mis idiomas principales, después del hebreo.

MS: El segundo libro que te tradujeron al español es “Los amores solitarios” y temías que fuera vetado por los rabinos. No ha sido así.  ¿Por qué podrían oponerse a su lectura?

EN: En realidad es un libro muy erótico y algunas de sus escenas ocurren en lugares escandalosos.  Así que suponía que los rabinos lo prohibirían, pero fue todo lo contrario, se convirtió en un hit entre la comunidad religiosa joven.  A lo mejor porque explora la idea del pecado: ¿qué es el pecado? Y por qué bajo ciertas circunstancias, cometer pecado en la forma correcta de hacer las cosas.

Los amores solitarios

MS: Tu tercer libro traducido al español, “Los destinos invisibles” lo presentaste el año pasado en la Feria del Libro de Buenos Aires.  ¿Por qué crees que tuvo tanta aceptación?

EN: Es un libro de una búsqueda, un hombre está buscando a su padre, que se marchó a América Latina.  Y fue descubriendo, pista tras pista, que este padre tenía miedos y pasiones secretas que su hijo nunca se imaginó.  La idea del libro me vino cuando estaba “mochileando” por Guatemala.  Conocí a un canadiense de 65 años que estaba triste y confundido. Y me pregunté: ¿quién buscaría a este solitario individuo si se perdiera? Para ser muy preciso pasé dos semanas en Argentina y Bolivia investigando.  Y me tomó más de 8 años encontrar el tono épico correcto para la novela. Escribí por lo menos 32 borradores.

MS:  Haberte formado como psicólogo y trabajado en agencia de publicidad como copy writer tiene todo el sentido del mundo. Los publicistas deberían conocer por qué los consumidores se comportan o adquieren ciertos hábitos o costumbres. ¿Fue buena la experiencia?

EN: En realidad, la escritura fue un acto de rebeldía contra estas dos disciplinas o profesiones. No me gustaba la tendencia a generalizar ni la de manipular la naturaleza de la publicidad.  Así que empecé escribiendo para mí mismo, sin clientes, o sin la intención de vender cuentos.  Traté y aún lo hago, de ver a cada personaje como si fueran únicos.

Eshkol Nevo

MS: Tus padres (que son psicólogos) están vivos. ¿Los ves con frecuencia?

EN: Sí, ellos tienen un vínculo muy fuerte con mis hijas. De hecho, estoy ahora mismo chateando con mi madre para coordinar una reunión familiar para el sábado, antes de mi viaje a Panamá.  Ellos están muy orgullosos de mi éxito como escritor, a pesar de que tengo que viajar mucho para promoverlos. Mis hijas (y mi esposa) no piensan que soy un autor famoso.  Solamente me ven como un esposo y padre.  Espero que sientan que yo las amo mucho. Ellas son la realidad. Lo demás es ficción.

MS: ¿Estás escribiendo una nueva novela o una serie de cuentos y si es así, ¿cuándo podemos esperar leerlas?

ES: Estoy publicando un nuevo libro en hebrero la próxima semana.  Es un relato muy personal y fuerte. Así que estoy feliz pero también me coloca en una situación muy vulnerable.  Quisiera olvidarme de todo cuando estoy en Panamá, encontrar lectores, charlar con nuevos amigos, bailar y conocer lugares bonitos en tu país.

El autor israelí

 

Eshkol Nevo tendrá una frenética actividad durante el desarrollo de la FIL: participará en un taller de escritura de conflicto, en un conversatorio con escritores emergentes, impartirá un taller sobre escribir memorias y visitará las escuelas judías.

Babelia, suplemento cultural de El País, de España ha dicho, como se recoge en la contraportada de “Los destinos invisibles” que es “un autor del que sin duda volveremos a hablar” y El Mundo lo cataloga como “el escritor israelí del momento”.

The Observer ha dicho de “Los amores solitarios” que Eshkol Nevo “escribe con sensibilidad, honestidad y humor”.

Le Monde se refiere al autor como “un escritor de verdad, de los que tratan de ir más allá de la superficie y lo visible para adentrarse en los sentimientos” (“La simetría de los deseos”)

LAS PROMESAS INCUMPLIDAS

Por Mariela Sagel, Facetas, La Estrella de Panamá, 5 de agosto de 2018

Lo primero que le viene a uno a la mente es que el título “Promesas incumplidas” se refiere a la falta en que han caído los gobernantes en hacer válidos sus planteamientos de campaña.  Pero en esta oportunidad hablamos del libro que se titula así, “Promesas incumplidas” del filósofo español Javier Moscoso, que se presenta en Panamá esta semana, y que es una “historia política de las pasiones”.

Moscoso vino hace dos años para la Feria Internacional del Libro de Panamá (FIL) y presentó durante la realización de ésta su “Historia Cultural del Dolor”, que es un tratado de las experiencias humanas que nos pertenecen a todos.  Nos anticipó que estaba trabajando en el libro que ahora ha venido a presentar y que fue publicado el año pasado bajo el sello Taurus de la editorial Penguin Random House Mondadori.

Promesas incumplidas

Javier Moscoso es profesor de investigaciones en el Instituto de Historia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), una agencia estatal adscrita al Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades del gobierno de España, doctor en Filosofía y ha sido profesor invitado por algunas de las mejores universidades y centros de investigación del mundo, incluyendo la Universidad de Harvard, la de Chicago, el Instituto Max Planck en Berlín y la Sorbona, en París.  “Historia cultural del dolor” ha sido traducido al inglés y al francés, y esa edición, la francesa, recibió el premio Libr’à Nous en el año 2015.

Su nombre y apellido son similares a los de un político y jurista español que fue Ministro de la Presidencia del primer mandato del presidente Felipe González, desde 1982 hasta 1986.  Hace dos años, cuando vino a Panamá, le pregunté si la coincidencia del nombre le había causado confusiones y si eran parientes.  Me aclaró que no tenía ningún vínculo familiar, que el apellido era común y que tener el mismo nombre ha sido una suerte y una condena.  Suerte porque su homónimo fue un hombre que supo entender la función pública, concedió una serie de privilegios en términos de días y tiempo de libre disposición a los funcionarios, que se conocen como “los moscoso” y eso ha hecho mucho bien, y le ha abierto puertas cuando ha realizado gestiones. Pero también es una condena por tener que ir explicando que no tienen relación. Por ejemplo, cuando se presentó el libro “Historia cultural del dolor”, el periódico El Mundo hizo una reseña, señalándolo como uno de los mejores libros del año y puso la foto del exministro.  El jurista Moscoso tiene 86 años y nuestro guapo filósofo apenas 52.

El filósofo Javier Moscoso

LA CONFIGURACIÓN EMOCIONAL DEL PRESENTE

Javier Moscoso se acerca a lo que Juan Villoro definió como la cortesía del filósofo: la sencillez.  Esa definición se la escuché el año pasado al escritor mexicano en un acto de homenaje al también español, y también filósofo, Fernando Savater.  Ya desde el libro que presentó anteriormente nos anunciaba que el dolor del desamor, el del corazón roto, era uno que examinaba a profundidad en su próximo libro.  Me dijo, en forma textual que “Esto es parte de la historia de las ambiciones, porque las personas entienden que tienen derecho a casarse por amor, y que pueden casarse fuera del matrimonio de conveniencia, entonces entienden que su nuevo vínculo emocional está construido sobre unos parámetros, y entonces aparece un fenómeno muy interesante, la promesa incumplida en el contexto amoroso, la traición amorosa, que deriva en los celos. Pero si nos atenemos solamente a la traición amorosa, aquellas personas que han sido abandonadas a sus esperanzas sentimentales padecen una enorme cantidad de sufrimiento.  Un sentimiento que se ha visto muy bien reflejado en la literatura, pero poco estudiado en otras ciencias”.

En este libro vemos un trazado casi cincelado de la historia del sentimiento de igualdad, de la ambición insatisfecha, de la ambición ligada a la promesa igualitaria y al desengaño que marcó el Romanticismo, e indaga en el papel que la indignación, la cólera, el resentimiento, la envidia o el amor desempeñaron en los cambios sociopolíticos de los últimos siglos.  Ambición, resentimiento, celos… “Promesas incumplidas” explora las emociones más estrechamente relacionadas con la rivalidad, pero también la fraternidad, el patriotismo, la compasión o la amistad.

Para poder hacer llevadera la lectura de este magnífico libro, Javier Moscoso toma la referencia de un escritor que se encerró voluntariamente en un asilo-prisión y con la ayuda de una gran cantidad de fuentes documentales, explora el destino, esencialmente oculto y olvidado, de las pasiones humanas.

Este preciado tratado de la historia política de las pasiones tiene ocho secciones, que van desde la demencia, la pasión expatriada, la promesa igualitaria, la economía moral de la ambición, la pasión contrariada hasta las pasiones de la rivalidad, el amor y el tratamiento moral.

Empieza diciéndonos, en la introducción, que “quien miente no quiere recordar, quien incumple sus promesas busca que los demás olviden, quien deshonra sus acuerdos persigue reconstruir el pasado de modo que el eco de sus viejas palabras caiga en la indiferencia”.

     Y continúa estableciendo que “quien miente realmente calla.  Quizá con el tiempo, se dice, la letanía de su silencio llegue a sugerir que nada tuvo lugar como los demás lo recuerden.  Tal vez los años consigan borrar la sombra de la sospecha o la marca de la ignominia.  Quizá la traición pueda reinterpretarse a la luz de un presente más benévolo o sumergirse para siempre en la oscura noche de la desmemoria”.

Javier Moscoso

Tal como fue su mecánica de estudiar las pasiones, “si la memoria prevalece, la historia de la deslealtad se confundirá con la historia de la locura”.  Se desarrollan escenarios que lo hacen a uno meditar y realmente meterse en el intrincado mundo de las pasiones, sin que el libro sea de autoayuda, muy por el contrario, es una forma de profundizar en la forma en que reaccionamos ante las denuncias, desde las acusaciones de infidelidad matrimonial, los celos profesionales e inclusive, las traiciones familiares y un tema que en este año cobra especial relevancia, la falta de cumplimiento de las promesas políticas.

Javier Moscoso cumplirá una apretada agenda durante toda la semana, ya que sostendrá una conversación con el Comité Nacional de Bioética bajo el título “Descifrando el dolor: una discusión desde la filosofía, la medicina, la naturaleza, la literatura y el arte”, que será moderado por la Dra. Ela Urriola, evento que se llevará a cabo en la Biblioteca Nacional el martes 7 de agosto a las 6:30 de la tarde; un conversatorio bajo el título “Las emociones en la política y la política de las emociones” el 8 de agosto, a las 7 de la noche, en la Centro Cultural de España-Casa del Soldado, en coordinación con el Centro de Iniciativas Democráticas (CIDEM) en el que participarán junto al autor los politólogos Jorge Giannareas y Giulia de Sanctis; la presentación del libro en la Librería de Panamá Viejo, el jueves 9 de agosto, a las 6 de la tarde y un café filosófico  con el título “Pasiones de la modernidad: el amor y el miedo como dispositivos políticos” con la participación del grupo El laberinto de Dionisos, de la escuela de filosofía de la Universidad también en la Casa del Soldado, en el Casco Antiguo, el viernes 10 de agosto a las 5 de la tarde.  Todas estas actividades están abiertas al público.

Hablar de filosofía en un país que desdeña las humanidades toma relevancia desde el punto de vista de que urge rescatar su práctica y también su estudio.  La filosofía es una doctrina que usa un conjunto de razonamientos lógicos y metódicos sobre conceptos abstractos como la existencia, la verdad y la ética basados en la esencia, las características y las causas y efectos de las cosas naturales como el ser humano y el universo.  Fue acuñada por Pitágoras en la Antigua Grecia y significa “amor por la sabiduría”.  La integran varias ramas, como la metafísica, la Gnoseología (teoría del conocimiento), lógica, ética, estética, filosofía política, del lenguaje, de la mente y de la historia.

Dejémonos envolver por esta pasión por comprender la configuración emocional del presente leyendo “Promesas incumplidas” de Javier Moscoso y escuchando su sencilla pero profunda explicación de la historia política de las pasiones.